Esperanza para McLaren: Brawn no quiere sanciones en parrilla

FÓRMULA 1

Esperanza para McLaren: Brawn no quiere sanciones en parrilla

Ross Brawn, el director deportivo de la F1, en Spa.

SRDJAN SUKI

EFE

El director deportivo de la F1 quiere evitar casos como el de McLaren, que suma 205 posiciones de sanción este año por cambios de motor.

Aún está por confirmarse eso de lo que toda la Prensa habla, el cambio de Honda a Renault en McLaren para el año que viene. Cansados de los japoneses, los británicos buscan dar un salto cualitativo que le permita acercarse a los tres grandes, y retener a Alonso, y confían en conseguirlo con los franceses. Veremos si finalmente se concreta, pero, de momento, los de Woking deben conformarse con la intención que tiene Liberty de acabar de raíz con uno de sus grandes lastres: la acumulación de posiciones de sanción en parrilla.

Con las últimas 65 de Vandoorne en Spa, acumulan nada menos que 205 puestos de sanción en lo que va de año, no hay parrilla en el mundo que cubra tantos. Ross Brawn quiere atajar el problema para hacer de la F1 un deporte más justo: "Odio que las carreras sean afectadas por problemas técnicos. Para un aficionado es difícil digerir que su héroe está al final de la parrilla porque ha cambiado el motor, eso no es un gran deporte. Tenemos que encontrar una solución, ya sea a través de una forma diferente de sanción o eliminándola en su conjunto".

El director deportivo de la F1 tiene en mente varias soluciones y quiere hacer realidad alguna antes de que la nueva normativa de motores llegue en 2021. "Tal vez podamos implementar una mejor solución antes, porque es un aspecto muy impopular. Una de las cosas que se ha sugerido es la pérdida de puntos en el Mundial de Constructores, aunque podría haber otras penas más discretas. Solíamos tener el sistema de tokens y no estaba mal, se complicó un poco, pero se podrían quitar fichas por un tiempo", dice en 'Autosport'.

Pero esas sanciones no son el único objetivo de Brawn, en su punto de mira también está el DRS. Quiere acabar con él: "Lo que realmente queremos es que los coches puedan acercarse uno a otro correctamente y adelantar. Para mí la solución, en la que hemos comenzado un programa, es diseñar los coches para que puedan competir entre sí rodando juntos. Un coche actual está totalmente optimizado para correr solo. Cuando lo hagamos, que es nuestra ambición para 2021, no necesitaremos DRS". Cambios para el futuro... que apuntan en McLaren.

0 Comentarios

Mostrar