El volantazo de Vettel y otros 9 momentos surrealistas de la F1

FÓRMULA 1

El volantazo de Vettel y otros 9 momentos surrealistas de la F1

El volantazo de Vettel y otros 9 momentos surrealistas de la F1

La acción del alemán en Bakú se une a situaciones absurdas e inesperadas que provocaron, incluso, muertes en el Mundial.
GP Abu Dhabi 2017 de F1 en directo online

La colisión voluntaria entre Vettel y Hamilton tras el volantazo del alemán de Ferrari pasará a la historia en el listado de momentos más locos, absurdos, surrealistas o incluso dramáticos de la historia de la F-1. Situaciones inesperadas que cambiaron títulos, crearon héroes, provocaron descalificaciones y sanciones, e incluso llevaron a la muerte a algún piloto. Aquí nueve de los más famosos:

-EE UU 2005: seis monoplazas para jugarse el triunfo

Sin duda una de las carreras más extrañas de la Fórmula 1, una prueba en la que únicamente tomaron la salida seis monoplazas. En los entrenamientos del viernes Ralf Schumacher y Ricardo Zonta sufrieron sendos accidentes a causa de los neumáticos y por seguridad Michelin informó a los siete equipos a los que suministraba que no eran seguros y podrían fallar transcurridas diez vueltas. Por esa circunstancia los 14 pilotos que llevaban monoplazas calzados con neumáticos Michelin boicotearon la carrera dejando sólo seis coches en la parrilla para luchar por la victoria.

-Pryce: morir por un extintor tras atropellar al comisario que lo llevaba

Tom Pryce es sin duda el piloto con el fallecimiento más surrealista de la historia del Mundial convirtiendo el GP de Sudáfrica 1977 en una carrera recordada para siempre. El fallecimiento de Williamson provocó que los organizadores aleccionaron a sus comisarios y miembros de seguridad con la necesidad de intervenir rápidamente. En la vuelta 22, Zorzi sufrió un accidente y dos comisarios cruzaron de forma alocada la pista para sofocar las llamas. En ese momento, Pryce venía con el acelerador a tope, más de 200 km/h, y debido a un cambio de rasante no vio al joven Jansen Von Vuuren (19 años) y lo embistió partiéndolo casi por la mitad.. con el añadido catastrófico de que el extintor que portaba le impactaba en la cabeza a Pryce, semidecapitándolo y matándolo en el acto. Dos muertes instantáneas que nunca debieron ocurrir.

-Lauda regresó supurando sangre por sus heridas

Tan solo 45 días después de su terrorífico accidente en Nurburgring en agosto de 1976, Niki Lauda volvía a subirse al 312 T2 tras haber llegado incluso a recibir la extremaunción en el hospital de Adenau. Daños pulmonares, la pérdida de una oreja, lesiones craneales, el rostro desfigurado, la cabeza vendada con todo empapado de sangre por las heridas aún frescas... no evitaron que acabara cuarto entre una mezcla de admiración y repulsa en el paddock por su precipitado retorno.

-Los coches de choque de Senna y Prost

Ayrton Senna y Alain Prost protagonizaron uno de los duelos más famosos de la historia. Primero como compañero en McLaren y luego con el Profesor en Ferrari y el genio de Sao Paulo en Woking. 1989 y 1990 fueron los momentos estelares con dos finales calcados: en 1989, Prost se proclamó campeón en Japón tras chocar con Senna en la penúltima carrera... Bueno, en realidad tras ser descalificado el brasileño señalado como culpable de una acción que El Profesor provocó en su beneficio. Un año después, Senna le devolvió la jugada al francés y se vengó en el mismo escenario cerrando en la primera curva y provocando el abandono de ambos.

-La conducción ciega de Gilles Villeneuve

Gilles Villeneuve fue para muchos uno de los más grandes, pero su condición de héroe tuvo un momento mágico: el GP de Canadá de 1981. Las lluvias torrenciales dificultaron enormemente la visibilidad pero el padre de Jacques sufrió un problema añadido: se rompió y desprendió el alerón delantero de su Ferrari haciendo que su visión fuera nula. Decidió no entrar en boxes para cambiarlo y condujo en esas condiciones durante ¡seis vueltas! hasta el tercer escalón del podio.

-Williamson: falleció asfixiado sin que nadie reparara en su accidente

Una de las muertes más absurdas de la historia de la F1 se produjo en el GP de Holanda de 1973. Roger Williamson sufrió un pinchazo, perdió el control de su March, chocó contra las portecciones, volcó y el coche quedó envuelto en llamas. David Purley, amigo de Williamson y el hombre que sufrió a la mayor cantidad de Fuerzas G en la historia del ser humano, detuvo su monoplaza consciente de lo sucedido, pero fue el único. Comisarios, servicios de asistencia, miembros de seguridad... creían que el accidentado era Purley y nadie le ayudó en Zandvoort en su frustrado intento de voltear el coche de Williamson que murió asfixiado, no por las quemaduras provocadas por el fuego.

-El 'strike' de Schumacher que provocó su descalificación

1997. Schumacher llegaba líder a la cita final al GP de Europa, en Jerez, con un punto de ventaja respecto a Villeneuve. El Kaiser intentó evitar un seguro adelantamiento del canadiense llevándoselo literalmente por delante en la vuelta 47... pero le salió fatal. El hijo de Gilles aguantó la colisión, acabó tercero, ganó el título y el alemán fue descalificado del campeonato.

-El no título de Massa

El Mundial de 2008 se decidía en la última carrera y Massa necesitaba ganar en su casa, Brasil, y que Hamilton quedará sexto o más retrasado. El brasileño cruzó la meta en primera plaza y en su box estalló la fiesta, los abrazo y la celebración ya que el británico era sexto. 39 segundos de imágenes de festejo de la familia y equipo de Massa que se detuvo drásticamente cuando les informaron que Hamilton había sobrepasado a Glock en la última curva y había terminado quinto y, por tanto, campeón.

-El 'crashgate' de Renault

El GP de Singapur 2008 supuso el llamado 'crashgate' de Renault, un momento vergonzante para la F-1. El 28 de septiembre durante la vuelta 13 el monoplaza de Nelsinho se estrelló contra el muro del circuito en la curva 17. El accidente hizo necesaria la salida del coche de seguridad y su compañero Fernando Alonso, que en ese momento era decimoquinto, acabó ganando la carrera debido a la aparición del Safety. Un año después Piquet acusó a su ingeniero de ordenarle provocar un accidente y la consecuencia fue la exclusión de Flavio Briatore y Pat Symonds de la F1 y la amenaza de suspensión sobre el equipo Renault durante dos años.

0 Comentarios

Mostrar