Estás leyendo

Las siete conclusiones del GP de Las Américas: Rossi, Ducati...

MOTOGP

Las siete conclusiones del GP de Las Américas: Rossi, Ducati...

Las conclusiones del GP de Las Américas de MotoGP.

El liderato de un Valentino incansable abre el Mundial, la moto de Lorenzo da un paso atrás y Zarco continúa impresionando.

Austin

Hay Mundial

La general de MotoGP llegó con Maverick al frente de la misma, con la abultada ventaja de 14 puntos sobre Rossi y 37 sobre Márquez. Eran unos números impresionantes después de sólo dos carreras y se corría seriamente el riesgo de que, si volvía a ganar el GP de Las Américas, podíamos quedarnos sin Mundial en sólo tres carreras. Pues bien, hay Mundial, porque su caída, el segundo de Rossi y la victoria de Márquez le ha apeado del liderato, ha dejado a Valentino líder con seis puntos de ventaja sobre él y ha metido de nuevo a Marc en la pelea, con 12 puntos de desventaja respecto a su compatriota y 18 respecto al italiano. Vaya si hay Mundial, y apunta apasionante.

Lo de Rossi es más de lo mismo

Sin necesidad de ganar ninguna de las tres carreras, Rossi está al frente de la general, y con 38 años. Habrá a quien le sorprenda, pero no a los que nunca dejan de creer en él. Es un purasangre de carreras que gasta la pólvora donde realmente importa, en la guerra, y siempre se las apaña para sacar lo mejor de sí los domingos. En Austin, además, consiguió hacer una buena calificación para salir tercero. Lo demás fue coser y cantar para él. Es el más inteligente en la pista, el que mejor controla sus límites y el que más cree en sus opciones de título. Verse líder le sabe a revancha por lo que vivió en 2015, aunque entonces fue menos inteligente de lo que muestra ahora. Es una especie de Don erre que erre.

Lo de Ducati empieza a ser preocupante

No es que Lorenzo siga sin conseguir buenos resultados con su nueva moto, es que Dovizioso también ha dejado de conseguirlos. En Austin, una pista en la que suele ir fuerte, nada más que pudo ser sexto y no lució en todo el fin de semana. En cuanto al español, fuentes del equipo piden paciencia y esperar al menos hasta pasado Mugello, en junio, para empezar a preocuparse de verdad. Está bien, pero las caras no son de optimismo y prueba de ello es que se le dio al sexto en la parrilla de Lorenzo una importancia impropia en el pentacampeón.

Zarco y la sanción a Rossi

Independientemente del resultado, que es bueno, porque un quinto en MotoGP es bueno para cualquiera que no sea uno de los cuatro fantásticos, Zarco tiene tanta casta que no se corta ni con un hacha. El novato ya dejó el sello liderando en Qatar y luego hizo otro quinto en Argentina, pero a lo que voy es que se faja como si llevara más tiempo en la clase reina, sin importarle que el rival sea una vaca sagrada como Rossi. El italiano ya advirtió el día anterior que el francés era un peligro, por lo bien que iba, pero no se imaginaba que llegaría a tocarse con él en la carrera. Sancionaron al 46, por acortar la pista, pero él entendía que de no haberlo hecho se hubieran ido los dos al suelo. Con razón o sin ella, que para mí la tiene, esas tres décimas de castigo quedaron en anécdota, pero puede sentar un delicado precedente para Dirección de Carrera… ¿Van a castigar cada lance de carrera?

Jerez va a ser la caña de España

Nada más acabar Texas, Maverick ya estaba hablando de que quería subirse a la moto en Jerez. Márquez también tiene muchas ganas de comprobar si va mejor en circuitos que antes iba peor y Jerez es Jerez. Pedrosa piensa que es una pista que tradicionalmente se le da bien y siente que ha vuelto a la senda buena con su regreso al podio. Rossi defenderá liderato por enésima vez y en el trazado andaluz ya venció el año pasado. Lorenzo y Dovizioso han hecho un test privado no hace mucho, así que tal vez, y ojalá, las Ducati vayan mejor que otras veces. Y la afición española, la mejor del mundo, responderá con llenazo, como de costumbre.

Moto2 ha perdido chispa

Moto2 ha pasado de ser la categoría más canalla del Mundial a la más aburrida del campeonato. De un tiempo a esta parte, sus carreras no son tan divertidas como antes y cuesta más ver duelos con adelantamientos por la victoria de última vuelta. Si a eso le sumamos el dominio abrumador del fantástico Morbidelli, con tres victorias de tres posibles, nos quedamos incluso sin emoción en la pelea por el título. Luthi pudo meterle mordiente a la prueba, pero se acomodó como tantas otras veces en tierra de nadie con la segunda plaza garantizada. Prefiero una caída como la de Álex Márquez en Argentina, dándolo todo por intentar ganar, aunque no sea lo más inteligente, que el bodrio de turno del suizo.

Fenati ganó dentro y fuera de la pista

Le pregunté a Fenati tras su victoria en Moto3 qué podía decir si comparaba su felicidad del momento con los problemas que sufrió el año pasado, cuando el equipo de Rossi le echó a la calle en pleno GP de Austria. Su respuesta fue sobresaliente, firmando otra victoria fuera de la pista, porque dijo que la vida te cambia con el terremoto que destrozó su ciudad, no con quedarse fuera del Mundial por unas carreras. Con esa mentalidad, difícilmente volverá a echarle ningún del campeonato en el futuro.

0 Comentarios

Normas Mostrar