F1

"Quién me iba a decir que iba a estar en la lista de Mercedes"

Hablamos con Carlos Sainz en época navideña para hacer repaso de su año y del futuro: "¿Alonso o yo campeones? Él antes, en 2018 quiero luchar yo"

0
"¿Alonso o yo campeones? Él antes, en 2018 quiero luchar yo"
DIARIO AS DIARIO AS

Anda Carlos Sainz con el alma caliente, con la adrenalina de la Fórmula 1 más allá de la emoción de la pista, presente hasta en los debates de caballeros ingleses en el té de las cinco, en los almuerzos franceses a las afueras de París, también en las listas de austriacos que deciden el futuro y en los recuerdos de los suyos que le quieren hasta para perdonar los arranques de juventud. En su segundo año en uno de los deportes más complicados que existen el madrileño ha ido comprendiendo que casi todo está escrito y a él le tocará poner la firma, y eso ya es mucho, ha visto como la novia de toda la vida se casaba con otro, se ha rehecho con los amigos de siempre y finalmente vive la felicidad a la espera de que lo mejor esté por llegar. Hablamos con el piloto español con más futuro de la Fórmula 1, con un señor que tiene más de trescientas personas trabajando para su talento, con un chaval que piensa y siente y brilla, un madrileño con coraje de herencia al que intentamos conocer mejor para saber, por ejemplo, que el regalo para su abuelo paterno es para la eternidad y que la familia, la suya, la de todos… está por encima de cualquier otra cosa…

-¿Verdad Carlos? Me decía que la familia es lo más importante en su vida…

-Sí… yo creo que lo más importante sin ninguna duda es la familia y la salud de mi familia, eso va en conjunto y es lo fundamental y a partir de ahí… todo lo demás.

-Después ya los coches y esas cosas del comer.

-Si hay que poner prioridades la familia es la número, pero quizá luego muy cerca están los coches y la Fórmula 1.

-¿Cómo se toma la Fórmula 1, como un trabajo o como un sueño?

-Ehhh… digamos que la aproximación, el enfoque, la manera en la que tienes que dedicarte a ello y trabajarlo realmente sí es como si fuera un trabajo, eres un profesional, tienes más de trescientas personas contigo, tienes un jefe, gente que trabaja para ti… pero al final no te lo tomas como algo diferente, es como vivir un sueño, un poco como una película que estoy viviendo que para es un objetivo conseguidos increíble, haber llgado y ahora haberme puesto el objetivo de ser campeón del mundo que es un sueño aparte.

-Hablamos de alguien con una situación económica buena digámoslo así, ¿no se está perdiendo muchas cosas por eso de ser campeón del F1? Mire que podría haber sido abogado, qué se yo...

-Pues mira, quizá ahora me pierda pocas cosas porque estoy tan contento haciendo lo que hago que no veo que me esté perdiendo muchas cosas, pero con 17 o 18 años cuando corría en GP3 y tenía que irme a hacer un test a Gales en medio de la nada, lloviendo, a probar ruedas de agua y meterme en ese lío mientras mis amigos del colegio se hacían su primer viaje solos a esquiar y tú no ibas y te perdías tu primer viaje de cole de estos solos y decías, joder que rabia, pero luego de repente volví a casa y me daba cuenta de que era bueno habérmelo perdido y que tenía suerte de haberme perdido esas cosas porque ahora estoy en F-1 y eso es algo que sí que no me hubiera perdido por nada del mundo.

-Tenía una hoja de ruta marcada, ¿hay algo que hubiera cambiado de lo hecho hasta ahora?

-Es una hoja de ruta marcada que al final se ha ido cumpliendo, quizá me hubiese ahorrado el año de sufrimiento de GP3 si hubiera cambiado alguna cosa o hubiera considerado algunas cosas más no te lo voy a negar, pero al final creo que todo pasa por un por qué y ahora estoy en una muy buena posición en mi carrera deportiva pues no lo cambiaría e incluso eso me ha ayudado mucho.

-¿El próximo año también estará donde esperaba?

-Sí, quizá ahora parezca poco, pero ¿Quién me iba a decir a mí que un tercer año en Toro Rosso me iba a parecer poco o se pudiera considerar poco?

-Tras esta pregunta de nuestro compañero Balseiro, brillante como suele, le quería decir… antes ha comentado qué todo pasa por algo, ¿realmente cree que todo tiene un por qué?

-Yo creo que sí, que al final por ejemplo ese año me ayudó mucho a crearme la persona que soy ahora y sin ese año tan duro, si no hubiera sufrido tanto ese año no estaría en la posición en la que estoy, a tener una oferta de Renault, estar en la lista de candidatos de Mercedes, haber sido valorado entre los cinco o seis mejores pilotos del año, pero era mi hoja de ruta, tres años en Toro Rosso y dar un salto, de verdad.

-¿Sainz es un enfermo de Fórmula 1 o es un poco Nico Rosberg?

-Yo soy más tirando hacia enfermo, no digo que Nico no lo haya sido porque para ser campeón del mundo hay que serlo un poco, pero quizá se le ha pasado pronto esa enfermedad, creo que a mí me va a durar un poco más

-¿No cree que no se está siendo justo con él? Se dice que no es un campeón real, no se le pone como el mejor del año…

-Creo que hay que respetarle, en el momento en que eres campeón del mundo debes ganarte el respeto de todo el mundo en la F1 y a partir de ahí eres libre para tomar la decisión que quieras. No veo que a Stoner en las motos se le dijera nada e hizo prácticamente lo mismo e incluso más joven, por tanto el respeto lo tiene y después cada uno puede hacer con su vida lo que quiera y tener puntos de vista distintos, mi respeto lo tiene desde luego.

-Hay que ver todo en perspectiva sí, porque ahora después de todo, parece que lo que sucedió con Verstappen mereció la pena…eso de que Red Bull le prefiriera a él.

-¿Quién me lo iba a decir en Barcelona verdad?

-Aquí sí se puede aplicar eso de que todo tiene un por qué en la vida.

-Sí, todo tiene un por qué y los obstáculos que te va poniendo la vida hay que saber salir de ellos, para mi Barcelona fue uno muy grande, llegar a la carrera de casa, tener que enfrentarme a la presión, también a la mediática, hacer un gran carera pero que él ganase etc… etc…

-De alguna manera siempre hace algo que te eclipsa un poco…

-No entiendo por qué porque uno está en Red Bull y el otro en Toro Rosso

-No lo sé, quizá aún en España tenemos una aproximación futbolera a la F1, nos gusta la rivalidad demasiado, no sé…

-No, no tiene mucho sentido, por eso digo que la gente tiende a compararme mucho con él y en el momento en que ya no somos compañeros de equipo ya no tiene sentido comparar, muchas veces ni me fijo ni sé en qué puesto ha quedado o lo que ha hecho.

-Al menos le aguanta la comparativa, no es poca cosa.

-A nivel internacional parece que esa comparativa me está ayudando y la gente me considera por ello, le tienen tanto en un pedestal que eso hace que a mi también se me valore, así que no me puedo quejar demasiado, pero insisto, desde Barcelona ya no me comparo con nadie, me da muy igual lo que haga y me va bien.

-Se ha hablado mucho de Max, pero ¿Quién ha sido el mejor del año para Sainz?

-Para mi está entre Ricciardo y Alonso, están ahí ahí, es difícil de valorar.

-Vamos a volver a las preguntas más personales, ahora que estamos en época navideña, si la familia es lo más importante, parece claro cuáles son tres las personas más importantes en su vida.

-Tendría que decir seis que son tres en realidad. Mis padres, como primer conjunto, luego mis hermanas y creo que mis abuelos, sin ellos mis padres no hubiesen tenido la educación que han tenido y no me hubiesen podido educar en la manera en que me han educado y eso me hace sentir muy orgulloso, el abuelo que tengo al que conoces bien es alguien muy importante.

-¿Sabe ya les va a regalar en Reyes?

-Una buena pregunta, me lo tengo que seguir pensando. A mi abuelo ya le tengo preparado un regalito, tiene 92 años y le voy a hacer un buen regalo que es venir a los test de Barcelona, organizarle todo para que conozca la F1 que nunca ha estado. A mis padres o mis hermanas no lo se, algo que les haga ilusión.

-Imagine ahora que fuera la última Navidad que pasan juntos, ¿Cuáles serían sus regalos?

-Es la pregunta más difícil que me han hecho en mucho tiempo.

-No es mérito mío, sino de una amiga que me ha enviado un vídeo sobre el asunto, es un experimento que se ha hecho con jóvenes está Navidad en Madrid.

-Bueno, lo que sea, a ver, a ver… Ummm, entonces me tendría que pensar qué les haría de verdad ilusión, pero no es fácil, no es fácil, algo personal, algo de hermano a hermana, de hijo a padre, algo que sepas que se le va a quedar guardado, no es fácil esta pregunta… Ya digo que es la más complicada que me han hecho hoy. Debería ser algo muy especial.

-Hablando de gente especial, ¿quién será antes campeón del mundo Sainz o Alonso?

-Espero que Fernando, lo espero porque en 2017 yo no podré serlo y si no lo soy yo que lo sea él, si no lo consigue en 2017 el próximo año ya me apetece lucharlo, ya quiero estar ahí.

-Mucha suerte, felices fiestas y lo mejor para el año que está por llegar.

-Lo mismo le deseo, que cuente cosas buenas, y los mejor para los lectores de AS.