FÓRMULA 1

Ferrari presiona a Vettel: "Tiene que conducir con más calma"

Son conscientes de que pueden perder al alemán si no le dan un buen coche, pero a cambio Marchionne le pide que mejore su actitud.

Sebastian Vettel en el box de Ferrari.
TORU HANAI REUTERS

Diciembre, época de cenas de empresas, amigos y familias. Momentos en los que se intentan dejar aparcadas las preocupaciones para pasar un rato ameno, algo que fue imposible hacer en la comida de Navidad de Ferrari con los medios. Han tenido una temporada demasiada nefasta como para esconder la decepción detrás de un brindis con champán. Por eso, a su presidente Sergio Marchionne le tocó dar la cara y lo hizo. Es consciente de la gravedad de la situación y de la espantada que pueden provocar en sus pilotos de seguir así.

"Vi a Raikkonen en su mejor momento, pero no sé si querrá estar más allá de 2017", dijo sobre el finés, quizá refiriéndose también a su edad, pero el futuro de Vettel dependería puramente del rendimiento de su coche, y más teniendo en cuenta que Mercedes quiere a un piloto de su perfil para el 2018: "No hemos hablado de extender su contrato aún porque es demasiado pronto, primero debe estar cómodo con el coche el próximo año. ¿Vettel y Mercedes? Lauda habla con todos, pero en 2017 Seb estará con nosotros".

Son conscientes de que pueden perder al alemán si fallan otra vez en la construcción del Ferrari y por eso van a "mantener un ojo puesto en la disponibilidad de otros pilotos", eso sí, a él también le exigen… "Tenemos que darle un coche ganador, de lo contrario no tiene sentido discutir el futuro. Quiere ganar con nosotros, lo sabemos, pero a cambio, tiene que conducir con confianza, más calma y menos agitación, pensando en ganar en la pista, sin entrar en batallas personales", dice Marchionne recordando los desplantes de Seb.

Apartando a Vettel y después de negar algún interés en Paddy Lowe ("Había propuestas, pero no estamos intentando ficharle"), Sergio entró a valorar sus opciones en 2017 sin dar predicciones, algo que hizo para este año y no le fue bien: "No esperéis predicciones. La última vez fui descuidado (dijo que volverían a la cima), pero ahora sólo pido que lo hagamos mejor que en 2016, lo que no parece difícil. Si seguimos sin ganar, la culpa será mía". El coche con el que intentarán renacer se estrenará en Fiorano el 24 de enero. A ver si convence.