Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

Estas leyendo

"Alonso es el más respetado y eso no es nada fácil sin ganar"

AUTOMOVILISMO

"Alonso es el más respetado y eso no es nada fácil sin ganar"

"Alonso es el más respetado y eso no es nada fácil sin ganar"

camposracing

Adrián Campos conoce perfectamente al asturiano y sobre su cambio de equipo lo ve claro: "Sólo él tiene toda la información y seguro que ha tomado la mejor decisión".

Adrián Campos debutó en 1981 como piloto en la Fórmula Nacional y 34 años después ha pasado por todas las facetas dentro del automovilismo. Esta amplísima trayectoria le hace ser una voz relevante al contar con una experiencia difícilmente igualable que incluye, actualmente, ser el jefe de un a escudería que participa en todos los escalones de la pirámide cuya cúspide es la F-1, competición que también conoce de primerísima mano. El valenciano, siempre accesible y directo en su discurso, atendió a AS para hablar de coches, su gran pasión.

-Muchos equipos luchan por mantenerse en una categoría y Campos Racing está participando en seis. ¿Cómo lo hacen?

-Hemos decidido estar en todas las categorías en la promoción de pilotos hacia la F-1. Y en todas ellas, Campos Racing tiene una filosofía adoptada por todos los miembros del equipo: 'Aquí no se tratará a ningún piloto de una manera que a mí no me hubiera gustado que me tratasen cuando yo lo era'. Por desgracia parece que en el mundo de las carreras se exige tratarlos como a trozos de carne que pagan y conducen. Es una sensación angustiosa para un piloto cuando le dicen: 'Ese coche ha ganado carreras, condúcelo porque tienes que hacerlo'. Hay muchas formas de trabajar para sacarles el máximo partido y de hacer un plan de trabajo particularizado en función de las necesidades y del nivel que cada uno tiene. Ahí es donde nosotros damos un plus que hace que los que empiezan con nosotros sigan subiendo a nuestro lado como Álex Palou que este año hará GP3 con nosotros y el próximo espero que GP2. La continuidad es muy importante en el mundo de las carreras, es una filosofía que pasa mucho en las motos. Por eso es importante ofrecerles todos los escalones desde el kárting hasta la F-1.

-El camino empieza en la formación en su academia de pilotos. ¿Cómo funciona?

-Va dirigida a los pilotos que van a salir del kárting y con los que trabajamos todo el año para prepararlos para ser piloto de monoplazas. Es decir, no a los que ya compiten en ellos, sino a aquel piloto que un año antes de salir del kárting nos contacta, empieza a conocer el método y el oficio que necesita: forma física, simulador para conocer circuitos largos, les sentamos por primera vez en un monoplaza y les damos kilómetros en él, les enseñamos a trabajar con telemetría, con los ingenieros... les damos todo aquello que necesitan antes de su primer año de monoplazas. Ese es el fundamento principal de la Campos Academy. Además, todos nuestros pilotos profesionales son asiduos de la academia y a los jóvenes se les cae la baba cuando ven, por ejemplo a Arthur Pic, que ha ganado carreras en GP2, o Álex Palou, que es un ídolo para los chavales ya que salió del kárting y ganó la primera carrera en la que compitió en F-3. Además tiene muchísimo carisma e influye mucho en ellos. 


-El peldaño que les faltaba, la F-4, se crea este año en España y Campos también estará presente.

-Que España sea uno de los cuatro países a los que la FIA ha dado campeonatos nacionales es importante. Por desgracia, no hay mucho piloto español que salga del kárting debido a la recesión y la crisis. Antes salían diez o quince por generación listos para dar el salto a monoplazas y ahora hay muy poquitos. Por tanto la F-4 española se tendrá que nutrir de muchos pilotos latinoamericanos, ya que por idioma y semejanzas elegirán antes venir a España que a Italia o Inglaterra. Por lo que yo sé, los coches de la F-4 ya están construidos, los recursos se han invertido y el campeonato se va a hacer. La RFEdA está apoyando muy fuerte y se están intentado reducir los costes lo antes posible y para equipos como nosotros es importante trabjar con pilotos de 15 o 16 años que salen del kárting.

-Y no sólo ofrecen formación a futuros pilotos, también a ingenieros...

-Sí, tenemos un curso ('master-racing.com') cuyo objetivo es localizar a aquellos ingenieros jóvenes que de verdad son los mejores y darles la oportunidad desde que salen de la universidad para trabajar en un equipo de carreras. Buscamos principalmente Ingenieros aerodinamicos, electrónicos y mecánicos. De ahí nosotros hacemos una selección y los que de verdad son buenos hacemos contratos desde becarios a trabajo full time. El curso también puede hacerlo cualquier aficionado porque el temario vale mucho la pena, mucho más de los 350 euros que cuesta el curso. Está hecho por los mejores ingenieros que hay hoy en España, todos trabajando en F-1 o competiciones muy importantes y alguno como Sergio Rinland que ha diseñado coches de F-1. Hemos buscado un elenco del más alto nivel y de auténtico lujo. El temario va saliendo desglosado por temas y nosotros vamos haciendo controles que nos permiten ir sabiendo quiénes son los mejores.

-Campos Racing tiene muchos pilotos en plantilla y entre ellos uno que apunta a futura estrella: Álex Palou. Hábleme del piloto catalán de 17 años al que usted tutela.

-Desde que empecé con el equipo hace quince años he tenido la suerte y el honor de poder trabajar, en mi opinión, con los dos mejores pilotos que ha dado España, que son Fernando Alonso y Antonio García. Fernando es uno de los mejores de la historia de la F-1 y Antonio es el gran desconocido pero con un palmarés en resistencia que muy pocos tienen con victorias en Le Mans y Daytona. Yo tuve el placer de trabajar con ellos cuando tenían 17 años, como Palou ahora, y han tenido que pasar quince años para ver a otro piloto que a la misma edad tiene el mismo potencial. A lo mejor eso le da para ganar carreras de resistencia o mundiales de F-1, ya veremos, pero es lo más parecido que me ha pasado por delante en oficio de piloto en estos años. Tiene aquello que debe tener para ser uno de los grandes. Tiene la rapidez, la profesionalidad, el carisma, el don de gentes, sabe liderar... y luego es capaz de hacer cosas que los demás no son pueden. Marca diferencias. Otra cosa será las circunstancias que se encuentre en el futuro y si tendrá la oportunidad de demostrarlo o no. Esa es la gran incógnita. Alonso y García han aprovechado sus oportunidades y les ha ido bien, y Álex todavía lo tiene que demostrar.

-Hablando de Alonso y oportunidades. ¿Qué le parece el paso del asturiano de Ferrari a McLaren?

-Sinceramente pienso que todos tenemos que tener el máximo respeto a la decisión que ha tomado Fernando, solo él tiene toda la información y nadie debe opinar al respecto, estoy seguro que ha tomado la mejor decisión. Yo lo único que puedo decir es que le ha tocado vivir la peor época en Ferrari una escudería completamente descabezada, con grandes problemas con Montezemolo que al final se fue y con dirigentes que no sabían de carreras y con una gran incapacidad de formar un grupo de gente que trabajase en la misma dirección, Fernando por desgracia no ha tenido un gran jefe como lo fue en su momento Todt o una figura a nivel técnico respetada por todo el mundo como lo fue Ross Brawn cuando estaba Schumi, el matrimonio Ferrari-Alonso estaba roto por lo que fuera y Honda ha ganado muchos mundiales aunque su última etapa fuera desastrosa. Toda la información sobre el trabajo que va a hacer Honda, del proyecto con McLaren y del presupuesto que van a invertir ambos la tiene Fernando. Y él con todo eso habrá tomado la decisión más justa y que más le haya convenido. El resto del mundo podemos decir lo que nos dé la gana y probablemente él se reirá mucho oyendo y leyendo. Creo que hay que respetar su decisión, que estará totalmente argumentada, y con el tiempo veremos qué pasa. Ojalá sea lo adecuado.

-Sin embargo, el objetivo de Alonso en Ferrari era ser campeón del mundo. No conseguirlo, ¿será una espina clavada que le acompañará siempre?

-Sinceramente no lo sé, pero podría ser cuando no ganas por tu culpa; sin embargo, cuando no lo haces porque la gente que está al frente no hace las cosas bien, pues no lo creo. Sería de tontos estar frustrado por algo de lo que tú no tienes la culpa. Hoy Fernando podría ser cuatro o cinco veces campeón del mundo y por circunstancias no lo es. Eso sí, es bicampeón y cuántos soñaríamos con eso. Además, hay algo en el tema de Alonso que merece darle mucho valor y resaltarlo: su reputación. Con todo lo que ha pasado prácticamente todo el mundo dentro de las carreras está de acuerdo en que es el mejor y, sin duda, es el más valorado y respetado. Y eso cuando no ganas no es nada fácil.

-Para cerrar con McLaren Honda. ¿Por qué cree que eligieron a Button en lugar de a Magnussen?

-Creo que la decisión es la adecuada. El gran lujo que yo he visto en F-1 fue cuando Briatore tuvo a Alonso un año parado sabiendo ya quién era Fernando. En McLaren están desarrollando un motor nuevo y han optado por la gran experiencia de Button dejando al más inexperto como test driver. La evolución, al no haber test, se hará en las carreras y cada pequeñito paso lo darán probando. Por eso es clave tener a Button junto a Alonso. Yo entiendo esa decisión e incluso la veo bien. En estos momentos la experiencia es lo más valioso para McLaren.

-La contraposición a esa experiencia de McLaren está en Toro Rosso, con dos debutantes y uno con 17 años. ¿QUé opina de la pareja Sainz-Verstappen?

-Tengo mucho aprecio por Carlos y me alegro mucho por él pero en este momento aún no tengo opinión de lo que podrá hacer en F-1 porque la presión aquí es una cosa con la que convivir no es fácil y hasta que no estás dentro no se puede saber cómo te afectará. Hemos visto pilotos que lo han sufrido y no lo han soportado. Eso sí, tiene mi voto de confianza, está en un gran sitio y cuenta con el apoyo del mejor patrocinador posible así que si las cosas le van bien pueden acabar en Red Bull, que es uno de los mejores equipos de la parrilla. Le deseo todo lo mejor y ojalá las cosas le salgan bordadas. Lo de Verstappen me parece una locura y una falta de respeto para todos los pilotos que ganan los campeonatos en los que participan y no están en F-1. Este mundo es así. Raikkonen fue un caso parecido y salió fenomenal. Ojalá el tiempo les dé la razón porque si no la locura y la falta de respeto se convertirían en algo más serio y más fuerte.

-Muchos cambios, pero los favoritos siguen siendo los mismos que dominaron el pasado año. ¿Seguirá dominnado Mercedes en 2015?

-Yo creo que este año será parecido al pasado. Para mí la incógnita, por ejemplo, será Lotus que llevará motor Mercedes. Habrá más equipos con teóricamente lo mismo que el equipo Mercedes y por ahí se pueden acercar más las cosas aunque todo apunta que los alemanes repetirán dominio. Y veremos hasta dónde llega McLaren y si lo visto por Ferrari en Jerez es verdad o no.

-Por último, ¿cómo ve el futuro de una F-1 cada vez con menos monoplazas en la parrilla?

-Todos los que están quieren ganar y los que lo consiguen sacan partido e invierten mucho por lo que cada vez las diferencias son mayores. CVC, Ecclestone y la FIA deberán tomar decisiones para que las distancias entre el primer y el último equipo se acorten lo máximo posible. Yo soy de la forma de pensar de Briatore que dice que si coges los coches de GP2 y pintas dos de rojo, otros dos plateados, otros dos de Red Bull... y pones a los mismos pilotos, probablemente, los que estén delante serán los mismos, pero el espectáculo será alucinante. Además podrá llegar ese joven nuevo y con talento que se peleará con ellos. Eso es lo que pasa en el automovilismo americano, pero la F-1 es el máximo exponente de la tecnología. Se ha rumoreado una posibilidad como sería la SúperGP2 para dar oportunidad de competir con este coche en F-1 creando una liga de ascensos y descensos que aseguraría 25 o 26 coches siempre en F-1. Querer es poder, pero se tiene que poner mucha gente de acuerdo. Y que los que se gastan 300 millones al año acepten que puedan competir frente a otros que se gastan diez no es sencillo. Por el bien de la F-1 deben hacer algo porque se pueden encontrar que como caigan dos equipos más se quedan con catorce coches. Gestionar un equipo de carreras es muy complicado. Intentas ofrecer lo mejor a tus pilotos, a tus patrocinadores... pero si luego no consigues resultados te metes en líos que te pueden costar una quiebra como le ha pasado a Marussia. Añadido a lo que ocurrió con Bianchi se complica aún más, claro. Espero que los que toman decisiones decidan que la F-1 vuelva a ser como lo fue en los ochenta. La tecnología hace que las grandes marcas estén, pero la gente también quiere espectáculo.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar