Estas leyendo

Stefan Bradl se cargó el motor de Aleix Espargaró para Sepang

Motociclismo

Stefan Bradl se cargó el motor de Aleix Espargaró para Sepang

Stefan Bradl se cargó el motor de Aleix Espargaró para Sepang

Getty

La pifia del alemán complicó la próxima cita del español: “Rompió la electrónica y el cable que da gasolina a los inyectores. Está para tirar”.

Sepang

La accidentada carrera en Australia de MotoGP sólo tendrá consecuencias negativas en unos días, en Sepang, para el que menos méritos hizo para irse al suelo… Las caídas de Márquez, Crutchlow o Pol, por citar algunas, se debieron a la bajada de la temperatura y al viento frío del océano, que enfriaba el perfil de los Bridgestone de curva a curva y facilitaba la pérdida de la rueda delantera a traición. En cambio, a Aleix Espargaró le mandó al suelo una colada de Stefan Bradl que, además de dejarle fuera de carrera cuando tenía posibilidades de podio, le ha complicado sus prestaciones para Malaisia. No es que el español saliera lesionado sino que el alemán le destrozó el motor más fresco que reservaba para un trazado tan potente como el malayo.

“Con el toque Stefan me rompió la electrónica y el cable que le da gasolina a los inyectores, así que se reventaron todas las válvulas. El motor está para tirar y era nuevo, porque lo había montado aquí para rodarlo y tenerlo a punto para Sepang, donde sabía que iba a sufrir. A ver ahora cómo lo hacemos. El de la segunda moto ya tiene mil kilómetros y se nota. Tengo doce por reglamento, pero he usado cinco, los que tiene mi equipo por contrato. Valen mucho y Forward no va a pagar otro más”, decía frustrado Aleix, consciente de las dificultades del Yamaha Forward, que ya paga a la marca de los diapasones 800.000 euros al año por cinco motores. Por reglamento las Open tienen acceso a doce al año, pero una cosa es eso y otra poder pagarlos…

Pocas veces se vio al mayor de los Espargaró tan enfadado como tras la carrera australiana: “Fue una pena muy grande. No salí muy bien sino realmente mal, pero luego pasé a muchos pilotos y vi que mi ritmo era genial y la moto iba muy bien. Me puse cuarto y visto que Lorenzo tenía problemas y podíamos luchar por el podio, pero fue una pena… Es la segunda vez que Stefan me toca. La otra fue en Indy y es muy difícil pelear por ser sexto del Mundial con una moto Open y dos veces he perdido puntos por culpa de Stefan, así que estoy muy enfadado y frustrado, pero con ganas de subirme a la moto en Malaisia”.

Para cualquier piloto es mejor acabar sexto que séptimo, por bonus económicos, pero si la pelea por esa plaza es además contra tu hermano, contra Pol en este caso, aún da más rabia. Aleix aventaja en un punto a su hermano pequeño y a Bradley Smith, tras su inesperado podio, también aspira ahora al sexto puesto al estar a nueve.

Comentarios

Comentarios no disponibles

También te puede interesar