Gaming Club
Regístrate
españaESPAÑAméxicoMÉXICOusaUSA

Muchas novedades

Animal Crossing: New Horizons: 2.0.0 + Happy Home Paradise, análisis. El regreso a casa

Analizamos el nuevo DLC de pago de Animal Crossing: New Horizons: Happy Home Paradise, además de los contenidos que han llegado con el parche 2.0.0.

Actualizado a
Animal Crossing: New Horizons: 2.0.0 + Happy Home Paradise, análisis. El regreso a casa

La pandemia global y sus consecuencias, tales como el confinamiento domiciliario, han sido duras para todos. Todavía no la hemos superado del todo, pero ya se ve la luz al final del túnel y eso es algo que nos permite seguir avanzando en nuestro día a día. Sin embargo, hubo momentos en los que todo era oscuridad. Y Animal Crossing: New Horizons estuvo ahí para aportar algo de felicidad, conexión con nuestros seres queridos y un lugar virtual seguro al que escapar. Año y medio después llega un contenido que supone la excusa perfecta para regresar a ese lugar que nos hizo soñar y al que deseábamos tener motivos para volver. Con la actualización 2.0.0 y el DLC de Happy Home Paradise tenemos motivos de sobra para adentrarnos en nuestra isla y descubrir todas las novedades que Nintendo ha preparado.

Un café en El Alpiste

La visita a la cafetería para poder degustar un delicioso y humeante café era uno de los momentos más especiales de juegos anteriores de la saga como Wild World, entre otros. Deseábamos que llegara el momento de tener una nueva versión de este local tan especial en New Horizons y finalmente nuestros deseos se cumplieron. El Alpiste abre sus puertas en el Museo de nuestra isla y llega con un aspecto renovado que incluye diversas novedades como la opción de tomarnos un café con nuestros amigos que vengan de visita, invitar a varios personajes clave del juego mediante sus amiibo o incluso pedir café para llevar o escoger la opción en sobres para cocinar en casa. Con ello el Museo adquiere todavía más interés, aunque se trata tan solo de la punta del iceberg que supone el resto de la actualización.

Planta, cosecha…¡y a la sartén!

Ampliar

Animal Crossing se podría englobar en el mismo saco que otras obras como Stardew Valley o incluso Los Sims. Simuladores de vida, cada uno con sus particularidades y fortalezas, pero en todos los casos obras que nos permiten disponer de otra vida alternativa a través de la pantalla. Al centrarse en proporcionarnos un hogar en una isla paradisíaca, muchos deseábamos poder tomar parte de esos frutos que la naturaleza local nos proporciona para cosecharlos y cocinar deliciosos y variados platos. Una función presente en otros títulos pero totalmente nueva para la saga Animal Crossing que ya está disponible en New Horizons.

Más allá de las calabazas que ya podíamos plantar anteriormente, se amplía considerablemente el abanico de opciones al ofrecer posibilidades como trigo (con el que hacer harina, un ingrediente esencial en la comida), tomates, patatas, zanahorias…todo ello permite multiplicar las oportunidades de crear platos, ya sea para decorar, para consumir o incluso para regalar. Eso sí: ahora el problema está en que debemos buscarle un hueco a dichos huertos, puesto que algo que no incluye la actualización es la ampliación del tamaño de nuestra isla con nuevas áreas para diseñar y llenar de ideas materializadas.

El regreso de antiguos amigos, colección de giroides y mucho más

Ampliar

Lugares como Cayo Fauno habían quedado algo obsoletos tras realizar unas cuantas sesiones fotográficas y eventos como la boda de Al y Paca. Sin embargo, con la llegada de la nueva actualización que nos ocupa esto cambia radicalmente, puesto que el perro hippie que reside en dicha isla decide montar una comuna en la que dar la bienvenida a antiguos y actuales amigos animales para que monten ahí sus negocios. Katrina con sus dotes de adivinación, Tórtimer, Betunio, Ladino…todos tienen un puesto fijo que podemos visitar cada día. Creemos que se trata de un gran añadido, puesto que en ocasiones teníamos algunos problemas para conseguir completar la colección de cuadros del museo, hacernos con una planta determinada que andábamos buscando o cualquier otro ítem especial que tan solo proporcionan estos vendedores. Además, está el punto nostálgico que sentimos al dejar nuestro peinado en manos de Chez Marilín o de hablar de nuevo con el alcalde tortuga que tan buenos momentos nos hizo pasar en Nintendo DS. No están todos los que son, pero sí son todos los que están.

El Capitán también regresa y en esta ocasión no es conduciendo un taxi, sino haciendo rugir el motor de un barco y cumpliendo así su gran pasión. Lo podemos encontrar en el muelle lateral de nuestra isla y al hablar con él nos da la opción de viajar a una isla desierta aleatoria en la que nos esperan giroides enterrados, además de otras novedades como enredaderas, musgo brillante y demás. Estos curiosos cachivaches danzantes se pueden coleccionar de nuevo y a pesar de que su utilidad se limite a la decoración, nos alegramos de que estén de vuelta.

Ampliar

Pero eso no es todo, ni mucho menos. La actualización 2.0.0 se hizo de rogar, pero ha llegado cargada de nuevo contenido que mejora todavía más nuestra experiencia de juego. Tanto para jugadores veteranos como para recién llegados, todas estas novedades que aterrizan sin coste alguno para complementar aún más el título son de agradecer y le dan una segunda vida al juego. Sin embargo, si queremos expandir todavía más nuestro contador de horas total, tenemos disponible el DLC Happy Home Paradise, una nueva versión del conocido Happy Home Designer que nos permite trabajar como diseñadores de parcelas e interiores para las casas vacacionales de diversos visitantes del archipiélago de islas paradisíacas en las que tiene lugar. Pero ¿merece realmente la pena pagar por este contenido? Os contamos nuestras impresiones tras más de una semana llevando el chaleco rojo.

Un trabajo de ensueño

Ampliar

Happy Home Paradise nos da la oportunidad de tener un empleo. Así de primeras no suena demasiado bien, lo sabemos, puesto que el objetivo del juego es el de relajarse y dejar tras las preocupaciones mundanas. Sin embargo, tras más de año y medio en nuestra isla particular, lo que queremos es vivir nuevas aventuras. Además, si somos de los que pasamos horas decorando nuestro hogar virtual, este DLC cumplirá nuestros sueños. En el equipo de Nuria, Miko y Matías somos recibidos cálidamente y al poco ya ponen una carpeta en nuestras manos redondas y nos piden escoger un uniforme para empezar a trabajar.

Nuestra misión en el archipiélago consiste en hablar con los visitantes para conocer sus preferencias y poder así diseñar su casa de vacaciones deseada. Un jardín al estilo japonés, un estudio de fotografía, una librería gigantesca, una playa privada…son muchas las ideas que los animales tienen en sus cabezas y está en nuestro poder el ser capaces de darles forma y materializarlas. El proceso de diseño es mucho más cómodo que en el caso de nuestra isla, ya que contamos con una colección significativa de muebles, papeles de pared, suelos, ropa y demás para colocar a nuestro gusto y de forma sencilla en la parcela y el interior de la casa, en cada caso. Podemos cambiar de estilo o color cada pieza, ampliar el tamaño de la estancia, cambiar las luces de color, colocar vallas y patrones de suelo con facilidad…la experiencia de edición se ha rediseñado para ser mucho más efectiva y satisfactoria.

Ampliar

Otras novedades incluyen la posibilidad de hacer brillar los muebles con diferentes efectos (mojado, eléctrico, corazones, mariposas…) para dotar a cada elemento inanimado de su propia personalidad. También podemos dividir estancias con paredes intermedias, algo a agradecer para ampliar todavía más las opciones de diseño de cada sala. Es algo que podremos hacer también en nuestra propia isla, además de adquirir diversos muebles nuevos, a cambio de las monedas que nos otorguen por nuestro duro trabajo, y que no están disponibles en caso de no poseer el DLC.

Pero no queda ahí el asunto, ya que a medida que progresemos en la historia de la expansión y construyamos más casas tendremos la oportunidad de diseñar edificios comunes como una escuela, una cafetería o un restaurante, además de escoger la función que ocupará cada vecino en el lugar (profesor, chef, camarero…). Todo ello abre las puertas a todo un mundo de nuevas interacciones con los habitantes del archipiélago, al cual podemos invitar también a nuestros propios vecinos en caso de regalarles una caja de bombones que se pueden adquirir en la tienda de la oficina de gestión en la que trabajamos.

Ampliar

En líneas generales, Happy Home Paradise nos ofrece varias decenas de horas de juego, que recomendamos repartir en varias sesiones, además de múltiples opciones de diseño que podemos llevarnos de vuelta a nuestra isla. Dejar nuestra imaginación volar y descubrir la expansión de los límites disponibles es todo un placer para cualquier jugador de Animal Crossing que disfrute creando. Por ello, creemos que esta expansión es más que recomendable tanto para aquellos que llevan jugando al título desde el día uno como para los que lo dejaron abandonado por falta de novedades y, por supuesto, para los recién llegados. Puede que New Horizons no sea perfecto, pero no cabe duda en que tras la actualización 2.0.0 es mucho más completo y se acerca en gran medida a esa idea de juego soñado que los amantes de la saga guardamos en nuestros corazones.

Ampliar

Animal Crossing: New Horizons

  • NSW
  • Estrategia

Animal Crossing: New Horizons para Switch es una nueva entrega de la popular saga de estrategia, gestión y vida virtual de Nintendo. Disfruta de una vida placentera repleta de encanto y creatividad. Eso sí, también tendrás que dar un poco el callo para sacarle el máximo partido. Recoge materiales y crea todo tipo de cosas: desde herramientas hasta objetos para hacerte la vida más cómoda. Saca a relucir tus dotes para la jardinería e interactúa con las flores y los árboles de nuevas maneras. Levanta un hogar en el que la línea entre el interior y el exterior se desdibuja por completo. Traba amistad con los recién llegados, disfruta del paso de las estaciones, sortea ríos mientras exploras la isla... ¡y mucho más!

Carátula de Animal Crossing: New Horizons
9