Relatos roleros

Top 10: Los mejores juegos de la saga Tales of

Con motivo de su reciente aniversario y la llegada de Tales of Arise, repasamos y ordenamos nuestras entregas favoritas de la serie Action RPG de Namco.

Aunque no tiene la longevidad de sagas como Dragon Quest, Final Fantasy o Phantasy Star —todas ellas nacidas durante los ochenta—, desde su estreno a finales de 1995, los Tales of se han convertido en toda una institución entre los RPG japoneses. Con 25 años recién cumplidos, la franquicia de Bandai Namco ya supera la quincena de entregas principales y también ha recibido múltiples revisiones, spin-offs y material expandido en otros medios como manga y anime, además de discos dedicados a las siempre elogiables bandas sonoras de Motoi Sakuraba.

La siguiente parada tendrá lugar en septiembre de este año, mes en el que se espera la llegada de Tales of Arise. Así que, para preparar el terreno y dejaros un buen margen de tiempo por si durante el verano queréis poneros al día con algunos de los juegos precedentes, hemos confeccionado a nivel de redacción una lista con las mejores entregas. Siguiendo la tradición de tantos grandes clásicos del género japoneses, casi todas ellas son independientes a nivel argumental —en caso contrario, se aclarará en su apartado—, así que sirven para iniciarse. Y sin más dilación, empezamos.

10. Tales of Destiny

Partimos desde el segundo juego en orden de lanzamiento, estrenado en la primera PlayStation allá por el ahora lejano año 1997. Siguiendo a ciertos conflictos internos entre Namco y el estudio Wolf Team durante el desarrollo de Tales of Phantasia, el equipo se reestructuró considerablemente antes de encarar el desarrollo de la nueva entrega, algo que se tradujo, entre otras cosas, en un cambio notable en el diseño de personajes. Pese al salto generacional, los gráficos siguieron siendo 2D y muy similares a los de SNES —lo que le valió algunas críticas en plena generación—, pero Destiny usó la potencia extra para mejorar las posibilidades de un sistema de combate que ahora, además, tenía multijugador.

El uso de multitap permitía que hasta cuatro jugadores encarnasen a Stahn Aileron —aventurero que encontraba una espada imbuida con el alma de un guerrero— y a tres de sus compañeros en combate para luchar juntos y sincronizar combos, camaradería que luego se reforzaba gracias a una ventana que no perdía de vista al equipo durante la exploración del mapamundi. Esto puso las bases de los posteriores skits, pequeñas interacciones cotidianas fuera de las secuencias principales que caracterizarían a la saga de ahí en adelante. Tras el salto a las tres dimensiones de mano de Symphonia en GameCube, Destiny también recibiría un remake con escenarios 3D para PlayStation 2, aunque por desgracia no se lanzaría fuera de Japón.

9. Tales of Graces f

Aunque su origen es el de un juego de Wii lanzado solo en Japón durante 2009, seguro que la mayoría de los fans de la serie conocen a Tales of Graces a raíz de su adaptación a PlayStation 3 al año siguiente, donde no solo se aumentó la resolución, también se añadieron numerosos refinamientos jugables y contenido nuevo. Esta edición, renombrada con esa f extra que luce al final, añadía un tercer arco a la historia, originalmente ya dividida en un prólogo con los protagonistas en su infancia y el grueso del juego tras la trágica desaparición de uno de ellos. Por su parte, Graces f seguía ampliando varias horas la historia después del final original, convirtiéndose en el proceso en el Tales más largo de todos.

La conveniencia de esto es algo que variaría de persona a persona, ya que a pesar del aumento en la definición visual, el juego delataba sus orígenes en la generación previa y su historia rara vez se ha contado entre la preferida por los fans a pesar de la intrigante premisa inicial (Asbel Lhant, el protagonista, conocía a Sophie, chica amnésica que moría y luego reaparecía... con todavía más amnesia). Es algo que, por suerte, no se puede decir del combate, uno de los puntos álgidos de toda la saga. En la arena de batalla, los personajes tenían una movilidad mejorada y el sistema premiaba un enfoque más ofensivo que las entregas previas o incluso posteriores.

8. Tales of Eternia

Tales of Eternia, conocido como Tales of Destiny II en América (para confusión de muchos cuando, años después, en Japón se lanzó un Destiny II de pleno derecho), fue la tercera entrega de la saga y la segunda creada para PlayStation. Esta vez, no obstante, el estudio se esforzó por subir el listón y Eternia no se estrenó hasta el año 2000, llegando con tres discos, múltiples secuencias animadas, doblaje y una perspectiva isométrica permitía dar mayor sensación de tridimensionalidad a sus escenarios a pesar de seguir usando gráficos 2D.

El sistema de combate, todavía en un plano bidireccional, fue agilizado gracias a un mejorado sistema de magias, ejecutables sin interrumpir la acción, y posibilidad de que un mismo jugador cambiase el personaje controlado en plena batalla. La historia también fue un reclamo importante gracias a la original idea de dos planetas, Inferia y Celestia, bajo riesgo de destrucción mutua si la magia que los mantenía separados dejaba de funcionar. Esto forzaba a habitantes de uno y otro mundo, normalmente aislados, a conocerse y cooperar —concepto que sentaría precedente para el venidero Symphonia—. Años más tarde de su estreno en PS1, Eternia sería porteado a PSP, versión que sí disfrutó de lanzamiento en Europa.

7. Tales of Xillia 2

Aunque es una entrega bien valorada y aparecerá más adelante en la lista, el Tales of Xillia original fue un juego marcado por un desarrollo insuficiente, lo que llevó al equipo a crear una secuela directa aprovechando algunas de las ideas que quedaron en el tintero. Así, en 2012 (2014 para Occidente), Tales of Xillia 2 llegó a PlayStation 3 con un nuevo protagonista, Ludger Will Kresnik, que conocía al reparto original en una aventura rolera de tintes detectivescos. El mutismo del propio Ludger fue un punto contencioso, pero el juego lo usó para añadir multitud de disyuntivas en los diálogos que permitían al jugador elegir cómo interactuar con los demás personajes.

El desarrollo divergió considerablemente al centrarse en el día a día más rutinario de unos protagonistas que ya habían recorrido —y salvado— el mundo. El tono y la dirección artística también giraron hacia una estética más moderna debido al foco en Elympios, localización ya presente en el original, pero ampliada y mucho más importante en la secuela. Incluso la música, más en clave de jazz, invitaba a trazar algunas similitudes con Persona, aunque Xillia 2 se mantiene como un RPG distintivo dentro y fuera de la saga Tales. Su combate, si bien continuista, hizo algunos retoques y amplió hasta nueve el número de personajes disponibles.

6. Tales of Berseria

A pocos meses de alcanzar su quinto aniversario (se estrenó en agosto de 2016), Tales of Berseria es la última entrega lanzada hasta la fecha, y también una de las mejores pese a que a estas alturas pudiese parecer que ya estaba todo inventado. Sucesor del menos celebrado Tales of Zestiria, Berseria se hizo querer gracias a Velvet Crowe, heroína que no solo llevaba la voz cantante, también evitaba clichés de protagonistas altruistas y bienhumorados. La suya era una historia de venganza y, si bien el juego no abandonaba el tono para todos los públicos, sí le permitía echar un poco más de picante gracias a cierta ambigüedad moral.

Junto a ella, no faltaba un reparto variado y colorido, ni la nueva evolución del combate, que cumplió sin romper —aunque su uso de los cuatro botones frontales para iniciar diferentes cadenas le dio un extra de agilidad y versatilidad—, pero tampoco decepcionar. La exploración también desescaló respecto a Zestiria, entrega con la que compartía mundo y estuviera caracterizada por escenarios demasiado grandes como para que Namco los llenase de forma significativa. Berseria seguía ofreciendo zonas más amplias que el Tales medio, pero más densas que Zestiria debido a un rediseño total. En definitiva, un buen punto y aparte que, más allá de algunos aspectos mejorables como las mazmorras, dejó la saga a un gran nivel antes de su necesario reposo para volver con ideas nuevas.

5. Tales of Xillia

Tras un port de Xbox 360 que solo salió en Japón (Vesperia) y un port de Wii adaptado a la alta definición (Graces f), PlayStation 3 recibió su primer Tales propio en 2011 en forma de Tales of Xillia —juego que nosotros recibiríamos un par de años más tarde, con su secuela ya en el mercado japonés—. Desde el primer momento, la nueva entrega destacó por permitir elegir entre dos protagonistas, Jude Mathis y Milla Maxwell, en función de los cuales podríamos ver tanto contenido exclusivo como partes comunes desde otra perspectiva (un poco como los Resident Evil originales).

En cualquiera de los casos, ambos personajes no tardaban en aliarse y echarse al camino junto a un reparto coral acorde al espíritu Tales, llevándolos al terreno de combate mediante un sistema que combinaba el estilo más clásico de Vesperia con el más directo de Graces f. La exploración también probó algo nuevo por su cuenta, cambiando los característicos mapamundis por mapas interconectados a una escala más realista. Una decisión con sus pros y sus contras, dado que Tales siempre ha sido una saga con valores de producción más discretos que los Final Fantasy de turno y el concepto no acabó de aprovechar todo su potencial. La recta final también fue algo precipitada, aunque al menos llevó hacia la secuela comentada antes.

4. Tales of the Abyss

Si bien el exitoso Tales of Symphonia sería rápidamente seguido por Tales of Rebirth y Tales of Legendia en PlayStation 2, no fue hasta la llegada Tales of the Abyss cuando la consola de Sony por fin pudo presumir de una entrega propia a la altura de la del cubo de Nintendo (que también fue porteada a PS2, pero solo para tierras niponas). Abyss fue desarrollado por el mismo equipo de Symphonia, se estrenó en 2005 y, aunque las mejoras en los gráficos y las peleas no fueron siempre trascendentales —a destacar, la opción para movimiento libre en la arena de combate—, sí sirvieron para refinar y consolidar la experiencia Tales en tres dimensiones.

Otros aspectos como la historia y el doblaje también recibieron bastante cuidado, y Luke fon Fabre, protagonista malcriado con total desconocimiento del mundo exterior, proporcionaba fricciones y dinámicas más tensas —o cómicas— con el resto del reparto, aunque también una evolución mucho más pronunciada a lo largo del juego. La duración del mismo fue considerable, superior a la de sus antecesores, si bien se conseguía a costa de una importante cantidad de backtracking hacia localizaciones conocidas durante la recta final. Lamentablemente, y a pesar de las buenas ventas de Symphonia en nuestro territorio, Abyss se quedó sin lanzamiento europeo hasta muchos años después, cuando fue porteado a 3DS.

3. Tales of Phantasia

Ningún repaso a la saga Tales estaría completo sin Phantasia, la entrega original, y aquí está abriendo el podio. Su llegada al mercado japonés casi al mismo tiempo que Dragon Quest VI (en diciembre de 1995) le hizo pasar algo desapercibido de primeras, pero sus exquisitos gráficos 2D —a la cima de lo posible en una consola 16 bits— y la capacidad del acuñado como Linear Motion Battle System para desmarcarse tanto de los JRPG por turnos imperantes como de los Action RPG más convencionales al estilo Secret of Mana, acabaron por conseguirle más y más atención.

Argumentalmente no reinventó la rueda, llegando al final de una generación marcada por una nueva era de esplendor para el género. Pero aun así, las aventuras de Cress Albane, Chester Burklight o Mint Adenade fueron memorables por su necesidad de viajar en el tiempo para conseguir aliados en su lucha contra Dhaos, rey demonio imbatible en el presente. Desde entonces, la saga ha mejorado en todos los frentes —sobre todo aquellos de naturaleza tecnológica—, pero Phantasia se sigue contando como una de las primeras paradas recomendables (sea en SNES o la versión localizada de GBA) por su valor histórico y los encantos de su píxel art.

2. Tales of Vesperia

Apiñado entre el juego que dio origen a la saga y —spoiler— el que la empujó hacia las tres dimensiones, Tales of Vesperia también tiene su propia condición de pionero, ya que fue la primera entrega en HD. Sin embargo, si por algo se recuerda todavía con tanto cariño es por sacar el mayor partido posible a las piezas que forman la saga Tales: estrenado en 2008 para Xbox 360 —con versión posterior para PS3 no lanzada fuera de Japón—, Vesperia sigue perdurando en la memoria como la culminación de las ideas, mecánicas y sensibilidades que fueron asentando sus predecesores.

En la piel de Yuri Lowell, protagonista más maduro en aspecto, guion y doblaje (cortesía del ahora omnipresente Troy Baker), los seguidores de la saga se embarcaron en una aventura con uno de los mejores repartos de la serie y un combate que retomó y mejoró la base legada por Symphonia y Abyss. Todo ello llevado a la vida mediante a una mimada implementación de gráficos cel shading que apenas han envejecido desde entonces —y se pueden disfrutar de nuevo en la Definitive Edition relanzada esta generación—. No hay mucho más que decir realmente: si estáis leyendo la lista en busca de un juego con el que sumergiros o retomar la saga, y os importa más la calidad neta que la relevancia histórica, Vesperia es una elección del todo segura.

1. Tales of Symphonia

Como todas las sagas roleras relevantes de los noventa, Tales abandonó Nintendo cuando Sony apareció con los discos de mayor capacidad y los costes de desarrollo más baratos de la primera PlayStation. Terminada la generación, Namco se inició en la siguiente con Destiny II para PS2, pero elegiría GameCube para dar el salto más importante de la saga: estrenado en 2003, Tales of Symphonia fue tanto la primera entrega completamente 3D como la primera localizada en Europa, logrando que las aventuras de Lloyd Irving y compañía marcasen un punto de inflexión para Tales no tan diferente al de Cloud y los miembros de Avalancha para Final Fantasy.

Eso siempre le valdrá un lugar especial en el corazón de muchos jugadores, incluso aunque entregas posteriores hayan ofrecido combates más profundos y guiones más sofisticados. No obstante, no es solo la nostalgia lo que empuja a Symphonia hacia arriba, sino un nivel consistente en aspectos como música, mazmorras o un reparto tan amplio como memorable de personajes, así como la posibilidad de influenciar partes de la historia —incluyendo la muerte de un miembro del equipo— mediante un sistema de afinidad regulado por nuestras decisiones. Otros elementos recurrentes como las batallas no aleatorias o los trajes alternativos fueron estrenados aquí, y su desarrollo, cercano a las 50 horas de duración, se mantiene entre los más épicos. Desde su estreno, además de un port a PS2 que no salió de Japón, también ha sido remasterizado para PS3 y PC, plataformas ideales para revivir o descubrir este clásico.

Tales of Arise

Tales of Arise, desarrollado y editado por Bandai Namco para PC, PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5 y Xbox Series, es una nueva entrega de la saga de acción RPG Tales of. Durante 300 años, Rena ha gobernado el planeta Dahna, saqueando el planeta de sus recursos y despojando a la gente de su dignidad y libertad. Nuestra historia comienza con dos personas, nacidas en mundos diferentes, buscando cambiar su destino y crear un nuevo futuro.

Tales of Arise