Root Film
Root Film
Carátula de Root Film

Análisis Root Film, detectives de película

Analizamos “Root Film”, una original novela visual repleta de misterios.

Algo que nos han enseñado las novelas visuales es que en ocasiones pueden ser mucho más directas, personales e inmersivas que cualquier otro medio. Lejos quedaron de ser simples historias en las que hacemos clic sin ningún rumbo fijo o propósito. Nos han demostrado que con pocos recursos todavía tienen mucho que ofrecer. Y que a veces el “cuánto menos, mejor” o el “menos es más” sigue cumpliéndose para ellas. Se suele pensar que estas novelas interactivas de gran impacto visual tienen poco que contar, que es solo fachada. Y no es así. Poniéndonos en contexto, ha habido títulos que deslumbraron especialmente en este humilde género que ha contado con clásicos como: Steins, VA-11 Hall-A, Hotel Dusk, hasta el actual Coffee Talk. Hoy en Meristation analizamos Root Film, la secuela del conocido título Root Letter que llega ahora a PS4 y Nintendo Switch. Repasamos la original novela visual desarrollada por el estudio Kadokawa Games, que nos adentra en un misterioso caso en la prefectura de Shimane. ¿Nos acompañáis para descubrirlo?

Luces, cámara y acción

Una de las particularidades de Root Film es lo rápido que nos introducen en el mundo cinematográfico desde un inicio. A pesar de todo el argumento que se nos presenta (que no es poco), la mayor parte del tiempo lo pasaremos delante o detrás de una cámara. Ya sea como auxiliar de cámara, actor o director, en este veremos toda la importancia del proceso de dirección cinematográfica y la artesanía (y mimo) que este trabajo conlleva. Nuestra aventura, propia de un capítulo de Ace Attorney, consistirá en recopilar todo el material que tengamos para resolver algunos casos pasando por una fase de hipótesis y resolución. Por ello, deberemos hacer uso de la cámara para registrar nuevos escenarios, descubrir objetos e interrogar a vecinos de la zona para descubrir nuevos hallazgos. Sí, ya os adelantamos que además de cineastas seremos también detectives amateurs.

Cuando el cineasta se convierte en detective amateur

Empezamos el juego con Yagumo y Magari, un director de cine de éxito y su asistente. Yagumo es un cineasta popular experimentado en desapariciones y asesinatos, que quiere retomar un programa de televisión que se canceló hace diez años. El programa fue archivado misteriosamente después de que solo se filmaron unos pocos episodios piloto, y que posteriormente desaparecieron. Sin embargo, siendo un fanático de los misterios ocultos, Yagumo quiere revivir el programa, además de descubrir que contenía el metraje original para estudiarlo, ver por qué desapareció y si la película realmente está tan maldita como cuentan. Al retomar la grabación del programa extinto, descubrimos que tanto él, Magari, como los demás actores se involucran en casos reales de homicidio y muchos otros interrogantes. A partir de este momento el gameplay se estructura en dos caminos diferentes: por un lado jugaremos con Yagumo, y por otro, lo haremos con la actriz Riho. Ambos personajes guardarán muchas conexiones entre ellos, convirtiéndose en nuestros claros protagonistas y a la vez, en nuestros detectives a tiempo parcial.

Root Film es una novela visual que incorpora con éxito elementos de aventura y misterio, ofreciéndonos algo más que una simple historia centrada en la lectura. En cada capítulo nos presentan nuevos misterios que debemos resolver paralelamente a la trama principal basada en el misterio del programa de televisión extinto. Desde el primer momento nos pondremos en el rol de detective y usaremos nuestras propias habilidades de deducción a través de la técnica “sinestesia”, gracias a esta, conseguiremos atrapar a los perpetradores del caos y resolver todos los incidentes. Esta técnica solo podrá ser usada por nuestros protagonistas, y nos servirá para recordar detalles de forma precisa y aumentar con ello nuestra intuición.

Podremos viajar por diferentes áreas a través de un reducido mapa, encontrándonos con diferentes personajes, escenarios u objetos para recopilar más información de los casos. En ese sentido, nuestros protagonistas serán el tándem perfecto para ello. Yagumo y Riho rebosan un encanto propio desde su humilde esmero en convertirse en detectives. Unos jóvenes inquietos con el deseo persistente de encontrar una explicación a aquello que no lo tiene. Además de estos, nos encariñaremos rápidamente de toda su atmosfera: la cultura nipona, viejas creencias, distintos casos, y sus breves escenarios compuestos por personajes secundarios que destacan por su carismática personalidad. La misma ciudad tiene vida propia, compuesta por personajes entrañables y con sus respectivos y elaborados arcos argumentales.

Su aspecto visual tampoco se queda atrás, y es que las ilustraciones de cada escena no solo añaden perspectiva e inmersión a la narrativa, sino que además interactuaremos con estas, acercándonos más a su relato. La atmósfera de cada caso, el conjunto de personajes y la resolución de misterios se ve amplificado por su agraciada estética que nos hará sentir parte de una serie de anime. Los personajes están maravillosamente detallados, y es un gozo verlos en cada nueva situación, aunque son poco dinámicos. El hecho de que muchos personajes conserven la misma expresión en prolongadas ocasiones nos ha resultado discordante en ciertos puntos álgidos de la historia. Si bien ha sido en momentos contados, esto ha restado puntos a la importancia y credibilidad de la trama en momentos clave cuando ocurre la acción. En ese sentido, el estudio ha conseguido contrarestar este aspecto apoyándose en el uso de la música y efectos. Su banda sonora consigue sumergirnos en cada escena, y aunque lejos de ser memorable, su hilo musical central proporciona un ambiente alegre y "edulcorado" a pesar de tratar durante toda nuestra aventura algunos temas más serios como el suicidio, abuso doméstico, homicidios y otros dramas personales.

Jugando a ser Sherlock Holmes

Probablemente uno de los puntos clave del juego es la fase de deducción. Esta fase, aunque apunta muy fuerte en un inicio con el paso del tiempo acaba cayendo más bien en una rutina que en ocasiones podemos llegar a aborrecer. Tampoco nos presentan grandes retos durante la fase de investigación, ya que el juego nos resaltará de forma sutil todas las anomalías que encontremos en cada escenario, dejándonos en ese aspecto poco a la imaginación. Como ocurre con la mayoría de novelas visuales, una gran parte de la esencia del juego recae también en los diálogos. Los interrogatorios entre otros personajes no son excesivamente complejos de interpretar, ya que a través de sus miradas o gestos podremos deducir avispadamente cuando nos mienten o por lo contrario, nos dicen la verdad. Elegir la frase correcta entre múltiples opciones será parte de nuestro trabajo como investigadores, mientras que elegir la incorrecta nos alejará más del caso. Cada detalle cuenta, y a veces deberemos hacer las preguntas correctas para tener las respuestas clave. ¿Cuándo fue vista por última vez?, ¿Dónde?, ¿Estaba sola o acompañada?. Una de sus pegas, es que cada fallo que cometamos (a veces será de forma arbitraria), nos obligará a caer en un constante ensayo y error para avanzar. A pesar de algunos elementos mejorables, el interés por la trama y el carisma de sus personajes consigue potenciar sus puntos fuertes, dejando más de lado otros aspectos en los que más flaquea. Estamos frente una original trama que va in crescendo y que va más allá del propósito de pulsar arbitrariamente botones y recolectar pistas para ver dónde nos conduce. Todo tiene su propia lógica y metodología. Y solo al final consiguemos entenderlo.

Impresiones finales

A nivel narrativo, Root Film brilla por su original historia detectivesca repleta de interrogantes. Con una duración aproximada de 12-15 horas, es un título que nos ha sorprendido gratamente a nivel de guion, y que le ha faltado brillar en algunos aspectos como su jugabilidad y baja dificultad. Nos hubiese gustado encontrarnos ante un título que nos pusiera a prueba de verdad y que nos sintiéramos desafiados en cada caso, y no ha sido del todo así. Por lo demás, con una digna trama que descubrir, lugares que explorar y pistas que recopilar, es un título altamente disfrutable que sentimos que se podía haber aprovechado más. En esta ocasión Root Film es el recordatorio de las novelas visuales no necesitan reinventarse, tan solo necesitan mantener un mayor equilibrio y foco en todo su conjunto, independientemente de lo innovador que sea argumentalmente.

LO MEJOR

  • El arco argumental y personajes
  • Su apartado visual
  • Su naturalidad al tratar temas serios y controvertidos
  • Buena duración

LO PEOR

  • No está traducido al español
  • Se esperaba mayor dificultad en los casos
  • Su poca interacción nos convierte en ocasiones en jugadores pasivos
  • Una jugabilidad mejorable

CONCLUSIÓN

Pese a sus debilidades y aspectos mejorables ha conseguido resaltar en lo que es más fuerte: su narrativa. Una propuesta disfrutable, con una buena duración, y con unos personajes más que entrañables. Si eres fanático de las visual novels o simplemente quieres adéntrate en este género, Root Film es un buen motivo para empezar.

6.5

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.