Horizon: Zero Dawn
Horizon: Zero Dawn
Carátula de Horizon: Zero Dawn

Horizon Zero Dawn, análisis del debut de Aloy en PC

Analizamos el port para PC de Horizon Zero Dawn, el segundo título que corre bajo el Decima Engine que llega a la plataforma para compatibles.

Este verano se ha perfilado como una secuencia de meses de especial relevancia para la comunidad de ordenador. En julio os hablábamos del exitoso desembarco de Sam Bridges a Steam y Epic Games Store. Tal como comentó Akio Sakamoto a MeriStation, PC Tech Lead en Kojima Productions, Death Stranding “estuvo diseñado para funcionar a 60 frames por segundo”. Solo una versión tan maleable como esta ha permitido descubrir la percepción original de su creador.

El debut del Decima Engine fuera de PlayStation 4 logró rendir con sobresaliente. Sin embargo, quien seguiría esta senda no parece haber obtenido el mismo resultado. Horizon Zero Dawn llega a a la plataforma para compatibles en su edición completa, lo que incluye todas las actualizaciones que recibió en PS4, así como su expansión y más.

El nacimiento de una heroína

A estas alturas poco queda por descubrir acerca de Horizon Zero Dawn. Guerrilla Games sorprendía con un titulo opuesto a su perspectiva en los últimos años. Del shooter gris y directo de Killzone, a percibir un mundo abierto que unía prehistoria, futuro y tecnología. Veíamos el testigo de Aloy, quien ha logrado convertirse en la heroína marca PlayStation por méritos propios. Y es que en 2017 era difícil encontrar un sandbox que transmitiera tan bien los elementos del género.

En esta casa obtuvo una calificación de 9.2 sobre 10, en el que catalogamos como “uno de los juegos más redondos” que se podían encontrar por aquellos tiempos dentro de la fórmula. Salvador Fernández, nuestro coordinador editorial, aseguraba que Guerrilla había conseguido producir “el que probablemente es su título más sólido con una propuesta muy completa a todos los niveles”. “Una campaña principal en la que el argumento crece hasta límites insospechados en el último tercio y en la que disfrutaremos de momentos de una envergadura y una escala difícilmente olvidables en mucho tiempo; a ella se le añade un elenco de misiones secundarias de mucho nivel con pequeñas sub-tramas interesantes, personajes vivos y que cambian según las acciones que realicemos y un sinfín de tareas más tópicas por realizar pero que, repartidas en su justa medida, aportan su granito de arena a la hora de explorar un mundo enorme y lleno de contrastes como el que nos toca vivir”.

Destaca la integración de las máquinas en el ecosistema. Estas bestias de acero con forma de animal han logrado convertirse en un icono de la generación de PS4. Cada uno contaba con su propio elenco de virtudes y flaquezas; dependía de nosotros seleccionar la estrategia que mejor se adaptaba a contrarrestar las fuerzas del contrario. Enfrentarse a una Tormenta, como se llama el águila gigante icono de la aventura, es un momento de especial mención.

Eso sí, como punto negativo veíamos una IA humana “poco avispada”, además de la falta de inspiración del combate cuerpo a cuerpo, automatizado prácticamente a dos simples botones. El combate toma muchísimo más peso cuando sabes interpretar qué instrumento conviene elegir en cada instante. A nivel visual fue “puro músculo técnico”. Sin olvidarnos de su expansión, Frozen Wilds, que mantuvo la línea de calidad vista en la aventura principal.

Virtudes y defectos

Nuestro paso por Horizon Zero Dawn en PC nos ha dejado sensaciones dispares. Por momentos es un gustazo poder disfrutar de su calidad visual; por otros, es incómodo lidiar con varios de los problemas que tiene el port. Cabe señalar que la actualización día uno ha solventado bastantes errores que saltaban a la vista, pero otros permanecen todavía ahí. Y no nos referimos a bugs visuales per se, sino a problemas técnicos que empañan la experiencia global. Sufrimos stuttering sin ningún motivo aparente durante la navegación por el mundo abierto, y el filtro anisotrópico no funciona como debe en estos momentos. El estudio ha reconocido que se encuentran “investigando” estas dos incidencias, además del límite de framerate al que funcionan algunas animaciones de ciertos personajes. Llegarán más actualizaciones.

Saltando al rendimiento del juego, en calidad ultra podemos moverlo en torno a los 65fps a 1440p. Desde el menú de ajustes gráficos vienen ya establecidos varios presets genéricos, incluido el modo original, que a todas luces es la forma en la que se desenvuelve en PS4, lo que equivale a calidad media. Por debajo está un modo de rendimiento, que hace las veces de versión en bajo con FXAA activado. Podemos ajustar las texturas, calidad de los modelos, filtro anisotrópico, sombras, reflejos, nubes, anti-aliasing (FXAA, TAA o ninguno), desenfoque y oclusión ambiental.

Incluso si seleccionamos el modo original apenas logramos ganar entre 15 y 20 fps en comparación a ultra. La gráfica siempre trabaja entre el 98% y 99% de su capacidad. No es el mejor ejemplo de optimización para equipos de alta gama. El sistema que hemos utilizado para el análisis consiste en un procesador i7 8700K, una gráfica RTX 2070 Super, 16GB de RAM DDR4 y un monitor 1440p. Da la sensación de ser un port descuidado en este sentido. Es difícil explicar la escasa ganancia de frames en un equipo que supera ampliamente los requisitos recomendados. Ya hemos visto en Death Stranding de lo que es capaz este motor cuando se trabaja bien. Es cuestión de tiempo (y actualizaciones) que Horizon Zero Dawn siga el mismo camino.

Se agradecen las posibilidades de personalización, como poder limitar los frames objetivo o poder elegir qué quieres alcanzar para que la resolución se adapte en momentos de estrés. Al mismo tiempo es compatible con todas las tasas de refresco, HDR y monitores ultrapanorámicos, además de poder seleccionar el campo de visión. Es la otra cara de la moneda de este traslado. Hay un enfoque muy claro de ofrecer el máximo número de herramientas que permitan ajustarlo a tu equipo. Ya tengas el monitor que sea o debido a tus circunstancias en cuanto a jugabilidad, Horizon Zero Dawn en PC brinda lo que necesitas desde su interior.

Es una auténtica lástima haber experimentado estos problemas. Cuando se mantiene estable, el juego nos deja estampas realmente impactantes a nivel visual. Especial mención a la vegetación en ultra y la forma en la que reacciona al cuerpo de Aloy. Las nubes, los efectos y la iluminación al cambio de ciclo horario dan un aspecto de gran nivel. Hay un salto sensiblemente notorio respecto a lo visto incluso en PS4 Pro. El Decima Engine ya ha demostrado ser solvente al construir mundos abiertos de gran calado gráfico. Y cuando los efectos climáticos aparecen en pantalla, logra atraer toda tu atención. Quemarás el modo foto.

El control con teclado y ratón es óptimo. Dada la naturaleza del juego, una aventura en tercera persona es perfectamente jugable con ellos, y en ningún momento se echa en falta la acción del mando. Es posible ajustar las acciones a la tecla que tú quieras. Por otro lado, el modo foto está disponible desde el menú de pausa; la edición completa incliye todos los paquetes de bonificación del original, incluida su expansión y las funciones que llegó a PS4 durante su soporte postlanzamiento.

CONCLUSIÓN

La llegada de Horizon Zero Dawn a PC no logra alcanzar la calidad global de lo ya visto en el Decima Engine. Necesita trabajo de optimización, especialmente en equipos de gama alta. También sufrimos de stuttering. El estudio necesitará trabajar durante el periodo postlanzamiento para paliar las asperezas que permanecen presentes incluso tras el parche día uno. Es una pena, cuando va bien demuestra su músculo técnico en unas estampas maravillosas en calidad ultra. La forma en la que reacciona la vegetación al paso de Aloy, la iluminación durante el cambio de ciclo, las nubes… hay motivos para volver a sumergirte en él si tienes un equipo por encima del hardware de PS4. Si es tu primera vez, disfrutarás de todo un referente dentro del catálogo de PlayStation Studios.

LO MEJOR

  • En ultra luce espectacular.
  • Vegetación y la forma en la que reacciona a Aloy.
  • Controles con teclado y ratón depurados.
  • Ajustes gráficos muy personalizables y soporte ultrapanorámico.
  • Incluye todos los contenidos adicionales de la edición completa.

LO PEOR

  • Falta trabajo a nivel de optimización.
  • Algunos bugs visuales no presentes en PS4.
  • Stuttering durante la navegación por el mundo abierto sin motivo aparente.
8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.