Ya lo hemos jugado

Hyper Scape, así es el nuevo Battle Royale FPS de Ubisoft Montreal

Probamos el nuevo Battle Royale FPS de Ubisoft Montreal, Hyper Scape. Así es la apuesta de la compañía gala para lograr tener presencia en el género.

No han sido pocos los contendientes que se han lanzado al ring de los battle royale. Ubisoft hace lo propio este verano con Hyper Scape, liderado por Ubisoft Montreal en colaboración con Ubisoft Barcelona, Chengdu, Pune, Saguenay y Ucrania. Que Montreal esté detrás nos indica la relevancia del título en el plan de la compañía gala para este 2020 y más allá.

Hyper Scape se nos presenta como el único battle royale FPS y F2P en un escenario urbano futurista. Tras haber participado en su primera sesión de juego, en MeriStation os ofrecemos los primeros detalles del nuevo juego de Ubisoft para esta segunda mitad del año.

Siéntete libre en Neo Arcadia

Estamos en el año 2054. La diversión digital se ha trasladado a un espacio único en paralelo con el mundo real. El Hyper Scape, como lo llaman, sirve como divertimento en una sociedad ocupada por el trabajo diario. Un mapa virtual nos lleva por varios escenarios clave de la arquitectura europea occidental. Podemos ver edificios como Notre Dame, quienes servirán como puntos de encuentro en los que encontrar el mejor equipo posible.

Ser una propiedad intelectual inédita hasta la fecha le permite moldear una estructura única, diferente. Y así es como se siente a los mandos. Sus responsables nos insisten en la relevancia de su forma de interpretar el género. Estamos ante un “fast paced battle royale”. No hay shooters similares en su cartera de proyectos. Esto es algo que rompe con sus fórmulas ya vistas en Far Cry, Rainbow Six y derivados.

El primer tráiler que se nos muestra recuerda, salvando las distancias, a un híbrido de Titanfall con la cadena de habilidades de Call of Duty: Black Ops 4. Moverte, disparar, utilizar habilidades y huir. Todo un proceso de movimientos que se ofrecen al jugador de forma consciente. Tienes en tu poder las herramientas necesarias para crear tu locura sobre el escenario.

Esa forma de romper con lo establecido se traslada a la estructura de jugador. Cada uno de los héroes podrá tener en su poder dos armas y hacks, habilidades únicas esparcidas por el mapa. Estos modificadores te permiten construir tu propia build en tiempo real, de forma que puedas elegir cómo quieres desenvolverte por el escenario en solitario o junto a tus aliados.

Romper con la tradición

En Hyper Scape encontrarás una única barra de vitalidad. Así de simple. Ni escudos, ni blindajes. Cero. Debes elegir a través de los hacks tu estilo de juego: muros que detienen el avance del enemigo, áreas de curación, una bola que rebota por el escenario a modo de botón del pánico, un golpe al suelo desde el aire que recuerda a los realizados en Halo 5: Guardians, entre otros.

No habrá inventarios. La acción no se detiene en ningún momento, incluso para obtener nuevo equipo. Solo necesitas dos botones para activar los dos hacks, otro para cambiar de arma, tu botón de disparo y el de apuntado. Nada más. El equipamiento deshecha el clásico sistema de rarezas en su apuesta por lograr algo único.

Al encontrarte con un arma ya en tu poder, podrás recogerla para mejorar tu versión actual. Podrás hacerlo hasta cuatro veces, cuando logres obtener tu arma definitiva. Aumentar su rendimiento es clave si quieres alcanzar las últimas partes de la partida en el mejor estado posible. Este sistema se extiende a los hacks. Durante la prueba técnica estarán disponibles nueve armas muy diferenciadas entre sí. Por ejemplo, solo habrá un rifle de asalto, mientras que la otra ametralladora automática es una gatling. A ellos se le unen escopetas, francotiradores, lanzagranadas de energía y otras armas lejos de la balística genérica.

El mapa, de tamaño medio, se reduce de forma diferente a lo habitual. Damos paso a la desintegración, un avance progresivo que afectará con aleatoriedad a los nueve distritos disponibles. Sabremos que uno estará afectado al ver una capa de granulado negro, como si de ruido en la imagen se tratara. Permanecer dentro de un distrito colapsado funciona de la misma forma que los círculos en sus rivales, solo que aquí ocurre de manera asimétrica.

La muerte no es el final. Si bien en Call of Duty: Warzone podemos tener una oportunidad sobreviviendo en el Gulag, aquí seguiremos controlando a nuestro personaje… desde el otro lado. Podemos guiar a nuestros compañeros en tiempo real desde una perspectiva privilegiada, como si siguiéramos estando allí. Para resucitar, debemos dirigirnos a una plataforma de resurrección que dejan los enemigos al morir. Eso sí, necesitamos la ayuda de un compañero para completar la vuelta al juego.

Las partidas, que serán aptas para colas en solitario o en trío, variarán según el modo de juego disponible. Carrera por la corona es el principal, un modo de supervivencia clásica en el que cuando quedan un número reducido de participantes da comienzo la pugna final. Una corona aparecerá en un lugar determinado, y los jugadores tendrán que intentar sobrevivir para conseguirla. Quien la mantenga equipada durante cuarenta segundos, gana. Eso, o que todos mueran en el intento. Por otro lado, Dark Haze reduce la visibilidad en el mapa. El equipo promete más modos de juego en el futuro.

Un show digital

Casi se podría decir que brinda su jugabilidad al espectáculo, hacia aquellos que observan con detenimiento el hacer de los usuarios tras la pantalla. Por eso no es de extrañar que Ubisoft haya unido fuerzas con Twitch. El juego tendrá un gran componente social entre los streamers y sus espectadores. Durante las partidas puede ocurrir un evento aleatorio que cambia la forma de jugar durante unos minutos. En uno de los ejemplos se veían a los participantes combatir en gravedad cero; que ese sea elegido es decisión de una votación a través de la plataforma.

Por otro lado, quienes observen el juego podrán vincular su cuenta de Uplay para ganar experiencia del pase de batalla, además de la posibilidad de unirte al grupo de tu streamer favorito con solo pulsar un botón. Algo con lo que Google Stadia ya coqueteó durante su presentación.

Hyper Scape apunta a PS4, Xbox One y PC, aunque será en esta última donde comience su camino en el mercado. Será a partir de estos momentos a través de una prueba técnica limitada. Del 2 al 7 de julio estará abierto un programa privado en el que los jugadores pueden aplicar a su primera inmersión a Neo Arcadia. Aunque el contenido esté limitado, podrás encontrar 10 niveles gratuitos del pase de batalla, nueve armas y hacks y dos modos de juego. El progreso del pase se mantendrá en tu perfil.

Esta prueba técnica, como dicen sus responsables, está pensada para recoger el máximo feedback posible de entre la comunidad. Quieren que el viaje hasta su lanzamiento sea junto a sus seguidores, por lo que las etapas finales de su desarrollo estarán influenciadas por los comentarios que reciban. Los campeones, los rostros de los personajes establecidos, contarán con su propio trasfondo. Un universo que quieren expandir conforme pasen las temporadas, de igual forma que ha ocurrido con Rainbow Six: Siege.

Impresiones

Lo cierto es que las impresiones de esta prueba técnica nos han dejado muy buenas sensaciones. Esa velocidad de juego contrasta con los principales rivales de género. En Fortnite, por ejemplo, la habilidad se determina por lo bien que construyes en el menor tiempo posible; en Call of Duty: Warzone, por tu habilidad con el armamento y como lo hayas moldeado; en Hyper Scape, por la forma en la que te mueves y aprovechas tus hacks.

En el juego de Infinity Ward, la curva de progresión en una partida es relativamente corta. Ya desde los 20 segundos antes de cerrarse el primer círculo se te concede un paquete de equipo en un punto cercano a tu posición. Prácticamente en los primeros 5 minutos de partida puedes llevar tu clase definida, junto a las ventajas del competitivo. En Hyper Scape, lootear hasta el final de la partida tiene su recompensa gracias al sistema de actualizaciones. Poco a poco vas encadenando nuevas mejoras que te permiten crecer al paso de los minutos, algo más natural que simplemente tener tu Grau 5.56 personalizada.

No está exento de problemas. Problemas propios de un juego en pleno proceso de evolución. El tiempo por muerte nos parece excesivamente alto, especialmente por el poco daño que realizan determinadas armas. El rifle de francotirador, por ejemplo, no recompensa todo lo bien que debería un disparo al torso. Las cajas de impacto tiene un tamaño justo, y apenas existen ayudas en el magnetismo de la bala. Es muy competitivo en este sentido, pero la relación de daño debería ir acorde a lo que realices, sobre todo por lo ágiles que son los cuerpos en movimiento.

También sentimos que el equipamiento en estos momentos está descompensado. Es demasiado dependiente de los puntos principales de los distritos. Siguiendo con el ejemplo de Notre Dame, dentro de ellas se suelen disputar la mayor parte de los enfrentamientos tras caer al mapa, y tienen una alta probabilidad de encontrar equipo modificado al máximo. Más allá de eso, debes aferrarte a interiores clónicos sin ninguna gracia visual, ni tampoco en cuanto a diseño se refiere. Desconocemos si es algo intencionado, ya que al final la mayor parte del combate se realiza en exteriores, pero echamos en falta que esos objetos equipables aparezcan en emplazamientos menos limitados.

Ese cariz competitivo se siente en detalles muy precisos, como el utilizar un sonido diferente para cada tipo de impacto (un tiro en la cabeza suena hueco y potente, mientras que el torso se escucha carne recibiendo disparos; los brazos un poco más bajo), o llenar a los personajes de comentarios relativos al combate, además de un sistema de señales activas necesario en un género que depende tanto de lo visual.

Cuando tienes todas sus cartas sobre la mesa, es divertido a rabiar. Es un juego que necesita de tu concentración para encadenar acciones constantemente. Llegar a un tiroteo, lanzar una granada y si las cosas no funcionan irte a otro lado gracias a tu invisibilidad. La tasa de refresco de los hacks es muy baja, lo que permite este nivel de agilidad. No lo vemos como un desequilibrio, todo lo contrario: es una forma de empujar la velocidad del combate. Y funciona.

Por el momento no ha trascendido su plan monetización, salvo un pase de batalla que estará disponible parcialmente en la prueba técnica. Tampoco se ha concretado si habrá juego cruzado entre las tres versiones, aunque por el momento apuntan únicamente a lanzarlo en primer lugar en PC en algún punto de este verano.

Hyper Scape no es un battle royale cualquiera. Apuesta por algo distinto en un campo sobresaturado de propuestas cortadas por el mismo patrón. Es realmente diferente, y desde Ubisoft Montreal saben que esa es la clave para poder hacerse un hueco. Veremos cómo toma el estudio sus próximos pasos, ya presentado en sociedad.

Hyper Scape

En 2054, el mundo se ha vuelto oscuro, más hostil y desesperado. La tecnología ayuda a la gente a sobrellevar el trabajo pesado día a día. Algunos trabajan para megacorporaciones para sobrevivir, pero esos son los más afortunados! Para el 90% de la población la vida es muy dura. Una de las pocas maneras de mejorar tu posición es competir en una intensa batalla urbana que tiene lugar en Hyper Scape. Sé el ganador o el streamer favorito de los fans y verás cómo cambia tu vida en maneras que no podrías imaginar. Hyper Scape es un videojuego free to play de acción FPS tipo battle royale a cargo de Ubisoft Montreal y Ubisoft para PC, PlayStation 4 y Xbox One.

Hyper Scape