Nueva generación

Retrocompatibilidad en Xbox Series X: 10 juegos pendientes que echamos en falta

Echamos la vista atrás para elegir los 10 juegos pendientes de las generaciones de Xbox que nos gustaría ver en la retrocompatibilidad de Xbox Series X.

La retrocompatibilidad de Xbox Series X ha vuelto a primera línea de actualidad. El apoyo de la división será total de cara a la nueva generación, mejorando lo presente y dándole un empujón más allá del servicio que todos conocemos.

Más de 600 juegos a través de las generaciones se dan cita en Xbox One y más de 1000 lo harán en Xbox Series X. Por ello, reunimos diez nombres que todavía permanecen en el tintero y que nos gustaría ver una vez de comienzo la generación. Diez juegos tan dispares como únicos.

Forza Motorsport 4

Quizá uno de los puntos de inflexión más importantes de la saga Forza. Con una tercera entrega que cimentó el camino, Forza Motorsport 4 era un auténtico homenaje al motor en pleno apogeo de Xbox 360. Más de 80 fabricantes se daban cita en un título que vivía los mejores momentos de Xbox Live. El semblante del Ferrari 458 Italia todavía permanece en la memoria de los amantes del género. Fue el mejor título de conducción en la consola.

Arx Fatalis

Durante este mes de mayo ha sido la celebración del 20 aniversario de Arkane Studios. El estudio que nos brindó Dishonored y el nuevo rostro de Prey, se estrenó en 2002 con un título que asentaría las bases de sus futuras creaciones. Arx Fatalis seguía la tendencia al alza de los inmersive sims de aquella época. Los niveles se desplegaban ante nosotros para que tomáramos el camino que quisiéramos. Jugarlo es entender las raíces de Arkane.

GoldenEye 007: Reloaded

La edición Reloaded es la remasterización del remake del clásico GoldenEye de 1997. Quizá no tan acertado que la versión original, pero en pleno 2020 se echa en falta al agente 007 en nuestras consolas. Tras Legends, la licencia ha caído en un agujero del que se desconoce cualquier noticia. De entre los que existen en 360, GoldenEye 007 ofrece un enfoque diferente al género respecto a Blood Stone y Quantum of Solace.

Eternal Sonata

Echamos en falta más JRPG en Xbox. Bandai Namco publicaba en 2007 Eternal Sonata, otro proyecto de la factoría nipona que guardó un gran recuerdo entre quienes vivieron con fervor aquella época. De hecho, en Europa llegó dos años antes a Xbox 360 respecto a la versión de PS3 (2009), lo que dio más valor a la consola en aquellos momentos. Con Motoi Sakuraba en los acordes, Eternal Sonata es de los grandes JRPG de la pasada generación, aunque a veces sea olvidado.

TimeSplitters: Future Perfect

Ya sea Future Perfect o la segunda entrega, TimeSplitters se echa de menos. Otro de los shooters de principios del siglo XXI que permanece en el cajón de los recuerdos. Este año se cumplen 15 años desde Future Perfect, y qué mejor manera que celebrarlo con su llegada a la retrocompatibilidad. La licencia ha caído en manos de THQ Nordic y Koch Media, que ya aseguraron en 2019 que el proceso para devolver la saga a la primera línea de actualidad estaba “todavía verde”.

Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth

Teníamos que traer una pincelada de terror a la lista. Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth fue el último trabajo de Headfirst Productions antes de su clausura. La mítica licencia de Lovecraft nos daba una mezcla de survival horror con elementos de acción. Mecánicas como las alucinaciones y las sombras dinámicas ofrecían un punto de variedad a la aventura. No es el mejor juego ambientado en la licencia, pero sí merece la pena si sigues la leyenda de Cthulhu.

Robert Ludlum's The Bourne Conspiracy

La literatura de Robert Ludlum dio el salto a la gran pantalla de la mano de Matt Damon. Su popularidad creció hasta el punto de recibir su traslado al mundo del videojuego.El encargado para dar el paso sería High Moon Studios, actual estudio de apoyo del grupo Activision Blizzard. Principalmente basado en La Identidad de Bourne, el título mezclaba secuencias de la película con la música original, a medio camino del shooter y la aventura de acción clásica. Destacaban las coreografías de los combates cuerpo a cuerpo, intensas y llenas de momentos únicos.

Project Gotham Racing 4

Todo por los kudos. La adrenalina de sus circuitos urbanos a bordo de los clásicos a cuatro (y dos) ruedas es algo que se echa en falta hoy día. Otros títulos como Driveclub se acercaban ligeramente a la propuesta de Bizarre, pero ninguno atrapaba igual que él. Project Gotham Racing 4 forma parte de esa cada vez más rara vertiente arcade de la conducción. Donde la simpleza se hacía una virtud. Conectar, conducir y dejarnos la piel rozando cada muro.

Deus Ex: Invisible War

Somos claros: no es el mejor Deus Ex, ni tampoco la mejor versión de la extinta Ion Storm. No le sentó bien a la marca saltar directamente al ruedo de la acción. Del inmersive sim del original pasamos a un shooter donde el sigilo primaba por encima de cualquier otra mecánica. La falta de amplitud de los escenarios y la repetitividad le tumbó en la crítica. Varios lustros después, sería fantástico poder revivir la otra parte de la saga.

Max Payne 3

Si has llegado hasta aquí, estarás de acuerdo con nosotros en que hay un juego por encima de todos. Rockstar Games dejó su sello en Xbox 360 y PlayStation 3 con un third person shooter de los que quitan el aliento. El viaje junto al bueno de Max por medio Brasil es una auténtica roca jugable. Míticos niveles como el de Panamá son parte de los momentazos de la pasada generación. Max Payne debe volver de alguna forma u otra. Al menos que el siguiente paso sea revitalizar un juego que rebosa calidad.

Max Payne 3

Tercera entrega de las aventuras del detective Max Payne. Max está ahora atrapado en una ciudad llena de violencia y derramamiento de sangre, en la quedeberá usar sus armas e instintos en una búsqueda desesperada por la verdad y una salida.

Max Payne 3