Navidades 2020

Xbox Series X presenta su retrocompatibilidad: miles de juegos de lanzamiento

Jason Ronald, de Microsoft, muestra en profundidad los aspectos de compatibilidad, preservación y aprovechamiento del hardware de la consola.

Microsoft ha apostado por la preservación de los videojuegos. Así lo asegura Jason Ronald, de la compañía, en una nueva entrada en Xbox Wire, donde recuerda que Xbox Series X saldrá a la venta con cientos de títulos del catálogo histórico de la marca. La consola es retrocompatible con todos los juegos de Xbox One y con muchos de los productos que se lanzaron originalmente en la Xbox original y en Xbox 360. Además, como ya se señaló previamente, su sistema de nueva generación permitirá introducir mejoras en el software antiguo, lo que incluirá aumentos de resolución (hasta 4K) o la implementación de filtros anisotrópicos, que mejorarán la calidad visual de los juegos.

Más allá de las innovaciones en el terreno de la retrocompatibilidad, la empresa de Redmond posa la mirada en el futuro y en sus equipos internos. A día de hoy, Xbox Game Studios está compuesto por 15 equipos, entre los que se encuentran sus nuevas adquisiciones, estudios como Ninja Theory, InXile Entertainment, Double Fine u Obsidian Entertainment. Según Xbox, todos ellos están “trabajando duro” en crear “el mejor catálogo de exclusivos de la historia” de la plataforma. “Estamos tremendamente entusiasmados por mostrar pronto muchos de los juegos que están en desarrollo para Xbox Series X”, declara.

Para Microsoft, los videojuegos dejan una “marca indeleble” en todos los jugadores. La compañía reproduce una de las ideas que Phil Spencer, máximo responsable de la división, lleva repitiendo desde hace tiempo: “Los videojuegos nos juntan a todos”. Ya sea a través de productos nuevos o del legado de lo clásico, la comunidad de jugadores ha ido forjándose con el tiempo.

La preservación de un legado

La gigante norteamericana ha subrayado la necesidad de preservar el legado histórico de los videojuegos. Eso no significa exclusivamente que el título funcione en una nueva máquina, sino que también se traslade “la progresión, los logros, las amistades y las comunidades” entre generaciones. Igualmente, los accesorios y periféricos antiguos deben ser compatibles con Xbox Series X, como finalmente ocurrirá.

“Nuestro objetivo siempre ha sido permitir a los jugadores que disfruten de las mejores versiones de sus juegos en de las cuatro generaciones de Xbox en el lanzamiento de Xbox Series X”. Estos principios, asegura, “han sido clave” desde “el primer día” para ellos, algo que ha influido en sus decisiones de diseño cuando empezaron a construir el nuevo hardware.

“Con más de 100.000 horas de testeo de juegos completados, miles de juegos ya son jugables en Xbox Series X hoy”.

Com-pa-ti-bi-li-dad

Los orígenes de la actual retrocompatibilidad física y digital de Xbox comenzaron en el E3 2015. Desde entonces y hasta ahora, los títulos de Xbox 360 retrocompatibles con Xbox One se cifran en más de 600. Ese equipo dentro de Xbox que se encargó de hacer esa tarea de retrocompatibilidad mejorada con cientos de títulos es el que ha trabajado durante estos últimos años en hacer lo propio con las opciones que incorporará de salida Xbox Series X. “El mismo equipo que creó las nuevas e innovadoras formas de preservas y mejorar tu existente catálogo de juegos en Xbox One es el mismo que está desafiando los límites de nuevo con Xbox Series X”, comenta Ronald.

“Mantener esta compatibilidad presenta un desafío técnico masivo al tener una arquitectura de sistema y chips que avanzan a través de cada generación”, continúa, asegurando que más equipo de desarrollo continuarán trabajando en mejorar sus títulos para aprovechar la optimización que dotará el hardware de Xbox Series X esta generación.

“Con más de 100.000 horas de testeo de juegos completados, miles de juegos ya son jugables en Xbox Series X hoy”, la cantidad más grande nunca vista con una consola en su lanzamiento. “Para cuando se ponga a la venta estas Navidades, el equipo habrá invertido más de 200.000 horas asegurándose de que nuestra librería de juegos está preparada para que deis el salto inmediatamente”, asevera.

Los juegos del pasado se jugarán mejor en Xbox Series X

Aflora también el concepto de optimización en la carta firmada por Jason Roland. “Los jugadores no solo podrán jugar a todos esos juegos del pasado, sino que deberían poder jugarlos mejor que nunca”. Y así lo harán, porque la retrocompatibilidad de Xbox Series X se está diseñando exprimiendo al máximo la CPU, la GPU y la memoria SSD de la consola sin necesidad de aplicar el modo boost ni haciendo overclocking, sino con el poder base de la consola para todos y cada uno de los más de 1000 títulos compatibles —pasados y presentes— que ya están testeando.

Y sí, los juegos retrocompatibles de Xbox Series X también tendrán tiempos de carga reducidos respecto a sus tiempos de espera originales. “Nuestra NVME SSD se encarga de dar fuerza a la Arquitectura Xbox Velocity”. Y no podemos olvidar de los aspectos visuales. Al margen de los tiempos de carga, se aplicará una reconstrucción visual mediante técnicas HDR sin impactar lo más mínimo en el rendimiento original de los títulos: es nativo por el propio hardware.

Finalmente, Quick Resume. Al igual que los juegos nativos de Xbox Series X y Xbox One intergeneracionales, esta nueva consola permitirá reanudar la partida allá donde la dejamos en multitud de juegos a la vez aunque apaguemos por completo la consola —ahora se podía con un solo juego y en modo suspensión— o la reiniciemos.

Un último epígrafe de la carta de Microsoft tiene que ver con la preservación. Para ello, títulos que con el paso del tiempo no se vean tan bien como en el pasado podrán beneficiarse de técnicas como Heutchy, que permitirá renderizar juegos con una resolución superior a la original hasta 4K; así como con la aplicación de filtros anisorópicos para mejorar la calidad de imagen final de juegos clásicos y que se vean como videojuegos de la actualidad. De este modo, una selección de juegos aun por concretar podrá mejorar de 30 a 60 FPS o de 60 a 120 FPS.

Xbox Series X se lanzará al mercado en todo el mundo en Navidades de 2020 a un precio aun por determinar. En julio conoceremos sus juegos first party.