Bajo control

Comparativa de mandos: DualSense (PS5) y Xbox Series X, todas las diferencias

Sony y Microsoft han presentado ya cómo serán los controladores que acompañen a sus respectivas nuevas consolas. Profundizamos en sus características.

PlayStation 5 y Xbox Series X llegarán a las tiendas, si la situación sanitaria lo permite, a finales de 2020. Tanto Sony como Microsoft han negado la mayor ante cualquier tipo de especulación sobre posibles retrasos y ratifican, por vías oficiales, que Navidades es la fecha que tenemos que marcar en el calendario para recoger la caja de nuestra nueva consola. En el interior de esa caja estará un mando, hoy analizamos todo lo que sabemos de ambos.

DualSense y Xbox Wireless Controller, el poder está en nuestra mano

“Xbox Series X llega con el mejor control en la historia”, declaró Will Tuttle, editor jefe en Xbox Wire, este pasado mes de marzo. Sony no se quedó corta a la hora de elevar las expectativas con el sucesor del DualShock, ahora denominado DualSense: “transformará el mundo del videojuego”, declaró Jim Ryan, presidente y director general de Sony Interactive Entertainment.

Hay algo en lo que pueden convenir los jugadores de ambas marcas: tanto Sony como Microsoft están depositando mucha atención en hacer que los mandos de sus nuevas consolas sean objetivamente mejores que los de la presente generación. Más tecnología; más ergonomía; un diseño más inteligente y, sobre todo, una mejor experiencia en nuestras sesiones de juego.

Evolución y continuismo por parte de los de Redmond para mantener algo que ya funciona; y un intento por revolucionar lo que estaba acostumbrado a tener entre manos el jugador de PlayStation. Son los jugadores quienes den su veredicto en tan solo unos meses; nosotros, mientras tanto, pasamos a la información.

DualSense, algo más que un cambio de nombre

Comenzamos por lo más reciente. Sony, como viene acostumbrándonos desde que inicio esta nueva metodología de comunicación sin apenas contar con los medios, más distante. En pleno mes de abril, seguimos sin tener una fotografía de lo que será PS5. Microsoft, por su parte, está adoptando un lenguaje más directo, apoyado en mucho material gráfico y explícito de cómo funcionará aquello que están preparando.

Esta vez hubo suerte y hemos podido ver en un total de tres imágenes cómo será el nuevo mando de PlayStation 5, DualSense.

La primera pregunta que se ha planteado Sony en el comunicado firmado por Hideaki Nishino, vicepresidente senior en gestión y planificación de producto es: ¿cómo ir más allá? Si bien reconocen que el DualShock 4 es un mando con una gran aceptación entre la comunidad PlayStation “hemos decidido mantener intacto todo aquello que los jugadores adoraban del DUALSHOCK 4 y añadir nuevas funcionalidades y un diseño actualizado”. Reconocen, asimismo, que han tenido “cientos” de borradores antes de decidirse por el diseño actual que se hace ahora público. La pantalla táctil se queda, al igual que el pequeño micrófono incorporado en el chasis y la batería interna recargable; esta vez alimentada a través del nuevo estándar, USB-C.

Pero he aquí una de las novedades, la tecnología háptica. Ya nos hablaron de ella como una forma de ofrecer tensión y resistencia en los dedos, una manera de hacer que fuese distinto sostener una pistola o un arco; o conducir sobre el asfalto u otra superficie. “También hemos incorporado gatillos adaptables a los botones L2 y R2 del mando DualSense para que sientas la tensión real de acciones como cargar y disparar una flecha”.

El reto del equipo de diseño, comentan, ha llegado a la hora de integrar todas estas novedades sin sacrificar diseño, ergonomía y peso. “Nuestros equipos de diseño e ingeniería de hardware trabajaron codo con codo para decidir la ubicación de los gatillos y los actuadores dentro del mando”, comentan. Por este motivo se ha cambiado el ángulo de los gatillos y se ha mejorado el agarre. Con todo, aseguran que el DualSense de Ps5 podrá garantizar “una buena duración de la batería recargable” y “reducir al máximo el peso del mando”, aunque no han trascendido detalles ni de capacidad de esa batería, gramos ni dimensiones de alto, ancho o fondo.

El botón Share desaparece, pero lo hace para dar paso al botón Create, que será en esencia una evolución de éste al situarse en el mismo lugar (arriba a la izquierda) y asumir ese rol: “Con él, volvemos a ofrecer a los jugadores formas nunca vistas de crear contenido de juego épico para compartirlo con el mundo o disfrutarlo personalmente”.

Y sí, salta a la vista que el mando no es principalmente negro, sino blanco. La barra de luz se ha reubicado para darle otro toque; ahora saldrá por los laterales del panel táctil, no en la zona trasera de manera y de manera tan visible. Un color en dos tonos y botones de acción transparentes con base blanca.

Características DualSense de PS5

  • Batería recargable; alimentación USB-C
  • Sustitución del botón Share por Create
  • Panel táctil e iluminación en sus laterales
  • Gatillos L2 y R2 con nuevo ángulo, resistencia y tensión háptica
  • Micrófono y altavoz incorporados
  • Puerto auriculares 3.5

Xbox Wirelles Controller, o cómo refinar un control con pocas aristas

Microsoft ha introducido pequeños cambios en las líneas de diseño del chasis del Xbox Wireless Controller que encontraremos en Xbox Series X. Continuismo deliberado para mantener la confianza depositada en el mando que ya vimos en Xbox One; que fue, a su vez, una evolución clara del de Xbox 360. El equipo de arquitectos de Microsoft ha apostado por dos frentes estos últimos años, desde el Apdaptive Controller pasando por el Elite Series 2, este último de gama premium, precio elevado y experiencia extraordinaria.

Encontrar el equilibrio entre el modelo estándar y el Elite Series es un reto, pero los miembros de Xbox están trabajando en hacer de ese controlador la versión más definitiva posible que hayamos visto hasta la fecha en una consola. Así, este mando pretende mejorar la velocidad, la comodidad y la conectividad: “Un diseño ergonómico mejorado para un rango de gente más amplio, mejor conectividad entre dispositivos, intercambio más fácil y latencia reducida”, declaró Microsoft con motivo de la presentación.

Ryan Whitaker, diseñador sénior de Xbox, explicó aquellos detalles que quizá no son tan apreciables a la vista, como el hecho de haber redondeado ligeramente los botones superiores y reducir los bordes de los gatillos. “Un área clave que estamos mejorando es tener la capacidad de contar con un rango más amplio de tamaño de manos, especialmente para personas con manos más pequeñas. Lo logramos al redondear los botones superiores, reduciendo ligeramente los bordes de los gatillos y esculpiendo cuidadosamente los agarres”, indicó.

El D-pad es otro de los cambios más visibles y sensibles. Rendimiento y accesibilidad fueron las palabras utilizadas por Whitaker para comentar el cambio, que reconoce basarse en lo que aprendieron con el control del Elite y en el uso mayoritario que se le da al D-pad en la comunidad de jugadores de videojuegos en general. Por ello, “creamos un diseño híbrido para sacar lo mejor de ambos. Se siente increíble. El platillo ligeramente más profundo le brinda a tu pulgar un “lugar” agradable donde descansar”.

Y sí, este mando será compatible con tanto Xbox One; o viceversa, el de Xbox One en Xbox Series X, porque la idea del ecosistema se quiere elevar a casi todos los niveles. La tecnología utilizada por este mando para conectarse con la consola será Bluetooth, un estándar que facilita que podamos conectar también el mando en dispositivos Windows 10, por ejemplo. La alimentación será a través de un puerto USB-C, pero inicialmente vendrá equipado con dos pilas AA. Microsoft dará la opción de usar los clásicos “Carga y Juega”, que no dejan de ser baterías recargables extraíbles. Hay un motivo por el que se ha optado por esta decisión.

Jason Ronald, director asociado del programa de gestión de Xbox, dijo que “Dar flexibilidad es la forma de satisfacer ambos tipos de personas. Puedes usar una batería recargable y funcionará como lo hace un mando Elite, pero eso va por separado”. El mando avanzado de gama premium de Microsoft, el Xbox Elite Series 2, sí adopta esta característica de alimentación interna recargable vía USB-C. Normalmente, además, la alimentación por pilas AA da una duración en horas mayor que la de las baterías integradas, a falta de conocer cómo se materializará en este caso.

Finalmente, el botón Compartir, el otro gran cambio en el chasis del mando de Xbox Series X, una función que no estaba integrada de manera nativa en el mando de Xbox One, sino que requería de varios pasos a través del botón central. “Agregar un botón de Compartir es la mejor manera de capturar y compartir momentos instantáneamente. Es fácil simplemente hacer una captura de pantalla o grabar un video sin necesidad de recurrir a menús en pantalla”. Y así será.

Características Xbox Wireless Controller de Xbox Series X

  • Batería por pilas AA; alimentación USB-C. Reemplazable
  • Integración del botón Compartir
  • Redondeo ligero en los botones superiores
  • Reducción en los bordes de los gatillos LT y RT
  • Micrófono y altavoz incorporados
  • Puerto auriculares 3.5