Al detalle

PS5: su CPU optimizará la reducción de ruido y podrá mantener la temperatura

La consola utilizará un sistema de frecuencia variable para poder refrigerar correctamente a pesar de las condiciones del juego.

Sony reveló este miércoles todas las características técnicas de la arquitectura de PS5. Mark Cerny, arquitecto de PlayStation 5, explicó cómo están construyendo la que será la consola más potente de la historia de la compañía. Ahora, profundizamos en dos aspectos que preocupan a los jugadores y que han sido uno de los caballos de batalla de la actual generación: el ruido de la consola y su temperatura.

Según explicó Cerny en la presentación, estamos hablando de un sistema con una CPU AMD Ryzen Zen2 de 8 núcleos, una GPU de 10.28 TFLOps, 16 GB de memoria RAM y un SSD de alta (muy alta) velocidad, capaz de ofrecer un rendimiento de 5.5 GB/s, cien veces lo que es capaz de hacer una PS4. Entonces, ¿cómo se puede refrigerar todo ese poder para que la consola no se sobrecaliente y sus ventiladores no se saturen?

De acuerdo con la argumentación oficial, la velocidad boost de PlayStation 5 será variable, de manera que el rendimiento máximo del sistema estará vinculado con la temperatura. Puede haber supuestos donde la ventilación no sea capaz de mantener la temperatura de PS5 en un rango aceptable, por lo que han diseñado tanto la CPU como la GPU para que todas las unidades se comporten siempre de la misma manera: todas las PS5 procesarán las mismas cargas con el mismo nivel de rendimiento; independientemente del entorno y la temperatura.

Interior y ventilador de PS4
Interior y ventilador de PS4

Según declaró a Digital Foundry vía Eurogamer: “En vez de funcionar a una frecuencia constante para dejar que la alimentación varíe en función de la carga, lo que hacemos es básicamente tener una alimentación constante y dejar que la frecuencia varíe en función de la carga”.

Así, “En vez de mirar la temperatura real en el chip de silicio, lo que hacemos es mirar las actividades que están realizando la CPU y la GPU para ajustar las frecuencias según eso, lo cual hace que todo sea determinista y repetible”. El funcionamiento será, por tanto, distinto al de Xbox Series X, donde se deberán contemplar los posibles picos de consumo energético y su efecto en las frecuencias y rendimiento, un reto para los de Phil Spencer.

Mark Cerny, Ps5
Mark Cerny durante la presentación de PS5.

Con todo, mantener el equilibrio de refrigeración y temperatura de PlayStation 5 favorecerá, muy posiblemente, a que las condiciones de ruido excesivo de la consola se vean reducidos a casos muy reducidos.

Puedes consultar aquí las diferencias entre PS5 y Xbox Series X; también las diferencias entre PS5 y PS4. Asimismo, aquí profundizamos sobre la retrocompatibilidad de PlayStation 5 con PS4, que tiene matices.

Con todo, en este reportaje os contamos todo lo que sabemos de PS5, una consola que —si todo va bien— se pondrá a la venta en Navidades de 2020. En el siguiente artículo resumimos todos los juegos confirmados para la consola.

Vía | Eurogamer