La Guerra Fría...

1971 Project Helios, impresiones

Reco Technology presenta su nuevo título de estrategia por turnos ambientado en un gélido post-apocalipsis.

El apocalipsis es uno de los sucesos más retratados en la ficción futurista. Una catástrofe ha diezmado la vida en la Tierra y los humanos reconstruyen una sociedad desde los cimientos, con perspectivas muy poco halagüeñas y una esperanza frágil de mejora. Los paisajes desolados en los que se retrata la vida después del fin del mundo han permeado en el imaginario popular: edificios en ruinas, una contaminación extrema y un clima cenizo o desértico. Pero existen nuevas formas de crear una historia sobre una sociedad que abre un nuevo capítulo desde el punto y final del planeta, como sucede en 1971 Project Helios. “Decidimos dar una vuelta a el Mad Max desértico que conocemos todos, y decidimos hacer del clima gélido el núcleo principal de nuestro juego”, comenta Carlos Rubio, jefe de arte de Reco Technology. El estudio español se encuentra en la recta final de un título de estrategia con cuya personalidad aspiran a marcar la diferencia dentro del género: 1971 Project Helios, que cuenta con la BSO de Xabi San Martín, compositor de La Oreja de Van Gogh. Meridiem Games editores de títulos como Gang Beasts o Baldur’s Gate – Baldur’s Gate Enhanced Edition se encargan de publicar este nuevo título que llegará durante la primera quincena de mayo para PC (Steam y GOG.com), PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. En MeriStation hemos acudido a la presentación de este nuevo proyecto y os contamos cómo el estudio ha buscado otorgarle una identidad propia que le haga reconocible dentro del género.

El eterno invierno

Nos encontramos en 1971, años después de una Segunda Guerra Mundial cuyas consecuencias no han cicatrizado, en una Tierra devastada por un cataclismo que la ha sumido en un eterno invierno estéril. La diezmada población intenta sobrevivir, y se aferran al fulgor, un nuevo recurso enérgetico, como una nueva fuente de energía que mantiene en pie la sociedad. Por su lado, la científica Margaret Blythe ha desarrollado el Proyecto Helios, con el que pondrá en marcha la restauración de la naturaleza y con el que la Tierra volverá a salir de su letargo. Sin embargo, su misión no será sencilla: un grupo con diferentes planes para el planeta la ha secuestrado, y su vida dependerá de un grupo de valientes que irán a su rescate, unidos por un interés común que prevalecerá por encima de sus antagónicas intenciones.

“Queríamos dar a 1971: Project Helios un sólido enfoque narrativo, en el que la historia no fuera una excusa para ir de combate en combate”, comenta Laura Roldán, diseñadora y guionista del nuevo título de Reco Technology. Así, misión a misión, seguiremos la historia de los 8 héroes que van al rescate de Margaret Blythe en una aventura que no sólo se centra en el combate: deberemos explorar escenarios en busca de recursos y documentación con la que iremos descubriendo el universo que sustenta al mundo post-apocalíptico de 1971: Project Helios. Nuestra implicación, además, perfilará la historia hasta uno de los tres finales posibles del juego: Qué héroes escojamos en cada misión —hasta un máximo de 4, qué recursos hayamos obtenido y las relaciones que hayamos construido tanto dentro del equipo como con las facciones que se disputan el territorio. Se calcula que una primera partida conllevará unas 6 horas de juego y dejará la puerta abierta a una rejugabilidad para obtener nuevos desenlaces.

Sobreviviendo al frío y a la guerra

Así, cada misión se compone de dos fases: la exploración libre y el combate. En la primera, recorreremos diferentes escenarios en busca de nuevos objetivos —apagar una señal de radio, encontrar a un futuro compañero, etc.— y recolectaremos recursos y equipamiento que serán necesarios para progresar y subir de nivel. En cuanto nos topemos con enemigos, entraremos en la fase de batalla, que combina estrategia militar, ataques a distancia y cuerpo a cuerpo. Superar los encuentros requerirá una cuidadosa planificación, en la que deberemos considerar las habilidades de nuestros personajes, las coberturas tras las cuales resguardarnos y la posición de nuestros enemigos. También es importante no infravalorar a nuestros oponentes, puesto que cada unidad es peligrosa y puede causarnos nuestra perdición si no estamos atentos. En caso de que uno de nuestros héroes caiga, podemos revivirlos si invertimos fulgor pero, si no contamos con reservas de dicho recurso, perderemos y deberemos reiniciar el combate. Asimismo, tanto en la exploración como en el combate deberemos estar atentos a la perspectiva visual: el escenario se nos muestra desde un punto de vista isométrico, pero podremos controlar el ángulo a voluntad para descubrir rincones ocultos que podrán hacernos variar de estrategia: ¿una cobertura que no habíamos valorado? ¿Una habitación que nos había pasado desapercibida?

Los combates de 1971: Project Helios cuentan con una mecánica que, según nos cuenta Carlos Rubio, fue inspirada por la decisión de ambientar el apocalipsis en un invierno sinfín: el frío. A cada turno, nuestros personajes sufrirán la inclemencia del clima que menguará su barra de vida, lo cual nos hará valorar si emplear una acción en entrar en calor o esperar al siguiente turno.

Una belleza sobria

En 1971 Project Helios, ni la narrativa ni la estética son accesorios al apartado bélico, como describe Laura Roldán: “En Project Helios buscamos que los combates no sean lo único importante, hemos buscado que la narrativa tenga una gran importancia, hemos creado un lore profundo y un apartado visual que haga que el juego sea reconocible visualmente. Conoceremos a ocho personajes con su propia historia, sus talentos y árbol de habilidades. A nivel visual, se aprecia el cariño en el que han puesto en cada escenario, donde han buscado que no haya dos niveles iguales, dentro de la inhospitalidad que permite un post-apocalipsis de una Europa gélida de un siglo XX alternativo. Los personajes destacan por su carisma; su diseño físico, pese a la sobriedad, marca muy bien las diferencias entre cada uno y les hacen llamativos, en especial a Ame con Ricotta, su adorable compañera cánida —y la única que no recibirá daño. Asimismo, se ha cuidado la idiosincrasia en el discurso de cada uno de ellos, que aporta una gran naturalidad a las interacciones.

En nuestra aventura, conoceremos a tres facciones: los Wintersöhne, una sociedad militarizada que considera el fulgor la rueda principal de su industria; los Kaphirites, una secta religiosa que apuesta por el regreso de la sociedad a la Edad Media; y los Scavengers, nómadas que se dedican a la recolección de fulgor y que no se ligan a unas normas sociales unificadas. Nuestros héroes encontrarán en cada uno de estos grupos amigos, enemigos y aliados comunes, según la historia que escribamos con ellos en una aventura de nieve y pólvora.

1971 Project Helios

1971 Project Helios es un videojuego de estrategia en tiempo real a cargo de Recotechnology para PC, PlayStation 4, Xbox One y Switch en el que un équipo de élite formado por 8 soldados debe rescatar a la Dra. Margaret Blythe en parajes helados dominados por el enemigo. En su camino deberán evitar bandidos, investigar enclaves militares, e infiltrarse en el territorio de peligrosa secta ultra-religiosa que reniega de la tecnología.

1971 Project Helios