Nueva era

Bungie tras Activison: sobre Destiny 2, Shadowkeep y el futuro

Charlamos con el equipo americano en su nueva etapa, una etapa independiente donde convierten su mayor proyecto en un universo en constante expansión.

Hubo luz para Bungie más allá de Activision. Seguramente fue la noticia más sonada del pasado mes de enero: el romance entre ambas empresas llegaba a su final después de ocho años. Los padres de Destiny, convencidos de que el rumbo de la saga debía ser otro distinto al que proponía la firma capitaneada por Coddy Johnson, terminaban el desarrollo de la expansión más ambiciosa hasta la fecha, Forsaken, y lo hacían con el mejor estado de salud que se recuerda en su comunidad.

Shadowkeep es el siguiente paso, pero no el último. Pudimos charlar con Bungie durante nuestra visita a Gamescom 2019 en Alemania este pasado mes de agosto.

Destiny 2: Shadowkeep
Destiny 2: Shadowkeep

“Destiny 2 está más vivo que nunca”

Ya hubo quienes pensaron acertadamente que una de las formas para mantener vivo a Desitny 2 era bajo el modelo free to play; ahí está Warframe, con más de un ustro a sus espaldas y una comunidad que se contabiliza en millones de jugadores. Otra alternativa para garantizar una viabilidad económica era vender sus derechos de distribución a otra editora. Los de Kirkland han preferido optar por la vía independiente por dos motivos: las dimensiones de la empresa —que cuenta con unos 750 empleados— y la facturación que obtienen por su actual gran proyecto, Destiny 2. Cualquier mención a Destiny 3 es ahora mismo cosa del futuro, del futuro lejano: el juego está más vivo que nunca.

No lo decimos nosotros, lo dijeron ellos en nuestro encuentro. Scott Taylor, director de producción, y Orvar Halldorsson, director de UX, viajaron a Colonia para presentar al público europeo Shadowkeep y explicar cuál es la hoja de ruta a partir de ahora (por aquí el ambicioso plan de temporadas), que se divide en dos grandes pilares: New Light, una versión free to play con todo el contenido del primer año, y Shadowkeep (Bastión de Sombras), la séptima gran expansión del juego donde viajaremos a la luna. La cita ya tiene fecha, 1 de octubre, y lo hace acompañado de una función solicitada por miles de jugadores, el cross save, junto a nuevas raid y contenidos donde ya está trazada la hoja de ruta para los próximos doce meses.

“Destiny 2 está más vivo que nunca en estos momentos; y vamos a estar aún mejor cuando se lance Shadowkeep”, comenzaba diciendo Taylor. “Ahora será lo más parecido que hemos hecho nunca a un RPG”, añadía Halldorsson. “Vamos a añadir tantas cosas que va a ser un servicio vivo. Personalización, contenido, eventos, situaciones de combate… Es así como queremos ver a Destiny y son esos los pasos que queremos dar para mejorar el juego”, continuaba.

“Forsaken fue un momento trascendental para nosotros; con Shadowkeep habrá una nueva campaña, nuevas raids, la luna… pero hemos añadido muchas cosas que afectan a Destiny 2 en su conjunto, no solo a la nueva zona. Destiny 2 estará mucho más nutrida a partir de ahora”, comentaba Taylor. Para ellos el juego ha alcanzado su punto de madurez más alto por la cantidad de contenido y también por la calidad que ofrece el mismo, que consideran al mismo tiempo “mucho más adictivo”.

La saga Destiny, una de las tantas del exitoso método looter shooter, cuenta con una comunidad que dedica cientos de horas al año a sus contenidos, un reflejo del grado de fidelidad que tienen sus usuarios ya no tanto al género de por sí sino al universo que conforma esta propiedad intelectual. El lore del mismo, escondido pero presente en múltiples formas, es también algo que se han tomado muy en serio con esta expansión. Prometen no defraudar; de hecho, no supieron decirnos cuántas horas podrá ofrecer Shadowkeep porque todo depende de cada jugador. Además, el planteamiento cambia: no estará todo desde el principio. Al adaptarse a un modelo de temporadas donde se vayan añadiendo contenidos de forma periódica, la cantidad de misiones, incursiones y horas, en definitiva, es incalculable.

¿Es el free to play el futuro para este tipo de juegos?

Un modelo de negocio donde se abran las puertas a quienes quieran conocer esta entrega, una versión base gratuita con no pocos contenidos pero la opción a dar el salto a lo demás, así es como se presenta New Light. ¿Es ese el futuro para todo looter shooter? ¿Ha dejado de entender el público de este tipo de juegos el modelo premium tradicional? Bungie no lo tiene del todo claro, por eso han optado por dar ambas opciones e, incluso, hacer que si alguien quiere empezar de cero con Shadowkeep suba de golpe al nivel 750 y saltarse ese largo proceso.

“Hay gente que siente que había un muro demasiado grande para entrar a Destiny 2”, comenzaron diciendo. Esta circunstancia limitaba el número de jugadores en su comunidad menos dedicada, aunque el juego original ahora sea más barato que nunca. “Se acabó tener que completar cinco campañas para poder empezar a jugar con lo nuevo”.

Todo eso forma parte del proceso de aprendizaje de Bungie hasta ahora. “Tomar feedback de los jugadores ha sido lo que ha cambiado de verdad las cosas”, reconocen. No hace tanto tiempo cuando en la prensa publicábamos titulares donde los usuarios mostraban su descontento con Destiny 2, pero eso se acabó. El equipo de desarrollo se propuso comenzar a entablar contacto directo con ellos, con quienes nutren ese contenido, y lo hicieron con sesiones de preguntas y respuestas, hilos en foros donde la participación de los miembros clave del equipo era siempre muy numerosa. Hacer de Destiny 2 el videojuego que querían todos; tanto ellos como desarrolladores (y jugadores) como su base de aficionados.

Sin Activision tienen ahora mayor poder de decisión en estructura de contenidos, diseño de los mismos y métodos de monetización. “Diría que la forma en que tomamos feedback no deja de evolucionar. Tenemos un total de seis personas dedicadas exclusivamente a conocer qué quiere nuestra gente y qué no. Todo eso nos permite visualizar el futuro que queremos crear en Destiny. Hacemos más analíticas que nunca”, explicaba Taylor. La gestión, en definitiva, y el contacto directo con sus jugadores ha estrechado las distancias entre ambas partes.

“Cross-save es una de las funciones que más nos habían solicitado; fue muy desafiante, pero esperamos que la gente lo disfrute después de tanto tiempo esperando”. No fue fácil, pero ahora el progreso de PS4, Xbox One y PC se podrá compartir si tenemos cualquiera de las versiones. La plataforma será ahora un elemento secundario. No es cross-play, otra de las peticiones más sonadas, pero es un primer paso en ese camino de satisfacción popular que tienen entre ceja y ceja.

El desafío de acertar con cada nueva expansión

“Uno de los desafíos más grandes que hemos tenido recientemente ha sido el apartado narrativo. Todas las piezas del universo Destiny son muy complejas. ¿Cómo podemos trasladar todo eso entre cada expansión? ¿Cómo todas esas expansiones pueden confluir en una sola”, comentaban Halldorsson. “Elegir la ambientación de cada nuevo contenido y cómo encaja con el universo previo. Estar seguros de escoger lo correcto en cada momento y ponernos a trabajar en ello”, añadía Taylor. “El equipo narrativo está muy ilusionado. Escenas cinemáticas, historias… un lore muy profundo que esperamos que todos puedan descubrir”, decían con una clara sonrisa en su rostro. Mencionaron la banda sonora, el apartado artístico, las historias derivadas de las principales… En Bungie la gran mayoría de ellos son también jugadores habituales de Destiny.

Por ello, ¿cuántos años pueden quedar hasta que Destiny 3 llegue a las tiendas? No quieren saber nada de ello, como tampoco de la próxima generación de consolas, que está a la vuelta de la esquina. Aunque reconocen estar interesados en lo que pueda ofrecer la tecnología del nuevo hardware de Sony y Microsoft, rehusaron responder ante la pregunta de una eventual versión de Destiny 2 en las consolas de la próxima generación, que arrancará en Navidades de 2020 al menos en el caso de Xbox. Todo se verá, pero no tenían nada que anunciar en estos momentos.

Bungie tras Activision: ahora qué

Bungie se encuentra en su momento de mayor independencia. No tener el respaldo de una gigante como Activision les ha hecho renunciar a algunas cosas, pero es también una oportunidad para hacer otras impensables al tener que estar ligados a una compañía con una visión comercial diferente a la que tenían ellos con la serie que llevan cultivando cerca de una década.

“Es, en realidad, bastante parecido a como era antes”, comenta Taylor, que no evidenciaba muchos cambios en su forma de trabajar durante estos últimos nueve meses. La estructura interna no dista demasiado de como lo fue en 2017 y 2018. “Siempre hemos tenido una gran relación con Activision y, ahora, nos encontramos elaborando un nuevo equipo de distribución, un nuevo departamento de distribución donde la relación es mucho más cercana: todos los miembros están en casa”, comentaba. Ahora son menos llamadas de teléfono, menor el intercambio de correos. Una misma oficina donde plantear, operar y materializar los cambios.

No se arrepienten, sin embargo, de todo lo que hicieron con Activison en el pasado, pero la colaboración entre los dos grupos, el de desarrollo y el de distribución, todo dentro de Bungie, es ahora más fácil a la hora de proceder.

Y es así como comienza una nueva era para Destiny 2. “Es un juego que está en constante cambio y evolución”, decía antes de terminar nuestro encuentro Orvar Halldorsson, convencido de que lo que está por llegar será la culminación de tantos años de trabajo no solo con esta segunda parte sino con el juego que inicio la IP a comienzos de generación.

Será el 1 de octubre cuando dé comienzo Shadowkeep, como también New Light, en PS4, Xbox One y PC; más adelante en Stadia. Hasta dónde llegará este nuevo límite es algo que ni siquiera ellos quieren pensar ahora.

Destiny 2

Destiny 2, desarrollado por Bungie y distribuido por Activision para PCPlayStation 4 y Xbox One, es la secuela del título de acción first person shooter Destiny. La última ciudad segura de la humanidad ha caído ante una abrumadora fuerza invasora dirigida por Ghaul, el imponente comandante de la brutal Legión Roja, que ha despojado de su poder a los guardianes y obligado a huir a los supervivientes. Te aventurarás en mundos misteriosos e inexplorados del sistema solar para descubrir un arsenal de armas y nuevas habilidades de combate devastadoras. Para derrotar a la Legión Roja y hacer frente a Ghaul, deberás reunir a los héroes de la humanidad que han sobrevivido y luchar juntos para recuperar nuestro hogar.

Destiny 2

Tutorial para hacer Backups de Uplay

Acaba de salir Uplay +, la espectacular suscripción de Ubisoft con más de cien juegos propios y que está de forma gratuita hasta el 30 de Septiembre. Está genial y es impresionante la cantidad de juegos buenos que tiene, pero avisan de un...