Escalada de violencia

La policía investiga una amenaza de bomba en las oficinas de Bandai Namco en EEUU

Con la escalada de violencia en Estados Unidos de fondo, de la que el presidente culpa a los videojuegos, se produce una nueva evacuación en la industria.

Según informan nuestros compañeros de IGN, las oficinas de Bandai Namco en California, Estados Unidos, han sido desalojadas mientras la policía investiga una amenaza de bomba dirigida contra la compañía. La desarrolladora ha emitido hace unas horas el siguiente comunicado al respecto: "No podemos hacer comentarios sobre la veracidad de la amenaza porque hay una investigación en progreso, pero podemos asegurar que todos nuestros empleados están a salvo y que haremos todo lo posible por salvaguardarles". Por su parte, la policía no ha confirmado aún si se trataba de una aviso real o falso.

La violencia contra el mundo de los videojuegos y las amenazas al mismo han visto disparados los casos desde hace unos meses. A finales de 2018, la desarrolladora de Call of Duty: Modern Warfare, Infinity Ward, tuvo que ser evacuada de sus oficinas por la misma razón, una amenaza falsa de bomba. Este mismo 2019 la policía tuvo que intervenir en las oficinas centrales de Twitch por la aparición de un posible asaltante armado, y algo parecido ocurrió en las de Youtube, donde un hombre disparó e hirió a tres personas con una pistola antes de suicidarse.

Trump y sus acusaciones a los videojuegos

Cabe preguntarse hasta que punto estas situaciones están relacionados con incidentes tan trágicos como el tiroteo que ocurrió la semana pasada en un Walmart de Texas, donde un hombre disparó y mató a 22 personas e hirió a otras 26. Ni siquieran habían pasado 13 horas del mismo cuando otras hubo otro en Daytona, Ohio, con 10 víctimas y 27 heridos. Aunque no tendrían por qué estar relacionados con la industria del videojuego, las alegaciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y de varios políticos afines se han encargado de establecer el nexo y han culpado a los videojuegos de ser una de las causas que provocan este tipo de incidentes.

La Entertainment Software Association (ESA), una de las máximas representantes del sector y organizadora del E3, ha tenido que salir a defenderse de esas acusaciones, que han calado entre algunas personas y han hecho que empresas como Walmart tomen medidas y hayan decidido retirar la publicidad sobre juegos violentos de todas sus tiendas.

Quedamos a la espera de nueva informaición sobre la amenaza de bomba en las oficinas de Bandai Namco.