Mundos inexplorados

Destino 2019: Los juegos de acción RPG Online que llegan

Bungie inició el camino de los RPG’s contemporáneoas de acción en línea. Ahora tenemos un tridente en el horizonte: Anthem, The Division 2 y el propio Destiny

Los denominados ‘juego servicio’ ya se han establecido en nuestro catálogo. Es así. Incluso títulos enfocados en exclusiva a la vertiente monojugador, han tomado el camino de la renovación a lo largo de los meses. Seguir esta estela es peligrosa para aquellos que echan en el multijugador toda la carne del asador. Por un lado se tiende a aflojar el pestillo durante el lanzamiento, como ha ocurrido recientemente con Battlefield V, lo cual puede repercutir negativamente a la construcción de una comunidad. Sin jugadores, por más que sea bueno, es difícil recuperarse de un bache así. Por otro, dejarse material para las capsulas de contenido ayuda a mantener un ritmo constante durante los primeros meses.

Es un tira y afloja constante. Caer en un lado u otro depende únicamente de una decisión. ¿Lo ideal? Mantener un equilibrio en ambos campos, aunque ya hemos visto que siempre hay excepciones. Rainbow Six Siege chocó con una pared en sus compases iniciales, y no fue hasta la llegada de nuevo contenido y el boca a boca cuando resurgió de sus cenizas para alcanzar los 40 millones de jugadores. En cualquier caso, tenemos clara una cosa: los RPG de acción multijugador han tomado la delantera desde que PS4 y Xbox One comenzaran la carrera por la generación. Destiny, allá por 2014, mezcló una serie de características que, unido al esquema de hoja de ruta ya comentada, comenzó a gestar una comunidad que acabaría enganchada por estas propuestas.

Ahora, a poco más de un mes de dar la bienvenida al nuevo año, echamos la vista hacia delante para comprender qué vendrá por el camino. Tres grandes nombres resuenan dentro del género: Anthem y The Division 2 darán que hablar durante el primer cuarto de año, mientras que Destiny 2 tendrá mucho que hacer a lo largo del mismo. Tres juegos y tres estudios tan diferentes entre sí y que sin embargo cuentan con multitud de similitudes. A continuación os invitamos a enfundaros en vuestras armaduras para prepararos a los peligros que encontraréis en sus mundos.

Anthem, la nueva odisea de BioWare

El sinsabor de Mass Effect: Andromeda aún perdura entre el colectivo. BioWare Montreal estuvo envuelta en diferentes problemas internos que terminaron por impactar de lleno en el desarrollo del juego. Quizá hubo falta de apoyo por parte de Edmonton, el principal estudio de la compañía, aunque la actualidad mandaba por aquel entonces: se encontraban totalmente inmersos en el desarrollo de una nueva IP. Esta nueva propiedad intelectual la conoceríamos pocos meses después de la llegada de la fallida odisea espacial, durante la conferencia de prensa de Microsoft en el E3 2017. Un teaser jugable nos ponía en las botas de una especie de marines espaciales que, al entrar en sus caparazones de metal, se convertían en tanques bípedos al más puro estilo Iron Man.

Lo que estábamos presenciando era, efectivamente, Anthem, el intento de Electronic Arts de tomar una pieza del pastel que comparte Destiny y, en menor medida, The Division. Pese a que su lanzamiento está previsto para el próximo 22 de febrero, pocas informaciones tangibles conocemos hasta el momento. La principal diferencia entre sus competidores reside en las ‘alabardas’, los trajes que nos otorgarán los poderes fantásticos. Existen cuatro hasta el momento: Comando, Coloso, Interceptor y Tormenta. Todas ellas están enfocadas a un estilo concreto de juego y pueden ser moldeadas durante el progreso natural.

Coloso, por ejemplo, es el exotraje más versátil, quizá el más indicado para iniciarse en su mundo. Funciona realmente bien para la mayoría de rangos de combate, ya sea a corta distancia con su maza eléctrica, a distancia con su puño lanzadera modificable o el amplio abanico de granadas y misiles a su disposición. Su habilidad definitiva lanzará una salva de proyectiles explosivos perfecto para acabar con grupos de enemigos. Los tres restantes serán para aquellos que busquen gozar de una gran salud a costa de agilidad, ganar por velocidad a sus adversarios y dominar la pelea desde la lejanía, respectivamente.

En cualquier momento podremos saltar de un traje y otro a través de nuestro hangar en Fuerte Tarsis, la zona neutral compartida donde podremos comerciar, charlar con nuestros compañeros, recibir misiones, etcétera. Es decir, la ‘Torre’ de Anthem. Al venir de las manos de un estudio que pone tanto énfasis en la narrativa, el equipo nos promete protagonismo de este aspecto sin impactar de lleno en el ritmo de la acción. Este equilibrio entre la historia y las secciones jugables es fundamental para que el interés permanezca en el jugador más allá de conseguir la codiciada nueva pieza de equipo que nos haga subir en estadística. Todavía desconocemos los detalles, pero esperamos grandes cosas en este sentido, sobre todo viendo que sus dos competidores directos fallan precisamente en ello.

Si bien Destiny o The Division son juegos basados en una estructura de niveles horizontal (o al menos no tanto en la obra de Bungie), BioWare quiere introducirnos en una experiencia dinámica y sin barreras, ya sea por tierra, mar o aire. Quizá esta sea una de sus bazas más diferenciadoras, incluso por encima del sistema de alabardas. La verticalidad del diseño de niveles y las posibilidades que nos permite a nivel jugable, pueden ser clave para enganchar a sus usuarios si el control responde de manera fluida. Aquellas pinceladas vistas en el último evento californiano nos permite dilucidar la experiencia que los integrantes del equipo han obtenido a lo largo de estos años. Estamos ante un multijugador que ha aprendido de cómo se ha desenvuelto el resto y actúa en consecuencia para tapar aquellos aspectos dejados en el tintero, o al menos esa impresión tenemos.

Algo está cambiando en Electronic Arts. Con Battlefeld V se ha decidido eliminar por completo cualquier atisbo de pase premium en pos de una trayectoria de lanzamiento de contenido gratuito a lo largo de la vida útil del juego o, como lo llaman ellos, Vientos de Guerra. Anthem seguirá la misma estela y es que quieren brindarle soporte a años vista. Por ello, todos los contenidos descargables llegarán sin coste adicional para los jugadores, incluidas aquellas expansiones para single player, algo que tampoco quieren dejar de lado. Habrá monetización, aunque tan solo será para elementos cosméticos. Eso sí, el PvP no lo tendremos de salida; tendremos que esperar unos meses para poder disfrutarlo.

Lo próximo que sabremos de Anthem será a partir del próximo 1 de febrero, día en el que llegará la demo privada que, según pudimos conocer, será una demo tradicional y alejada de las betas multijugador a las que estamos acostumbrados. Tres semanas antes de su llegada final será la franja que tendrán para escuchar el feedback de la comunidad y actuar en caso de que existan elementos que precisen de ajustes. En cualquier caso, será el 22 de febrero cuando saldremos de dudas.

The Division 2, Washington espera

El proyecto de Massive Entertainment tuvo un transcurso en el mercado de contrastes. Las primeras semanas se llenaron de elogias hacia él, puesto que introducía una experiencia Third Person Shooter adictiva y que recompensaba al jugador prácticamente a todo momento. Pero la sorpresa se disipó en cuanto se llegaba al contenido final. Tocar el techo en The Division era sencillo hasta el exceso. Apenas hacía falta terminar la campaña principal para vivir la mayor parte de las experiencias que tenía en su oferta inicial. Su contenido End Game, aspecto importantísimo en un título de este corte, era más bien escaso. Las tan cacareadas incursiones llegaron un par de semanas después de su aterrizaje en el mercado y no alcanzaban el nivel que se les presuponía.

La llegada de los numerosos parches ayudaron a que el juego ganara en profundidad. Nuevas funciones, zonas para el PvP y un largo apéndice de características unidas a los contenidos adicionales de pago, ayudaron a que dos años después se convirtiera en la experiencia que buscábamos. Manhattan ya queda lejos. Dejamos los rascacielos de la gran urbe americana para pasar a su capital, Washington D.C. El virus ha seguido extendiéndose a lo largo del país, al igual que aquellas bandas que se aprovechan de la situación para sacar su parte de beneficios. Los jardines de la Casa Blanca se han convertido en el patio de recreo de cientos de maleantes que, como agentes de Division que somos, debemos exterminar.

El mapa será aproximadamente un 20% más grande que el del original, aunque viendo la manera en la que se aprovecha con interiores y demás, tenemos claro que será una ciudad más variada. Desde Ubisoft se guarda con bastante recelo las novedades que atañen al juego; de hecho, desde el evento en Colonia apenas hemos recibido nada más. Con todo, sí que hay aspectos jugosos que tratar y que nos dan una idea del pensamiento del equipo tras su desarrollo. Aunque el modo historia seguirá teniendo presencia (algo imprescindible en todos los juegos bajo el sello Tom Clancy), el verdadero juego comenzará a partir del nivel 30.

El nivel 30 será la llave para desbloquear The Division 2 en su plenitud. Cuando ocurra, se nos abrirá una decisión crucial a la hora de asentar el estilo de juego de nuestro personaje. Tendremos que elegir una de las tres especializaciones existentes, a razón de Especialista en Supervivencia (un trampero de toda la vida), Experto en Demoliciones (vive en la naturaleza del caos) y Tirador (francotiradores precisos y sigilosos). Todavía no se han revelado los detalles en cuanto al impacto de los cambios a nivel jugable, ni siquiera si podremos cambiar de arquetipo en algún punto determinado del progreso. Junto a ellos, nuevas actividades cooperativas se abrirán, al igual que el PvP y las funciones de clanes.

Ese énfasis en el end game encaja con el soporte postlanzamiento que recibirá. Lígeramente diferente a lo hecho desde Electronic Arts, los galos han apostado por un modelo de pase. En estos momentos existe el denominado “Pase de año 1”,  una membresía VIP de la que todavía desconocemos sus beneficios. Esta suscripción terminará el 14 de marzo del 2020. Esto no quiere decir que dejemos de recibir novedades de manera gratuita, nada más lejos de la realidad; Massive Entertainment nutrió de contenido el primero en forma de rangos de armamento, equipo y un largo etcétera sin pasar de nuevo por caja. Los DLC de pago pasaban, como decíamos, por nuevas visiones del conflicto, como Survival, en el que caíamos en la zona oscura sin equipo alguno y debíamos recolectar objetos por el escenario para poder llegar a la extracción con éxito. The Division 2 recibirá contenido gratuito con el que no dividir a la comunidad, incluidas nuevas zonas, incursiones y un largo etcétera.

Una beta privada llegará el próximo año justo antes del lanzamiento. Lamentablemente todavía no cuenta con una fecha fija, pero es de esperar que sea en la franja de febrero, fecha flexible para que puedan ajustar las pesquisas necesarias gracias a los comentarios de la comunidad. A través de este enlace podréis inscribiros para tener la posibilidad de acceder a ella. The Division 2 llegará el próximo 15 de marzo del 2019.

Destiny 2, tras Los Renegados

Bungie corrigió parte de los problemas del pasado y nos brindó una base mucho más sólida de la vista tres años atrás. Pese a ello, no era suficiente. Lo peor estaba por llegar. Sus dos contenidos incluidos en el pase de temporada fueron bastante decepcionantes, apenas incluía contenido como para justificar el alto precio por ellos. La desilusión de los primeros meses de mercado se disipó, en gran medida, al llegar la primera expansión por derecho: Los Renegados. La despedida de Cayde-6 nos hizo engancharnos de nuevo a las andanzas de los guardianes. Tanto el PvE como PvP recibieron contenido de calidad, mención especial para la incursión, una de las mejores vivencias se pueden vivir en las dos entregas.

Al contrario de lo vivido con el primero, todo lo que viene a continuación de Los Renegados apunta a estar lejos de una nueva expansión de su magnitud. Bungie ha tejido un nuevo sendero en el que aportar nuevas características, tanto gratuitas como aquellas que forman parte del pase anual. Desde diciembre hasta el próximo verano, recibiremos seis capsulas de contenido, tres de ellas de pago. Será diciembre el mes en el que demos el pistoletazo de salida a este programa con la llegada de la Armería Oscura, una nueva quest line que nos llevará a un nuevo cubil de la raid, nuevos exóticos y la posibilidad de entrar a la zona del mismo nombre. A su vez y para todos los jugadores, facetas como la vuelta de las ametralladoras ligeras serán el principal reclamo.

Primavera será la estación del Gambito, el sorprendente modo de juego estrenado en esta expansión y que pone de patas arriba la perspectiva que teníamos del multijugador. La compañía promete evolucionar la fórmula inicial, aunque todavía no tenemos datos precisos. Es de esperar que dé el suficiente vuelco como para ser el principal reclamo hasta el verano, cuando llegará la última esperada: Penumbra. Otro cubil de la raid y un inédito tipo de actividad serán los reclamos para hacer más llevadero el calor. Por supuesto, junto a todos esto que hemos comentado, se unirán nuevas armas, equipamiento…

Si algo hemos aprendido con Bungie y Destiny es que las expansiones son las auténticas protagonistas. Estamos cansados de pequeño intentos por enganchar a sus usuarios; es en estos momentos, como la salida de Los Renegados, cuando la comunidad permanece más activa. Todo se envuelve en ilusión por conocer todos los secretos de las nuevas aventuras adheridas. Ocurrió con la obra primigenia: El Rey de los Poseídos y Los Señores de Hierro fueron los responsables de que sobreviviera el paso de los meses. ¿Cuando sabremos de la nueva? Aún es pronto, sobre todo tras conocer que el pase anual tendrá soporte hasta el próximo 31 de agosto. Algo deberá cocerse a partir de ese mismo septiembre para volver a la casilla de salida.

Combates para todos los gustos

Ya habrás comprobado que el futuro de los RPG de acción en línea promete muchísimo. ¿Lo mejor? Que todo está compactado para vivir mil y una aventuras justo en los tres primeros meses de 2019. Como siempre ocurre en estos casos, permaneced atentos a MeriStation para conocer las últimas novedades de estos aclamados títulos. Un consejo, marcad en el calendario estas fechas: 22 de febrero, 15 de marzo y 31 de agosto. Será ahí cuando los tres nombres propios salgan al escenario.

The Division 2

The Division 2 es la secuela del exitoso título de acción táctica y disparos de Massive Entertainment y Ubisoft para PC, PlayStation 4 y Xbox One, donde los jugadores deberán cooperar para salir airosos de nuevos y peligrosos retos. Dirige un equipo de agentes de élite en lo que queda de Washington D. C. tras el paso de una pandemia para restablecer el orden e impedir el colapso de la ciudad. Juega con tus amigos en cooperativo y PvP, consigue potentes armas y equipo y conviértete en uno de los elegidos para proteger el Capitolio en pleno estado de emergencia. La misión no termina con la campaña. Más allá del nivel 30, a los agentes de la División les esperan nuevas especializaciones, modos de juego, incursiones y mucho más.

The Division 2