NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BOXEO

El doctorado de Jesse Rodríguez

Jesse Rodríguez retuvo el Mundial WBC del supermosca al vencer por TKO en el sexto asalto a Srisaket Sor Rungvisai. El joven campeón da un golpe en la mesa.

Actualizado a
Jesse Rodríguez golpea a Rungvisai durante su combate.
Matchroom Boxing

Con 22 años, Jesse Rodríguez es el campeón más joven del boxeo actual. Esa juventud le convierte en una gran estrella de futuro. Hay que quitar la última parte de la frase. Es presente. Tras acabar con Carlos Cuadras en febrero, cuando fue avisado con cinco días de antelación, este sábado debía confirmar que no era flor de un día. Lo hacía en su casa, San Antonio, y de nuevo volvió a maravillar. El texano derrotó, por TKO en el octavo asalto, a Srisaket Sor Rungvisai para retener el Mundial WBC del supermosca. El excampeón mundial tenía en su currículum victorias sobre Román ‘Chocolatito’ González (dos) y Juan Francisco ‘Gallo’ Estrada. Es un primera clase de la categoría y Jesse lo anuló por completo. “Es el campeón más joven y podría estar entre los mejores libra por libra. Está aquí por el legado, por ser recordado”, espetó Eddie Hearn, su promotor, tras el pleito.

Rodríguez dio un recital de boxeo, nuevamente. El jab, la velocidad y la facilidad para cambiar los ángulos de golpeo provocaron que dominase el combate desde el inicio. Sor Rungvisai, pese a su experiencia, no lograba estar cómodo. En contadas ocasiones logró ponerse en la corta distancia, pero cuando estaba ahí el campeón lograba revertir la situación. “Desde el tercer asalto su poder no era el mismo”, reveló Jesse al acabar. La pelea estaba decantada y el rostro del tailandés lo reflejaba. En el séptimo, Rodríguez conecta un gran crochet en la zona parietal del aspirante y lo manda al suelo. Rungvisai estaba tocado, pero resistió y se encontró con un vendaval de golpes. El árbitro, cuando el tailandés dejó de responder paró la pelea. Un torbellino se había adueñado del ring. El futuro de Jesse Rodríguez ahora es muy amplio. En el supermosca Chocolatito González y el Gallo Estrada deberían ser el siguiente paso del invicto. Su hermano, campeón secundario WBA, Joshua Franco, apunta a Estrada, por lo que la vía de González toma fuerza... aunque no hay que olvidar lo que está haciendo Rodríguez. Subió dos categorías de peso para aceptar la chanza de Cuadras, por lo que no sería descartable que buscase un Mundial en el mosca o minimosca.

La velada organizada por Matchroom tenía un gran cartel y eso que se cayeron varias piezas. El ‘Rey’ Martínez fue baja por lesión y no pudo enfrentarse a McWilliams Arroyo. Además, la promesa Marc Castro fue positivo en covid la semana de la pelea y tampoco estuvo en el ring. Pese a ello, vimos otros dos Mundiales. El uzbeko Murodjon Akhmadaliev dio una nueva exhibición para retener los Mundiales WBA e IBF del supergallo al superar y finalizar, en el último asalto, a Ronny Ríos. Antes, Jessica McCaskil pasó por encima de Alma Ibarra, quien se retiró en el tercer asalto. Así la estadounidense suma su tercera defensa de la corona unificada del peso welter.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?