NATACIÓN

Mireia Belmonte: "Seguir nadando es un regalo para mí"

La nadadora catalana de 31 años se encuentra en un periodo de cambios: de entrenador, de pruebas... "Con trabajo saldrán las cosas", cuenta a AS.

0
Mireia Belmonte: "Seguir nadando es un regalo para mí"
INMA FLORES DIARIO AS

Son tiempos de cambio para Mireia Belmonte (Badalona, 31 años). La nadadora española de la última década partió peras con el entrenador de sus grandes éxitos, Fred Vergnoux, tras los Juegos de Tokio y en octubre retomó los entrenamientos por su cuenta. En enero, después de unos problemas en los hombros que le han llevado a modificar su esquema de pruebas, volvió al CAR de Sant Cugat, al que se incorporará en julio el británico Ben Titley, la nueva apuesta de la RFEN, que ha acumulado 22 medallas olímpicas con sus nadadores previos. Belmonte cuenta a AS durante la Carrera de la Mujer sus sensaciones ante tanta novedad.

No ha conseguido mínima ni para Europeo ni para Mundial. Acostumbrada a estar en los grandes campeonatos, ¿cómo afronta una temporada sin ellos?

He empezado a entrenar el 31 de enero, así que llevo tres meses de preparación. Voy por el buen camino, bajando marcas y adaptándome a un entrenamiento muy diferente del que hacía hasta ahora. Todo requiere tiempo y hay que tener paciencia y ganas. Mi objetivo principal es París 2024, así que creo que queda mucho tiempo para trabajar en ello. Ahora simplemente voy día a día, centrándome en lo que puedo hacer.

En los últimos Nacionales nadó los 100 mariposa, no los 800 ni los 1.500. ¿Cómo está asimilando el cambio de pruebas?

Al final llevo muchos años nadando ya. Los 800 y los 1.500 requieren un tipo de entrenamiento muy específico que con problemas de hombro no se puede afrontar. Prefiero centrarme más en pruebas de medio fondo y dejar un poco a un lado el fondo.

En julio llegará al CAR Ben Titley. ¿Le conoce? ¿Ha hablado ya con él?

Le conozco desde hace unos años. He podido hablar con él y me ha explicado un poco su filosofía de trabajo. Cuando venga al CAR me pondré a trabajar con él, a seguir sus entrenamientos y consejos.

"Mi objetivo principal es París 2024"

Mireia Belmonte

¿Qué cree que le puede aportar de cara a su objetivo de París 2024?

Es un entrenador de alto nivel. Cada uno tiene su punto de vista y al final siempre tienes que conocer distintas formas de trabajar. Intentaré adaptarme lo mejor que pueda a su manera de entrenar.

¿Cuántas horas está trabajando a la semana?

No lo sé, no las cuento. Pero son bastantes. Y sobre todo he notado que en el agua son entrenamientos más específicos, con más calidad. Cada prueba requiere un tipo de trabajo especial.

¿Ha reducido volumen?

Al no nadar fondo, un poquito sí, claro.

Mireia Belmonte posa para AS en la Carrera de la Mujer.

De septiembre a enero, cuando no estuvo entrenando en el CAR, ¿qué hacía? ¿Cómo era su rutina?

Fueron unas vacaciones obligadas entre comillas. Yo quería hacer un poco de reflexión, estar en casa… Nunca había pasado tanto tiempo seguido con mi familia. Al final ha sido un periodo para mí y para entrenar un poco más a mi rollo, tranquila. Para desconectar y sentirme más a gusto. Me ha venido muy bien porque en enero ya me puse a tope mentalmente.

En los Nacionales no consiguió meterse en las finales de todas las pruebas que hizo. ¿Cómo se digiere eso tras tantos éxitos?

Yo soy muy realista. Cuando tienes seis o siete semanas de trabajo no se pueden hacer milagros. Soy muy paciente, sé lo que hago en los entrenos y sé que los resultados al final tienen que llegar. Ahora mismo no puedo conseguir llegar a todo porque no tengo ese entrenamiento. Pero creo que con el trabajo correcto y más de seguido acabarán saliendo las cosas. No estoy nada preocupada.

¿Se considera en la última etapa de su carrera profesional?

No lo sé. Siempre intento ir día a día y no pensar en lo que pasará el año que viene o al otro. Ser consciente de que hay una progresión y tengo que seguir entrenando.

¿Qué le gustaría poder decir de este periodo de su trayectoria?

No sé. Al final la carrera de un deportista es tan larga, o al menos en mi caso, que siempre pasas muchos momentos. Trato de recordar solo los buenos, los malos se me olvidan muy rápido. Ya conseguí el sueño que tenía de pequeñita con creces y seguir nadando es un regalo. Tengo mucha suerte de poder hacer lo que me gusta. Soy muy afortunada.

¿También se siente así por poder estar en eventos como la Carrera de la Mujer, inspirando a otras?

Este año lo he vivido de forma diferente. Siempre corro la carrera. Me gusta y de hecho forma parte de mi entrenamiento. Esta vez he estado en la salida saludando a las corredoras (no tomó la salida por unas molestias en los isquiotibiales). Ha sido muy emocionante. Todas somos una unión.