GOLF

Un Tigre y seis leones

Woods centra los focos en Augusta de la 86ª edición del Masters que recibe a media docena de jugadores, entre ellos Rahm, con opciones de salir número uno.

0

Todo en el Augusta National destila historia y tradición ya que el primero de los cuatro majors, y el único que siempre se celebra en el mismo campo, cuenta con signos identificativos y míticos para cualquier aficionado al golf como la Chaqueta Verde, el Amen Corner o la Magnolia Lane. La 86ª edición del Masters (Movistar Golf, 18:30), que comenzó a disputarse en 1934 y sólo dejó de hacerlo durante tres años de la Segunda Guerra Mundial, recibe a 91 jugadores que pelearán por enfundarse la prenda más simbólica del deporte mundial (confeccionada desde 1967 por la sastrería Hamilton Tailoring Co. de Cincinnati)... y el cheque de 1,9 millones de euros que le acompaña.

El tapiz verde 6.835 metros y par 72, que cuenta con 80.000 plantas diseminadas por el campo y que renombra cada uno de los 18 hoyos con la especie predominante que lo adorna vivirá un torneo especial en 2022 con el regreso de Tiger Woods, el mito estadounidense de 46 años que vuelve a un evento PGA Tour tras su grave accidente automovilístico de febrero de 2021. "Si sintiera que no puedo ganar, no me verían aquí. No me presento a un torneo a menos que no pueda ganarlo. Esa ha sido siempre mi actitud", aseguraba el Tigre en la rueda de prensa en la que oficializaba su presencia hoy en el tee del 1 (16:34 en España).

El ganador de 15 'majors' y cinco Masters (a tres y uno respectivamente de Jack Nicklaus) cambió con su victoria en 1997 con 21 años los estándares de un lugar inmaculado y rígido situado en el estado de Georgia, seguramente el más racista de EE UU, donde hasta entonces los negros sólo participaban como caddies salvo tres excepciones (Lee Elder, Jim Thorpe y Cal Peete) y que cuenta con una tienda de merchandising, únicamente abierta la semana del torneo, que factura en torno a 40 millones de dólares en siete días. Peculiaridades de Augusta como que no hay marcadores electrónicos (todo se escribe a mano); el público no puede exhibir banderas ni ningún tipo de simbología; está vetado correr, gritar e incluso llevar la gorra al revés; y es el único torneo donde el uso del teléfono móvil está rotundamente prohibido.

Tiger centrará los focos, pero entre los otros 90 jugadores, además del defensor del título el japonés Hideki Matsuyama, hay seis nombres que centrarán a priori la máxima atención. Seis leones que llegan con una doble misión: ganar el Masters y salir de Augusta como número uno del ranking. Por cierto, un torneo que nada más habrán jugado 1.358 golfistas (15 españoles) en toda su historia (843 únicamente más de una edición). Esa media docena la componen Scottie Scheffler (uno del mundo), Jon Rahm, (2º), Collin Morikawa (3º), Vikton Hovland (4º), Patrick Cantlay (5º) y Cameron Smith (6º). Los tres norteamericanos, el español y el noruego dependen de sí mismos; si ganan el Masters salen como líderes del ranking. El australiano necesita vencer en Augusta y esperar el puesto del resto de adeversarios.

"Yo siempre voy a hacerlo lo mejor posible y no me añade o me quita presión"

Jon Rahm

"Yo siempre voy a hacerlo lo mejor posible y no me añade o me quita presión", afirma el 'León de Barrika', antes de confirmar que aún no ha podido charlar con el ídolo universal: "Está en 'modo Tiger'... no te dice ni hostias (risas)". El vasco de 27 años (que inicia su participación hoy a las 19:41) capitanea la terna española en la 86ª edición junto a Sergio García (ganador en 2017 y que hoy sale a las 19:08) y Chema Olazábal (vencedor en 1994 y 1999 y que abrirá el campo en la jornada inicial a las 14:00 horas compartiendo partido con el local J. J. Spaun).

Sergio García.