BOXEO

El boxeo alaba a Kiko Martínez: "Siempre serás nuestro campeón"

La derrota de Kiko Martínez provocó muchas reacciones en redes sociales. De la indignación por la permisividad del árbitro, al reconocimiento masivo.

Leeds
0
El boxeo alaba a Kiko Martínez tras su revancha contra Warrington.
Matchroom

Kiko Martínez recibió la sutura de los tres cortes que sufrió en el combate contra Josh Warrington en el propio pabellón de Leeds. Una vez que cumplió con el control antidoping y fue atendido, el ilicitano regresó a su hotel en la ciudad inglesa junto con su equipo. Kiko se empeñó en ir con ellos a buscar la cena tras el pleito y ocurrió algo mágico. Durante toda la semana fue el enemigo, fue abucheado durante el combate, el árbitro no lo trató igual que a Warrington... pero una vez acabada la pelea todo cambió. Tres jóvenes locales que pasaban por la puerta del hotel pidieron una foto al ya excampeón del mundo. Al lado, un grupo de españoles comenzó a vitorearle y por encima emergió un grito de uno de esos aficionados ingleses: "Kiko, you always be our champion (siempre serás nuestro campeón)".

La acción no fue en solitario. Al girar la calle, alrededor de 50 personas estaban esperando para pedir comida en un conocido restaurante de comida rápida. Todos se giraron y aplaudieron al español. Inglaterra estaba rendida, una vez más, a Kiko. Mientras, las redes sociales clamaban por la permisividad del árbitro con el juego sucio de Warrington (el inglés acabó con la mandíbula fracturada). El ilicitano, como es habitual, le quitaba hierro al asunto. "No le puedo pedir más al boxeo de lo que me ha dado. Me he entregado en este combate, así es el deporte. Desde el tercer asalto no veía por la sangre, pero no me rendí", comentaba a AS.

Todo suena a despedida, pero todo está muy reciente y las cosas deben pensarse en frío. "Es algo que no hemos hablado, hay que dejarlo reposar un poco todavía, pero posiblemente haya sido su última vez", apuntaba su manager, Óscar Zardaín a este periódico. A sus 36 años, tras 56 combates profesionales, cuatro Mundiales (en dos divisiones) y seis Europeos (en dos divisiones) se ha ganado el derecho a mejorar. "Ahora lo que tienes que hacer es disfrutar de tu familia y engordar como he hecho yo", bromeaba el excampeón Carl Frampton, con quien Kiko nos regaló dos batallas inolvidables, en el vestuario con el español tras el combate. Es momento de decidir. Mientras, el boxeo ha querido mostrar su reconocimiento a su carrera. Lo merece.