BOXEO | MUNDIAL IBF DEL PLUMA

Warrington arrebata a cabezazos el Mundial a Kiko Martínez

Josh Warrington se proclama campeón en Leeds. El inglés vence por KOT en el séptimo asalto a Kiko Martínez. El juez, británico, no frenó la guerra sucia del local.

0
Crónica del Kiko Martínez vs Josh Warrington 2: Mundial IBF del pluma
Reuters

Un boxeador se mide por muchos factores. El récord se tiene como principal, lo es, pero contra quién ha ganado y perdido, vale más. Kiko Martínez sumó este sábado, en el First Direct Arena de Leeds, su undécima derrota como profesional. Es elevado, pero la palabra "no" nunca ha estado en su vocabulario. En 2017, cuando muchos le daban por retirado, se reivindicó en la misma ciudad. Perdió, pero dejó claro que podía volver a tocar oro. Pocos creían en él, pero en noviembre de 2021 noqueó a Kid Gallahad para lograrlo. Kiko tenía una espina clavada y quiso quitársela ante Josh Warrington. Fue de nuevo a su casa, y volvió a ceder. Esta vez KO técnico en el séptimo asalto. Una pena, pero ningún tropiezo le quitará nunca el legado que ha creado. Es una leyenda.

Warrington sorprendió de inicio. Salió con mucho ritmo, hasta ahí podía ser previsible, pero también lo hizo con una guerra callejera. La cabeza y los codos fueron otras de sus armas durante todo el pleito. Kiko entró al juego y así, en un cruce, se fue al suelo en el primer asalto. Warringhton le había reventado la nariz con la testa. Se rehízo, y tras un segundo similar, logró templarse y templar la pelea. El guion era claro, cuando Martínez lograba poner la pelea en su terreno, Warrington le presionaba contra las cuerdas e intentaba hacer su juego. Lo lograba: tres cortes, dos profundos, y múltiples cabezazos después, el árbitro (británico para más señas, McDonnell) no pasó de una advertencia. En el séptimo, el español veía muy mal por la sangre, pero cazó al ídolo de Leeds. Eso le hizo irse a por él y le entró una mano. Reculó, y contra las cuerdas Warrington sacó mucho ritmo para provocar la parada arbitral.

La de Leeds podría ser la última vez de Kiko Martínez. El ilicitano había avisado: "me quedan dos peleas como máximo", el tropiezo podría hacer que diga adiós. Con 36 años y cuatro Mundiales se ha ganado el derecho de decidir. Nadie puede achacarle nada. Siempre dio el máximo e hizo vibrar a los fans.