BOXEO

Kiko Martínez y Josh Warrington prenden la mecha en Leeds

Kiko Martínez y Josh Warrington cumplieron en la báscula antes de su pelea de este sábado. Gran ambiente, con el público entregado, y mucha tensión.

0
Crónica del pesaje del Kiko Martínez vs Warrington 2.
Reuters

Kiko Martínez es un veterano curtido en mil batallas. Con 36 años y 55 peleas como profesional (este sábado disputará la número 56) conoce muy bien su cuerpo. "Mis cuentas no fallan", apuntaba este jueves a AS. "Ceno poco, entreno en ayunas y me peso por, al menos, un kilo por debajo del límite. Eso me permite desayunar un poco y tendré unas tres horas hasta el pesaje, descansaré y daré el peso sin problema", predijo. Ese fue su plan, en el que este medio estuvo presente, y el ilicitano tenía razón: 56,88 kilos en báscula.

Por su parte, su rival este sábado, Josh Warrington también cumplió (57.01 kg). El pesaje es el llamado asalto cero. Cuando se vuelvan a verse las caras ya silbarán las balas. La tensión en el careo previo era claro e intercambiaron muchas palabras, pero ambos fueron cordiales. Este viernes no era el momento. Kiko defiende su Mundial, le quedan dos combates, quiere despedirse como campeón y pretende llevarse la victoria que los jueces le birlaron cinco años atrás. Mientras, Warrington llega de una derrota y un nulo, son malas sensaciones y espera revertirlas alzando un nuevo un Mundial ante su gente. Es joven (31 años), pero un tropiezo le introduciría en una dinámica que podría su futuro en grandes interrogantes.

Mencione aparte merece el ambiente vivido mientras las púgiles desfilaban por la báscula. La afición de Leeds acudió a la llamada de su ídolo y alrededor de 500 personas abarrotaron el salón del hotel en el que se realizó la ceremonia. Fue una antesala de lo que se vivirá este sábado. Kiko tendrá todo en contra, pero si alguien sabe de triunfar siendo visitante, ese es Kiko.