PELOTA

Un Cuatro y Medio como antes

Altuna buscará su sexta final consecutiva en un acotado que recupera el formato anterior a la pandemia, con una liguilla en cuartos de final. Incógnita sobre si se despide Oinatz.

0
Un Cuatro y Medio como antes

Aitor Elordi, campeón de la 'jaula' de promoción, e Iñaki Artola disputan este próximo viernes, en el frontón vizcaíno de Mallabia, el partido inaugural del Campeonato del Cuatro y Medio 2021, uno de los tres torneos más importantes de la temporada de pelota vasca junto a Manomanista y el Parejas. Elordi ha sido el último en clasificarse, tras superar a Irribarria en la previa, y se estrena en su pueblo. Esta edición recupera el formato de hace dos temporadas con cuatro eliminatorias directas de octavos de final cuyos vencedores se clasificarán para la liguilla de cuartos, donde esperan los cuatro cabezas de serie, repartidos en dos grupos de cuatro pelotaris. Se aparca, por lo tanto, el torneo exprés de la pandemia. Aspe presenta a Altuna, Ezkurdia, Elezkano, Etxeberria y Elordi. Y Baiko un Jaka que ha cambiado de empresa, la novedad Víctor (sexta participación y ha disputado cuatro liguillas de cuartos), Oinatz, Urrutikoetxea, Artola, Laso y Peña.

La gran incógnita es si estamos ante el último baile de Oinatz, otro histórico aunque no está al nivel de Aimar. Acaba contrato en enero y encara la decimoctava participación en el Cuatro y Medio de primera. Tiene una txapela de la 'jaula', acumula dos finales y 56 partidos en la especialidad. "Me veo bien, no me duele nada, en general estoy dando la talla. Espero estar a la altura, hacerlo bien en el campeonato; es donde más se exige porque es la modalidad más explosiva". Laso afronta la cuarta participación y está de vuelta. En 2019 fue semifinalista y en aquella edición superó a Elezkano, Artola y Oinatz. Ha disputado partidos comprometidos en verano y está "con muchas ganas y buen nivel, porque estoy rodado de todo el verano".

El gran favorito es Altuna, que ha pisado la final desde que se estrenó en la 'jaula', hace cinco ediciones. Es el vigente campeón y también llega como ganador del Manomanista. Un total de 26 partidos ha disputado en el acotado, con 19 victorias. "Lo más importante es prepararlo bien y si tengo la opción de llegar a semifinales y luchar por el pase a la sexta final consecutiva, sería increíbles, pero está muy lejos, tengo que centrarme en prepararlo bien", valora Jokin. Se ha rodado en la especialidad con Laso en el San Mateo, con victoria. Cree que estamos ante el Cuatro y Medio más abierto, con más candidatos. Además, la modalidad iguala mucho más las fuerzas que en el mano a mano. "Hay rivales muy peligrosos, cualquiera que coja confianza te puede ganar. Para el espectador es muy bonito y a los pelotaris nos hace ilusión jugarlo". Este verano ha tenido que parar unos días por problemas con la mano. Aplaude la recuperación del viejo formato porque en cuartos de final pueden rectificar algún fallo.    

Jaka comparece como subcampeón y hay que tenerle en cuenta. También a los dos semifinalistas de 2020, Ezkurdia y Oinatz, que entran directamente en la segunda fase que comenzará el segundo fin de semana de octubre como cabezas de serie. El de Arbizu tiene dos txapelas (2018 y 2019) y celebra que se recupere la liguilla "porque es señal de que se está recuperando la normalidad, el año pasado fue muy duro, todos los campeonatos se jugaron deprisa, a ver si empezamos a jugar como antes".  

"Haber jugado contra Irri y haberle ganado me da confianza, a ver si ahora puedo dar guerra a Artola", resume Elordi. Se enfrenta a un Artola de vuelta a la competición individual tras no poder disputar la final del mano a mano contra Altuna por lesión. va muy justo. "Tengo mucha ilusión y motivación, pero soy consciente de que ahora mismo no puedo poner los objetivos como en una situación normal. Tengo a mis espaldas dos partidos solo y no muchos entrenamientos, aunque no me faltan ganas", sostiene. Víctor define el solo hecho de estar como "regalo". "Urruti es un gran rival y a ver si tengo la suerte de disfrutar en el frontón", Y es que el sorteo ha deparado que el ganador del Elordi-Artola y del choque entre Peio Etxeberria y Danel Elezkano del lunes 4 en Tolosa irán a parar el grupo de Altuna III y Bengoetxea VI.

Por su parte, los vencedores de los partidos Mikel Urrutikoetxea-Víctor Esteban (domingo 3, Lekeitio) y Unai Laso-Jon Ander Peña (sábado 2, San Sebastián) completarán el grupo de Jaka y Ezkurdia. Los dos primeros clasificados en cada uno de los grupos se enfrentarán el último fin de semana de octubre en las semifinales, primero contra segundo, y los vencedores disputarán la txapela de campeón el 14 de noviembre en el frontón Bizkaia de Bilbao, un día después de la despedida de los frontones de la leyenda Aimar. El reglamento no estipula aplazamientos; si hay algún lesionado, entrará en la final el tercero. Por otro lado, en la gira de despedida de Olaizola II se añade otro partido: el 10 de octubre en el Astelena de Eibar, en la primera jornada de la liguilla de cuartos, en la que posiblemente se estrene Altuna.