BALONMANO

Las Guerreras se transforman en samuráis en la vuelta a Japón

Silvia Navarro, Carmen Martín, Nerea Pena y Alexandrina Cabral vuelven a coincidir en la Selección en un gran acontecimiento.

0
Carmen Martín viaja a Japón donde no estuvo en 2019 por lesión.
DANI SANCHEZ DIARIO AS
 

Las Guerreras regresan casi veinte meses después a Japón “que nos trae tan buenos recuerdos con aquella plata en el Mundial del 2019”, sonríe Silvia Navarro (42 años), que acaba de renovar “por una temporada con el Rocasa”. Esta vez la portera de la Selección tiene buenas sensaciones “porque se ha hecho una buena preparación, con mucha dedicación, el grupo está animado y con ganas de hacer un buen papel”. “Creo que pasamos de Guerreras a Samuráis”, ironiza la valenciana afincada en Canarias.

Además, en esta ocasión coinciden todas las Guerreras originales que siguen en activo, Silvia Navarro, Nerea Pena y con Carmen Martín (no estuvo en el Mundial) y Alexandrina Cabral (baja en el Europeo y el Preolímpico), que reaparece tras varios meses de recuperación y sin actuar en su club.

No es la Shandy espectacular de cuando está en su mejor momento, pero ya está a un buen nivel, y nos da mucho a la Selección, tanto en ataque como en defensa, y como en seguridad para todo el grupo”, explica Carlos Viver, el seleccionador, de Alexandrina, y para definir el grupo ha optado “por jugadoras versátiles, que puedan ocupar diferentes puestos, porque con catorce jugadoras hay que hacer muchas combinaciones”. En esas combinaciones Alexandrina es vital “tanto para la defensa en 6-0 como en el 5-1 con ella de avanzado”.

Carmen Martín, la extremo zurda y capitana de esta Selección, y además la máxima goleadora en activo de España, dio el susto a los aficionados al no jugar en los partidos amistosos frente a Rumanía en este mes. Pero ella le resta importancia al detalle “porque fue tan sólo por precaución. En la concentración hemos hecho un trabajo físico muy intenso, me dio un toque de atención el calcaneo, por lo que preferimos levantar el pie en la carga de trabajo”, explica la andaluza, un autentico seguro en su extremo, tanto por la velocidad como la calidad y variedad de sus tiros, que se muestra ilusionada “por la posibilidad de hacer un gran papel en Tokio”, dice ella, que se perdió el Mundial por lesión y que ahora tiene una posibilidad de revancha personal en tierras japonesas.

“Hemos hecho una buena preparación en Andorra, han trabajado todas muy bien, con mucha ilusión, y ahora hay que intentar que todo ese esfuerzo se plasme en la pista”, asegura el seleccionador, que sabe la importancia que tiene para los jugadores la carga extra de disputar unos Juegos Olímpicos “que son tan especiales para los deportistas, aunque en esta ocasión parece que van a ser muy diferentes a todos los que se hayan celebrado”. Justifica Viver el llevar tres porteras en el grupo de 16 (una no se inscribe y queda fuera la de la Villa) “para solventar cualquier contingencia que pueda surgir en una posición tan especial”.