FÚTBOL SALA | COPA DE ESPAÑA

Una Copa diferente

Desde hoy, y hasta el domingo, se disputa la Copa de España en el WiZink Center de Madrid. Las gradas contarán con 1.500 aficonados. El Barça, defensor del título.

Madrid
Una Copa diferente
RFEF

EI 8 de marzo de 2020, en Málaga, se disputó la final de la Copa de España que terminó con el Barcelona campeón tras superar al Valdepeñas. Fue la última vez que, en nuestro país, un partido contó con las gradas repletas de espectadores. Justo tras el torneo se produjo el estallido de la pandemia y todo cambió. Ahora, la Copa regresa al WiZink Center de Madrid, misma sede que en 2018, y siendo muy diferente a las Copas tradicionales: no será una fiesta de las aficiones por las restricciones de movilidad. Habrá, como máximo, 1.500 aficionados por día. Sin embargo, el valor del título no baja en el considerado mejor torneo del mundo a nivel de clubes.

Cruces de la Copa

El Cartagena, campeón de invierno, abre la competición ante Valdepeñas (18:00, TDP+), el equipo revelación de la pasada temporada. Se trata de dos conjuntos con un juego vistoso y de mucho ataque, sin temor a un duelo con marcadores llamativos. “Nuestro principal objetivo es ganar. Si entramos en las semifinales, podemos optar a lo máximo”, dice Duda, técnico de un Cartagena que llega en el peor momento deportivo del curso después de tres derrotas consecutivas. Su principal baza, un Mellado que se está destapando como una de las grandes estrellas del fútbol sala español.

David Ramos, entrenador del Valdepeñas, quiere volver “a pensar en grande” tras la histórica pasada campaña, con los subcampeonatos de Liga y de Copa. No podrá contar con uno de sus pilares fundamentales, Rafal Rato, que dio positivo esta misma semana por coronavirus. Ayer su afición les despidió por todo lo alto. Chino, héroe del Jaén (ausente en esta edición) en su título de 2018, avisa: “Es complicado que igualemos lo del año anterior, pero nunca se sabe”.

La pista del WiZink Center

En el otro choque del día, Movistar y Palma (20:30, TDP) se ven en la Copa por cuarto año consecutivo en total y por tercera edición seguida en esta ronda de cuartos. Por ahora, pleno para el Movistar en esta serie de duelos. “El grupo llega bien, con los conceptos asimilados, pero es ahora cuando hay que demostrarlo”, afirma Tino Pérez, entrenador de los madrileños. Mientras, los baleares sueñan con esta Copa por un motivo por encima del resto. “Queremos dedicar el título a Miquel Jaume Roig”, destacan desde el club. El presidente y fundador falleció este mes.

Mañana será el turno de los cuatro bloques restantes. El Levante, actual líder, se mide con un Zaragoza que se clasificó sobre la bocina y que también estuvo presente en 2018. El último duelo de cuartos será la reedición de la pasada final de Champions en octubre entre Barcelona y ElPozo. Uno de los favoritos quedará apeado a las primeras de cambio. De los ocho participantes en este 2021, solo Movistar (10), Barça (5) y ElPozo (4) saben lo que es alzar este trofeo. En la temporada más abierta de la última década, la Copa apunta a ser una prolongación de la igualdad de la Liga. Todos sueñan con levantar el título.