UFC

Ngannou 'se presenta a la recuperación' ante Miocic

Francis Ngannou desafía a Stipe Miocic en el combate estelar del UFC 260. El camerunés ya tuvo esa oportunidad hace tres años y suspendió el examen.

Previa del UFC 260: Miocic vs Ngannou 2.
UFC

La UFC abandonará el Apex de Las Vegas en las próximas semanas. Muchos Estados están levantando las restricciones sanitarias y la compañía viajará a Florida a partir del 24 de mayo, fecha del UFC 261. Habrá fans, por tanto, este sábado, el UFC 260 será el último PPV, si la situación de la pandemia no lo impide, en su casa de Nevada y a puerta cerrada. La despedida de los pago por evento no podría ser mejor, ya que el Campeonato del peso pesado está en juego. Sin duda la división está que arde y el ganador del duelo estelar de este sábado tendrá un futuro muy bonito por delante. Eso será futuro, antes Francis Ngannou tiene el 'examen de recuperación' ante Stipe Miocic.

El de Ohio ya dio una vez la oportunidad a Ngannou. Fue en enero de 2018. El camerunés venía asustando por su pegada... pero Miocic le dio una lección táctica y le enseñó que debía mejorar el cardio. Hizo un mal papel y le tocó empezar de cero de nuevo. Su primer tropiezo en UFC vino acompañado, acto seguido, del segundo. Cayó, de nuevo a los puntos, ante Derrick Lewis. ¿Se desinflaba? Para nada, desde ese momento, el aspirante suma cuatro victorias: todas por KO en el primer asalto. Vuelve a asustar. Parece más completo, habrá que ver que pasa si la pelea se alarga.

Por su parte, Miocic sale de la trilogía con Cormier que le ha tenido ocupado dos años. Ahora, con 38 años, la duda está en saber si su quijada aguantará si llegan los bombazos de Ngannou. En la primera pelea ni los sintió. Veremos el sábado. La pelea no motivaba mucho al campeón, que quería a Jon Jones. Otro factor a tener en cuenta. Pese a ello, Miocic es el favorito. Por el recital de la primera pelea y por lo que ha demostrado ante Cormier. Estamos ante el mejor campeón que ha tenido la división y un bombazo puede que no le baste a Ngannou... o si. En este peso y con dos pegadores de este tamaño (79% de triunfos por KO para el campeón y 73% para el aspirante) todo puede suceder. El camerunés se examina en la recuperación y el campeón espera sumar otro paso adelante para la pelea que quiere.