FÚTBOL SALA

Ocho Balones de Oro

Ricardinho, nombrado seis veces mejor jugador del mundo, y Ferrao, Balón de Oro los dos últimos años, dialogaron tras el duelo del pasado viernes en el Palau.

Ocho Balones de Oro
FCB Fútbol Sala

El pasado viernes se dieron cita en el Palau ocho Balones de Oro. Ricardinho, ganador del prestigioso galardón en seis ocasiones, y Ferrao, vencedor de los dos últimos. Fue en el duelo de octavos de Champions entre Barcelona y ACCS París que se llevó el actual campeón de Europa (2-1) ante un conjunto francés que vendió muy cara su derrota en la que era su primera participación en la Champions. El equipo, que este verano construyó un megaproyecto con el propio Ricardinho, Carlos Velasco, el técnico Jesús Velasco... se marcharon con la cabeza alta y destacaron que, pese a la derrota, fue un paso de gigante para el fútbol sala francés y para el proyecto el haber llegado a estas alturas de la competición.

Ricardinho es, a nivel de premios, el mejor jugador de la historia, ya que nadie iguala sus seis Balones de Oro: 2010, 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018. El primero fue en el Benfica y los cinco siguientes, además de manera consecutiva, los logró en el Movistar. A sus 35 años, cambió de ciudad y de equipo el pasado verano. "Ya no tiene que demostrar nada, ahora sabemos que su rol es diferente, pero su calidad siempre seguirá", decía Ortiz a AS sobre su compañero en la previa del duelo ante el Barcelona. En el duelo ante los azulgrana se vio a un Ricardinho muy asistente para sus compañeros, más creador, una versión diferente del jugador que marcaba diferencias individualmente en épocas pasadas, pero con la calidad intacta.

Al otro lado estaba Ferrao. de 30 años, y que cuajó un gran partido en una temporada irregular por problemas físicos para el pívot de Chapecó. Anotó el tanto del empate justo antes del descanso. Recibió, dio media vuelta y con la zurda, rozando la escuadra, volvió a tirar una vez más del Barça. Fue elegido mejor jugador del mundo de 2019 y, hace escasos días, de 2020. Tras el partido, dialogó con Ricardinho sobre la pista y ambos no dudaron en posar con una camiseta del azulgrana. Ocho Balones de Oro se juntaron y que esperan volver a ver en un futuro.