BOXEO

Jacobs vence en el tedio

Daniel Jacobs se impuso por decisión dividida a Gabriel Rosado en Florida. El estadounidense boxeó con lo justo ante un rival técnicamente menor.

Crónica del Daniel Jacobs vs Gabriel Rosado.
Matchroom

El momento más emocionante de la pelea entre Daniel Jacobs y Gabriel Rosado fue el final. El speaker se equivocó al nombrar ganador y dio vencedor a Rosado, quien acababa de perder por decisión dividida (115-113, 113-115 y 115-113). Rápidamente el 'Hombre Milagro' corrió a celebrarlo para dejar claro que él había sido mejor. Fue un momento surrealista que dejó al de Philadelphia con la miel en los labios y quejándose tras la pelea. "Pude haber hecho más", reconoció con sinceridad Jacobs. Sí. Boxeó todo el combate con el freno de mano echado y aburrió cuando tenía calidad para mucho más.

El combate solo tuvo un guión desde el primer hasta el último asalto. Rosado luce cuando le ofrecen guerra y Jacobs lo hace cuando le presionan sin concesiones. Ni uno se fue al intercambio ni el otro asfixió. El resultado se tradujo en dos púgiles que hicieron su combate y que hicieron lo justo, sin arriesgar, para ganar. Combate muy cerrado y con múltiples opciones para puntuar. Pese a las cartulinas, en líneas generales Jacobs estuvo mejor. Trabajó muy bien la defensa, se quitó los golpes más peligrosos y contragolpeó con criterio. Le faltó continuidad en sus acciones, lo que le penalizó en las cartulinas de los jueces.

Jacobs se confió, porque era mucho mejor, y Rosado, sin hacer gran cosa, casi se lleva una victoria que habría dilapidado las esperanzas del 'Hombre Milagro'. Sin duda la decisión dividida fue un aviso. Se libró de los abucheos porque no hubo público. Jacobs debía ganar con contundencia y retar a algún campeón. Ni lo uno ni lo otro. Quiere ser monarca en el peso supermedio, pero para eso debe tener otra actitud. De momento, para ganar a un 'challenger' como Rosado el tedio le sirvió para acabar con el brazo en alto.