PELOTA | MANOMANISTA

El Manomanista tendrá final guipuzcoana 65 años después

Altuna eliminó a Darío y se verá las caras con Jaka el próximo domingo en Bilbao. Con 14-15 a favor del pelotari riojano, el de Amezketa volvió a sacar y a partir de ahí ya dominó.

El Manomanista tendrá final guipuzcoana 65 años después
ASPE

Habrá final guipuzcoana en el Manomanista, la primera desde que Arriaran II y Soroa se disputaron la txapela de campeón en 1955, hace 65 años. Altuna, el gran favorito, se impuso 22-15 al riojano Darío Gómez en la segunda semifinal disputada en el frontón Astelena de Eibar y será el rival de Erik Jaka el próximo domingo en Bilbao en el marco de la principal competición pelota de la temporada. Hay tres grandes y este es el verdadero gigante. Jokin llega a su segunda final del Manomanista, tras la que ganó en 2018 a Aimar, mientras que para Jaka será la primera gran cita de su carrera profesional.

El partido fue equilibrado y con alternativas en el marcador hasta el cartón 15. Comenzó Darío con una tacada de tres tantos apoyado en su poderoso saque, contrarrestada por Altuna III con otra de siete a base de un juego más largo tratando casi siempre se alejar del frontis al de Ezcaray.

Darío recuperó el saque y pasó a dominar de nuevo el marcador (7-10) incomodando a su rival con el disparo inicial e imprimiendo mucha velocidad a la pelota. El guipuzcoano cortó la racha y el partido entró en una nueva fase de intercambio de golpes con empates en los puntos 10, 11 y 14. Con 14-15 a favor del pelotari riojano, el de Amezketa volvió a sacar y a partir  de ahí ya dominó la cancha con autoridad castigando al riojano con golpeos largos, combinados con alguna dejada magistral como la del 17-15, que le llevaron a encadenar un parcial de 8-0 definitivo.