RUGBY | SEIS NACIONES

Final a tres bandas

Irlanda, Francia e Inglaterra se juegan el título del Seis Naciones en la última jornada. Los dos primeros se miden en París (21:05) y la Rosa visita a Italia (17:45)

Irlanda-Italia Seis Naciones 2020
BRIAN LAWLESS Pool via REUTERS

Roma y París. Dos catedrales de la civilización europea ofician hoy como escenario para el desenlace del Seis Naciones. En la Ciudad Eterna, Italia recibirá a Inglaterra (17:45); en la Ciudad de la Luz, Francia chocará contra Irlanda (21:05, toda la jornada en directo en Movistar Deportes). La edición más extraña que se recuerda recientemente, con casi nueve meses de separación, pandemia mediante, entre el inicio y el final del torneo, también depara un final atípico, con tres equipos involucrados en la lucha por el título.

Sobre el papel el que parte con más opciones es el irlandés, que consiguió el triunfo con bonus el pasado fin de semana ante Italia, en el otro partido, este correspondiente a la cuarta jornada, que no pudo jugar por la aparición del coronavirus. El Trébol tiene un punto de ventaja, pero presumiendo que Inglaterra también consiga el extra ofensivo contra los transalpinos necesitaría una victoria igual de contundente en Saint Denis. En otro caso habría que irse a la diferencia de puntos, que antes del pitido inicial también les es favorable.

La maraña se complica más porque la conclusión de las competiciones de clubes, trasladada a la segunda mitad del año por la situación sanitaria, ha trastocado la disponibilidad de los jugadores. En Inglaterra, que además no pudo disputar su amistoso de rodaje ante los Barbarians la semana pasada (Escocia y Francia sí se enfrentaron) porque varios ‘Baa-Baas’ se saltaron el protocolo de burbuja previo al partido, hay cuatro debutantes (Hill, Dunn, Thorley y Lawrence). Irlanda al menos ya pudo estrenar a los suyos contra Italia, con mención especial para el ala Keenan, que firmó un doblete. Él y Connors se mantienen en el equipo titular para hoy.

El Championship, sin Sudáfrica

Antes de la vorágine del Seis Naciones, en Sídney dará comienzo un Rugby Championship todavía más extraño si cabe. Porque en este caso directamente no tomará parte uno de los contendientes habituales. Sudáfrica renunció por los problemas que genera la situación sanitaria en cuanto a normativas de viaje y de cuarentenas cambiantes entre países. Una decisión que el director ejecutivo de la Federación Sudafricana, Jurie Roux, definió como "enormemente decepcionante" y que ha dado pie a especulaciones sobre una posible incorporación de los Springboks al Seis Naciones en un futuro próximo. Así, el torneo queda reducido a Australia, Nueva Zelanda y Argentina. Los dos primeros abrirán fuego hoy (09:45, Movistar Deportes) con su tercer enfrentamiento en lo que va de mes.

Francia, la gran sorpresa en la fase prepandemia, aspirante pese al profundo lavado de cara operado por Galthié, ha conseguido mantener su esqueleto más intacto. Dupont y Ntamack seguirán llevando la manija y Ollivon mandando en la delantera de un Gallo que necesita ganar con bonus y mejorar la diferencia de puntos de los ingleses, tarea harto complicada. A su favor juega que saltarán al campo conociendo el resultado de Roma. En su contra, el revuelo generado recientemente por la detención de varios federativos, entre ellos el presidente, Bernard Laporte, por presunto trato de favor al Montpellier.

La jornada la abrirán Gales y Escocia (15:15), en un partido intrascendente de no ser por la presencia de Alun Wyn Jones. El coloso de Swansea, 35 años, cumplirá 149 partidos con el Puerro y superará a otro histórico, el neozelandés Richie McCaw, en la lista de jugadores con más encuentros internacionales. Como todo lo bueno, este final de Seis Naciones se ha hecho esperar.