2
FIN
1
ElPozo Murcia ElPozo Murcia

FÚTBOL SALA | CHAMPIONS

El Barça vuelve a dejar sin título a ElPozo y conquista Europa

El Palau, sin público, fue testigo de la tercera Champions del Barcelona (2-1). ElPozo puso el juego y las ocasiones, y el Barça los goles. 12-0 en las finales entre ambos.

El Barça vuelve a dejar sin título a ElPozo y conquista Europa
Rodolfo Molina DIARIO AS

"Las finales no se juegan, se ganan", es una máxima del deporte que el Barça cumple a la perfección ante ElPozo. Doce finales contra los murcianos y doce títulos. Esta posiblemente haya sido la más importante y la más dolorosa para el ElPozo por el gran partido que hizo. El Barça es campeón de Europa por tercera vez en su historia tras las conquistas de 2012, en Lleida, y 2014, en Bakú. Esta vez fue en casa, en el Palau, en la primera final española en toda la historia de la Champions ante un ElPozo que vuelve a ver como se le escapa el título, al igual que en 2008. Y no se puede decir que no la mereciera tras cuajar un gran encuentro, pero el Barça puso lo fundamental para ser campeón: los goles. Únicamente disparó seis veces a puerta, y anotó dos tantos, y con rebotes previos. El primero fue de Dyego tras un disparo de Ferrao. Al rechazar en su compañero, cambió la trayectoria y Espindola no pudo evitar el tanto. El segundo también llegó a trompicones, con un zurdazo de Aicardo que rebotó en la defensa.

El Barça, sin ser superior en ningún momento, ya ganaba 2-0. Y si a esto le suman que en en las once finales anteriores el parcial era de 11-0, ElPozo podría estar tocado y casi hundido. Sin embargo, los de Diego Giustozzi, campeón del mundo con Argentina en 2016 y al que se le resiste el primer título como técnico de ElPozo, dieron la cara hasta el último segundo. Tras el primer mazazo en forma de gol, siguieron fieles a su estilo y solo la falta de puntería evitó que empataran el encuentro. Rafael Santos disparó al palo prácticamente después de sacar de centro. Un gol que hubiese cambiado el partido posiblemente, pero no entró y ElPozo siguió igual. Tal era la situación que, pese a ir ganando, Andreu Plaza solicitó un tiempo muerto. ElPozo dominaba la posesión, con el Barça cómodo atrás y con la consigna clara, la misma que en los últimos años: en caso de cualquier mínima duda, balones a Ferrao en el pivote. Y eso que el de Chapecó no tuvo una final muy destacada, aunque su mera presencia intimida al rival. Bien lo sabía Matteus, que apenas le dejó moverse.

Ferrao celebra el primer tanto aunque los árbitros se lo apuntaron a Dyego

"Queda una vida y estamos bárbaros, hay que seguir así". Un gol antes del descanso era clave para ElPozo. Giustozzi lo sabía y así lo dijo en un tiempo muerto, y Darío GIl lo tuvo a puerta vacía. Bien es cierto que recibió un pase que era más bien un disparo, pero el balón se fue fuera estando a escasos centímetros de la línea. Tras la reanudación, era de esperar que siguiera el dominio de los murcianos, con el Barça esperando en las contras. Alberto García (brillante Final Four) y Cholo Solas, con un enorme Leo Santana, eran las principales figuras que alentaban a una posible remontada de ElPozo. Dídac, en la portería, se hacía cada vez más importante, pero no pudo evitar el gol de propio Santana, que llegó fruto de la enorme presión que realizaron durante todo el partido. El exazulgrana, que también tuvo el empate, metía a su equipo en la final y quedaban 15 minutos por delante, un mundo.

En ese momento, el banquillo de ElPozo creía más que nunca. Estaban dominando, con las mejores ocasiones, incluso jugando mejor, pero sin el tan codiciado gol, que nunca llegó. El Barça apenas tuvo una ocasión clara a la contra en un dos para uno con Ferrao y Dyego sin acertar. A falta de cuatro minutos era el momento de arriesgar con todo: Fernando Aguilera de portero-jugador con cuatro minutos por delante. El Cholo Salas la tuvo, pero el balón se enredó. La pegada es uno de los apartados más importantes del fútbol sala, y ElPozo con 22 disparos (diez a puerta) anotó un tanto. En el otro lado, había un equipo con goleadores de la talla de Lozano (único con las tres Champios del Barça), Ferrao y Aicardo, entre otros.

Leo Santa presiona a Dyego

Otro de los apartados fundamentales es la portería, y para eso llegó Juanjo este verano a ElPozo, procedente del nuevo campeón de Europa. Él también es considerado campeón por haber disputado las rondas anteriores (por eso no pudo jugar esta Final Four con ElPozo), aunque a buen seguro no es lo que quería. El golpe es doble para ElPozo: sin Champions y sin jugar la del presente año, ya que junto al Barcelona (campeón) irá el Movistar, campeón de Liga. En condiciones normales, el Palau hubiese sido una fiesta junto a su público, aunque en condiciones todavía más normales esta Final Four hubiese tenido lugar en abril y en Bielorrusia. Fuera como fuese, el Barça es el nuevo rey de Europa.