GOLF | NORTHERN TRUST

Rahm se cuela en la exhibición de Scheffler, récord del campo

El texano entregó la mejor tarjeta de la historia del TPC Boston, 59 golpes (-12), en la segunda ronda del Northern Trust. Rahmbo despegó con -4 y está en la pomada.

Scottie Scheffler Northern Trust 2020
Rob Carr AFP

Si la pelea por el título sigue abierta de cara al fin de semana en el Northern Trust, primera parada de los playoffs de la FedEx Cup, es simplemente porque Scottie Scheffler estuvo discreto en la primera ronda del jueves. Este viernes, en la segunda, pasó como una supernova por el TPC Boston. Su tarjeta, 59 golpes, 12 por debajo del par, ya es la mejor en los 18 años de historia del campo de Massachusetts (la anterior, 61, estaba en poder de Vijay Singh) y bien podría haberle servido para reventar un torneo que está arrojando resultados muy bajos.

Pero Scheffler partía de -1, y los 12 birdies que abrochó sin fallo (incluida una serie de cuatro seguidos entre el 4 y el 7 y otras dos de tres, entre el 9 y el 11 y el 14 y el 16) le valieron el -13 y el segundo puesto compartido con el australiano Cameron Davis. Este último, un jugador de 25 años sin victorias en el PGA norteamericano (sí ha ganado en el circuito de su país) es la verdadera sorpresa, porque lo de Scheffler viene de antes.

El texano, 24 primaveras y graduado en Finanzas por la Universidad de Texas, está llamando a la puerta del triunfo desde hace semanas. Fue 15º en el St. Jude Invitational de los Campeonatos del Mundo y cuarto en un PGA Championship que llegó a liderar por momentos. En su primera temporada como miembro de pleno derecho del circuito acumula cinco top-10, más de dos millones de dólares en ganancias y es candidato claro a novato del año con otros como Collin Morikawa, ganador precisamente de ese último PGA, o Viktor Hovland. El próximo 4 de diciembre, si el coronavirus no lo impide, celebrará nupcias con Meredith Scudder, su pareja, en Dallas. La vida le sonríe a este 'vaquero' que por planta, andares y temple recuerda a Brooks Koepka. "La bola ha rodado bastante bien" reconocía ufano al término de la jornada.

Tras su exhibición ya está en el selecto club de los jugadores capaces de bajar de 60 impactos en una ronda desde 1999: Jim Furyk (58 en 2016 y 59 en 2013), Kevin Chappell (59 este año), Brandt Snedeker (59 en 2018), Adam Hadwin (59 en 2017), Justin Thomas (59 en 2017 también), Stuart Appleby (59 en 2010) y David Duval (59 en 1999) son los otros ocho miembros.

Por delante de Scheffler y Davis, sólo Dustin Johnson, autor de un también formidable -11 (la mejor vuelta de su carrera). DJ arrancó voraz, con dos eagles y cinco birdies para completar la primera mitad del recorrido en 27 impactos, una salvajada. Se 'frenó' en la segunda, con dos birdies, y puso el precio del liderato en 15 bajo par. El estadounidense entra en el fin de semana como el claro favorito a un triunfo que le daría el número si Rahm (27º) y Thomas (21º con -7) terminan por debajo del segundo puesto.

Rahmbo despega

Rahmbo, por su parte, se coló en la exhibición de Scheffler y Johnson y despegó con un -4 que le deja con un acumulado de -6. Pasó el corte sin problemas y tendrá opciones de victoria con una buena actuación el sábado, el día de movimiento. Este viernes siguió recuperando sensaciones en el juego corto y se dio más oportunidades de restar. Hizo birdies al 2, 5, 7, 11 y 15. El bogey al 12 fue su única mancha.

El vizcaíno partió en el turno matutino. En el vespertino lo hizo el tercero en discordia en la pugna por la cima del ranking, un Rory McIlroy (-3) que se ganó por los pelos el derecho a jugar dos días más como Tiger Woods, mismo resultado que el norirlandés. Ahora el grado de emoción de las dos últimas vueltas irá en función en función de lo que hagan a partir de ahora Dustin Johnson y Scottie Scheffler.