ENTREVISTA IRENE LOZANO

"No puedo decir ni de lejos cuándo será el primer partido"

La presidenta del CSD analiza en una entrevista con AS la vuelta del fútbol, el baloncesto y los deportistas de alto nivel a la actividad a partir del lunes.

"No puedo decir ni de lejos cuándo será el primer partido"

Irene Lozano (Madrid, 48 años) llegó a la secretaría de Estado para el Deporte el 31 de enero con la misión de apaciguar la relación Javier Tebas-Luis Rubiales. Con la inesperada crisis del coronavirus alterando todo, logró sentarles ocho horas y que firmaran el 'Pacto de Viana' por el que, a cambio de que LaLiga aporte más dinero al deporte, desde este lunes se pueda retomar la actividad de los profesionales y el alto nivel e intentar cerrar la competición a partir de junio.

-Ya se conocen detalles del protocolo de vuelta a la competición del fútbol ¿Se atreve a dar una fecha para la disputa del primer partido de Liga?

-Es un protocolo sanitario para todos los deportes, y su pretensión es establecer unos mínimos para poder llevar a cabo la actividad. Esto es muy importante, porque aunque en nuestro país el fútbol signifique el 80% del deporte, es aplicable a todos. Y, además, lo hemos elaborado conjuntamente con el sector, lo que es un valor añadido... Pero no estoy en condiciones, ni de lejos, de decir cuándo será el primer partido (LaLiga tiene como horizonte a partir del 12 de junio). Eso sí, es una gran noticia en el contexto europeo que podamos dar como fecha el próximo lunes para volver a los entrenamientos. A partir de ahí, hay que esperar a ver cómo van esos entrenamientos y la pandemia. El Gobierno ha previsto distintos ritmos de desescalada según como evolucionen las cifras en cada provincia. Hay muchas cosas inciertas... y forma parte de nuestro trabajo gestionar esas incertidumbres. Estoy muy agradecida a todas las instituciones, especialmente a LaLiga y la Federación de Fútbol, que hicieron posible el 'Pacto de Viana' sin el cual no hubiera sido posible nada. Y lo digo con más convicción aún ahora, porque en otros países europeos la falta de acuerdo entre federaciones y clubes está dificultando la vuelta. También hemos realizado un trabajo riguroso con la Asociación de Futbolistas (AFE) y otras asociaciones de deportistas, CEOE-CEPYME, federaciones... La recompensa será dar a conocer el protocolo en todos sus términos en los próximos días, ya aprobado por Sanidad.

-Podría ocurrir que el Real Madrid esté entrenándose individualmente en la Fase 1 y el Mallorca, con menos incidencia de la pandemia allí, en grupo ya en una Fase 2. ¿Cómo van a cuadrar las jornadas?

-El entrenamiento individual es en la Fase 0, a partir del día 4. Y el doctor Fernando Simón ya ha advertido que Madrid y Barcelona podrían ser de las últimas zonas en salir porque la pandemia les ha golpeado más. Si ocurriera eso, los organizadores de la competición deben garantizar la integridad y la justicia, y para ellos es muy relevante. Son ellos, las ligas profesionales de fútbol o baloncesto, los que deben prever las medidas oportunas.

"El riesgo cero no existe, si hubiera un positivo, se le aislaría"

-Ya el Gobierno parece tener la sospecha de que eso puede ocurrir. "En cualquier caso, cabe recordar que nos encontramos en medio de una crisis muy dinámica y que el avance y retroceso se producirá en función de la pandemia", dice una nota del CSD. De esto podemos extraer que, aunque todo el mundo quiera empezar, nadie sabe si se podrá acabar...

-Lo que hemos querido decir es que debemos ser muy prudentes. Hemos conocido los datos del descenso del PIB (Producto Interior Bruto) en el primer trimestre y son duros pese a que el Estado de Alarma sólo influyó en los últimos 15 días de marzo. Legítimamente, como Gobierno, apoyamos a aquellos sectores que quieren recuperar la actividad económica porque desde el primer momento se dijo que era una crisis sanitaria a la que seguiría una económica. Debemos trabajar en un circo de dos pistas continuamente porque habrá muchas consecuencias sociales. Apoyamos a los que quieren salir adelante con las medidas que están en el protocolo sanitario para que la reanudación sea en condiciones seguras para la salud. ¿Habrá que detenerse? Sigue habiendo un grado de incertidumbre que forma parte de la adaptación a estos tiempos, pero lo que toca es mantener la lucidez y la esperanza en medio de la enorme incertidumbre. Vamos a centrarnos en lo que empezamos, vamos a ir poco a poco desde el 4 de mayo y tomaremos e improvisaremos decisiones sobre la marcha. El Gobierno va a velar por la seguridad sanitaria.

-Los futbolistas no pasarán test masivos, sino que lo decidirán los médicos de los equipos en función de que presenten síntomas o que hayan convivido con personas infectadas. Como cualquier otra persona. ¿Es así?

-El protocolo contempla la realización de test bajo prescripción médica. Los médicos de los clubes serán los responsables. Del mismo modo que se hacen en otras empresas. También sabemos que la media de edad de los jugadores de Primera y Segunda es de 27 años y que en esa franja la enfermedad se acusa sin síntomas, y habrá que tenerlo en cuenta.

"El Gobierno ha puesto al deporte en primera línea de la desescalada"

-¿Se ha elaborado ya el protocolo que se seguirá en el caso de que se produzca un positivo en una plantilla?

-Está previsto en las distintas fases de entrenamiento: individual, medio en pequeños grupos... Si hubiera un positivo, se le aislaría y se harían los controles a esos grupos pequeños. El riesgo cero no existe. Hemos tratado de prever esos riesgos y tener claro cómo actuar.

-Hay muchas dudas en los deportes individuales: atletismo, ciclismo, natación... ¿Van a poder volver a los entrenamientos el lunes los 5.000 Deportistas de Alto Nivel (DAN) o todos los federados, que son cuatro millones?

-Los deportistas profesionales y de alto nivel podrán retomar su actividad el lunes, y esos no son tantos. Sí es verdad que volverán con restricciones, porque hay instalaciones que no van a poder abrirse. Muchas dependen de las comunidades autónomas, con las que tendremos una reunión el lunes para coordinar estos detalles. Su actividad desde el lunes no será plena, pero recuperarán un grado importante de su actividad. Con los federados, lo estamos definiendo.

"El ADO necesita una reforma y un nuevo impulso"

-Desde otros deportes se puede ver como una discriminación que el fútbol y el baloncesto vuelvan a sus instalaciones y un atleta, un jugador de bádminton o un nadador no... ¿Por qué no pueden retornar ya a sus sedes?

-Los clubes de fútbol y baloncesto asumen una gran responsabilidad al cumplir con las exigencias del protocolo, que son muy elevadas. No es discriminatorio. El resto de deportes lo harán en otro momento. La distinción objetiva se ha hecho en función de 'ligas profesionales' (Primera y Segunda de fútbol y el baloncesto) y el resto. La apertura de otras instalaciones está prevista en la Fase 1 y llegará dependiendo de la evolución por provincias. Quiero transmitir a los deportistas que el Gobierno ha tenido muy presente al deporte, y los distintos tipos, en la desescalada, que lo ha puesto en primera línea. También lo importante que es para el deportista de a pie, y por eso se han tomado medidas respecto al aficionados. También tenemos en cuenta al escalón intermedio de los federados. A partir de ahí, la normalidad no se puede recuperar de un día para otro.

-El espectro polideportivo español estará feliz con que usted lograra poner de acuerdo a Javier Tebas y Luis Rubiales y de que pueda disponer de 200 millones de euros adicionales para el siguiente ciclo olímpico. ¿Fue muy difícil convencer a Tebas?

-Hay un esfuerzo solidario y un compromiso del fútbol con el resto del deporte muy loable. El fútbol es la locomotora del tren en terminos económicos, pero el tren viaja junto. Este enfoque, que estaba en la mente del Gobierno, es importante que lo haya asumido el fútbol. No creo, que vayan a ser 200 millones. Hay un 1% más para la Federación de Fútbol que repercutirá en el millón de licencias del fútbol aficionado. Y un 1,5% más para el CSD para deporte olímpico, paralímpico y federado que estará entre 25 y 30 millones de euros anuales. En cualquier caso, es una gran noticia porque el coronavirus deja en una situación difícil a muchas federaciones. ¿Que si me costó convencerles? No. Fueron dialogantes y constructivos, aunque sí es verdad es que la reunión fue preparada intensamente por mi equipo.

"Vamos partido a partido, como dice el Cholo"

-Hay 66.000 clubes deportivos en España, algunos históricos, que afrontan la situación con mucha preocupación. ¿Tendrán algún tipo de ayuda?

-Es algo que debemos hablar con las comunidades y las federaciones a nivel autonómico, porque están vinculados a ellas. Hay que avaluar el impacto económico. Por hacer una comparativa con la crisis económica de 2008, una cuarta parte de los clubes cerraron entonces. Es una de las alertas que tenemos puestas, que no vuelva a ocurrir.

-Los Juegos de Tokio se han aplazado un año. Y los deportistas tienen la preocupación de si se garantizarán las becas ADO. Ya ha habido una reunión al respecto. ¿Qué nos puede contar?

-El ADO ha tenido una historia de éxito que hay que seguir alimentando, pero han pasado treinta años desde su creación y las fórmulas de colaboración público-privada que existen hoy nos permiten un enorme abanico de soluciones. Debemos plantearnos una reforma, y hubo acuerdo en que requiere un nuevo impulso, ahora toca idear cómo será.

-Los deportes no profesionales con ligas han pedido un respaldo jurídico al CSD para poder cerrar sus competiciones sin meterse en líos. ¿Cuál es su idea?

-Trataremos de darles una solución respetando las competencias de las competiciones, que son las que toman las decisiones de organización, ascensos y descensos. En los próximos días podremos anunciar que les daremos una cobertura en términos administrativos.

"Hasta que no haya una vacuna, no veremos un estadio lleno"

-La Liga Iberdrola de fútbol (femenina) se ha suspendido mientras la masculina sigue adelante. ¿No es chocante?

-¡Yo pregunté lo mismo!... Pero la divisioria está entre las ligas profesionales y las que no lo son. Y aunque desde el CSD se está trabajando para que la femenina lo sea y hay numerosos programas de Deporte y Mujer, la realidad es que a día de hoy no son iguales aunque luchemos para que lo sean. No tiene que ver con una cuestión económica. La diferencia no se ha generado con la pandemia, y habrá qu vigilar que no genere más desigualdades.

-¿Usted también cree, como el presidente de LaLiga, que no veremos un estadio lleno hasta que no haya vacuna, tal vez el año próximo?

-Hasta que no haya una vacuna o un tratamiento eficaz, no volveremos a ver los estadios llenos. Y eso parece claro que no va a ocurrir a corto plazo. Dicho esto, podremos seguir disfrutando del fútbol por televisión y en una fase mucho más avanzada introducir un tercio de entrada o media. Los clubes más pequeños se nutren sobre todo de derechos audiovisuales, pero los grandes sufren muchas pérdidas económicas por este concepto. Y hay que tener en cuenta que los clubes generan comunidad y un sentimiento de pertenencia que se ha perdido. Los hinchas tienen entre sus fotos favoritas las del autobús, las de la puerta de un estadio, en la grada... Esa comunidad de pertenencia, tan transversal, es una de las grandes pérdidas de esta pandemia. Hasta que eso no se recupere, el fútbol no será el fútbol.

-Esa reflexión servirá también para el deporte popular, para las maratones...
-La casuística en el deporte es infinita. Las carreras populares también son un signo de identidad para las ciudades, pero generan un problema. La gente no sólo está junta, sino que corre junta y respira más profundamente, por lo que la distancia social debe ser mayor. Habrá que tomar medidas distintas. Vamos partido a partido, como dice el Cholo. Estamos en la Fase 0 y se trata de ser responsables para seguir dando pasitos y avanzar.