BOXEO

Canelo, a la expectativa

Canelo Álvarez tenía previsto pelear el 2 de mayo. El combate, frente a Saunders, no se iba había anunciado y con la pandemia apunta a que será en junio.

Canelo Álvarez, a la espera del coronavirus para anunciar su próximo combate.
AFP

Las últimas peleas de Canelo Álvarez (53-1-2, 36 KO) se han cerrado después de una larga negociación. El mexicano, de 29 años, había cumplido lo mismo para su próximo combate. La idea era cruzarse el 2 de mayo con Billy Joe Saunders por el Mundial WBO del peso supermedio en Las Vegas. Tras mucho trabajo en los despachos parecía que todo estaba listo. Durante las últimas semanas desde México y Estados Unidos se apuntaba a que el anuncio del pleito era "inminente", pero la pandemia global del coronavirus hace que lo más probable es que esa oficialidad para esa fecha nunca llegue.

Este sábado, la Comisión Atlética de Nevada paralizó su actividad hasta el 25 de marzo, fecha en la que se volverá a reunir y podría extender el tiempo en el que no permita combates (de ninguna modalidad) en su Estado para intentar mitigar el avance del coronavirus. Ante esta noticia, la posibilidad de hacer oficial el duelo no es existe. Todo está parado y debe esperar, pero las noticias siguen llegando y todo lleva a pensar que Canelo no el fin de semana previo al Cinco de Mayo (una de las festividades más importantes de México en la que se conmemora la Batalla de Puebla).

Este domingo noche (lunes en España), la CDC (Centers for Disease Control and Prevention), mayor autoridad médica de Estados Unidos, recomendó que hasta el 8 de mayo, como mínimo, se cancelasen o pospusiesen todos los eventos en el país que reuniesen a 50 personas. Además, por si fuese poco, el MGM Resorts suspende todas las actividades en sus instalaciones (se queda sin recinto también el duelo de Luis Nery del 28 de marzo), por que el mexicano y Golden Boy deberían buscarse un nuevo lugar. Todo apunta a que su pelea será más tarde. Canelo debe esperar a que pase el coronavirus para rehacer su calendario. De momento ya está en el gimnasio con la mente en Saunders y una previsión de subirse al ring en junio. Pero primero debe esperar.