POLIDEPORTIVO

El CAR de Madrid y la Residencia Blume cierran por coronavirus

Se trata del principal centro y residencia deportiva de España con 294 deportistas viviendo en sus instalaciones. Se les pide que abandonen sus estancias 15 días.

El CAR de Madrid y la Residencia Blume cierran por coronavirus
JESUS RUBIO DIARIO AS

El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha decidido interrumpir toda la actividad deportiva en las instalaciones del CAR (Centro de Alto Rendimiento) de Madrid .Ya se había cerrado un pabellón después de que un empleado de la Federación de Judo fuera sospechoso de contagio por Covid-19 (hoy lo confirmaron los análisis), pero tras las medidas anunciadas por la Comunidad de Madrid, se ha llegado a la decisión de clausurar todo el centro. Esa medida también se aplicará en la Residencia Blume. 

Se trata del principal centro y residencia deportiva de España, con 294 deportistas viviendo en sus instalaciones. Buena parte de la superélite del deporte nacional. A esos deportistas, sus federaciones les están comunicando que deben abandonar sus estancias antes de las 12:00 del jueves, durante los próximos 15 días, una medida que interfiere directamente en sus entrenamientos en pleno año de Juegos. José Ramón López Díaz-Flor, director de la Blume, también recorrió las instalaciones y fue explicando la medida a deportistas como Sandra Sánchez.

Allí se preparan habitualmente la karateca y su compañero Damián Quintero, Lydia Valentín, parte del equipo de piragüismo, las selecciones de gimnasia, Carolina Marín... En total, 27 deportes tienen actividad allí. Muchos también están comprobando cómo las competiciones oficiales se están cancelando y ahora ven cómo tampoco podrán estar en sus centros de entrenamiento.

Entendiendo la gravedad del caso, toca buscar alternativas. "Es una locura, no sé dónde vamos a entrenar ahora durante quince días y con un Europeo (desde el 1 de mayo en Praga) a las puertas, si no se cancela", contaba Damián Quintero. Al grupo de entrenamiento de piragüismo que integran Paco Cubelos e Iñigo Peña (dobles subcampeones mundiales) y Carlos Garrote (oro y bronce mundial), les pilló el anuncio del cierre entrenando en el embalse de Picadas. "Nos lo olíamos y llevábamos todo el día haciendo gestiones para buscar alojamientos alternativos cerca o incluso irnos fuera de Madrid, por ser un foco de infección alto", relató Cubelos.

En el recinto, además de las instalaciones deportivas y la residencia para los atletas, hay un centro de medicina deportiva e incluso un instituto. El Consejo de Gobierno de la comunidad de Madrid aprobó el pasado día 9 una serie de medidas con carácter extraordinario ante la propagación del coronavirus, entre las que se encuentran el cierre de centros educativos, culturales, cancelación de pruebas deportivas... los próximos 15 días.