ATLETISMO

La nueva ola del atletismo

El tope mundial de Duplantis confirma la irrupción de jóvenes atletas. Lyles, Yulimar e Ingebrigtsen, otras estrellas a seguir.

Duplantis récord mundial 2020
LUKASZ SZELAG AFP

El récord mundial de pértiga de Armand Duplantis (6,17), que con 20 años ha volado más alto que Lavillenie (6,16) y Bubka (6,15), pone el foco en la nueva generación de atletas que se presenta para los Juegos de Tokio. Estas son algunas caras a seguir:

Armand Duplantis

Nació en Lafayette (EE UU), pero compite por Suecia, país de su madre, una antigua heptatleta, que se casó con Greg, un pertiguista. Instalaron un cajetín y una colchoneta en casa y le dieron a Mondo la primera garrocha a los tres años. A los 20 ha batido al récord mundial (6,17) con una facilidad pasmosa. Lo que parecía el cielo para Bubka es una estación de paso para Duplantis, del que se desconoce su techo. Ha dado un aliciente especial a un invierno mermado por la suspensión del Mundial de Nanjing (por el coronavirus).

Yulimar Rojas

Si otro récord peligra es el de triple femenino de Kravets (15,50). La aspirante es esta venezolana, de 24 años, que en 2019 hizo tentativas de 15,41 y 15,37, el salto que le valió el oro mundial. Se entrena en Guadalajara con Pedroso y se trata de un portento (mide 1,93 y es velocísima). “Quiero ser la primera mujer que consiga más de 16 metros”, comenta.

Noah Lyles

Sucesor natural de Bolt, pero... “Me molesta que me comparen con él”, dice Lyles, de 22 años y nacido en Gainesville (Florida). Creativo y sonriente, Noah ganó las Diamond de 100 y 200, distancia en la que fue oro mundial y en la que realizó 19.50. Sólo fueron más rápidos que él Michael Johnson (19.32), Blake (19.26) y Bolt (19.19).

Yaroslava Mahuchikh

18 años y 2,04 en salto de altura. Es la presentación de esta ucraniana que se encuentra a cinco centímetros del tope de Kostadinova (2,09). De momento, posee la plusmarca mundial Sub-20 y es la amenaza para Lasitskene, la rusa que no sabe si podrá ir a Tokio. Yaroslava ha marcado 2,02 este invierno.

Jakob Ingebrigtsen

Noruego, de 19 años. Tiene similitudes con Duplantis, pero en mediofondista (acredita 3:31.06 en 1.500). Su padre y entrenador, Gjert, le sometía a duras sesiones con diez años y le hizo un seguimiento fisiológico. Fue campeón europeo de 1.500 y 5.000 en 2018, aunque en 2019 se le atragantó el duelo con los africanos en los Mundiales. Se prepara con sus hermanos, Henrik y Filip.

Sydney McLaughlin

De New Jersey, tiene 20 años. Registró 52.23 en 400 vallas y el récord universal sería suyo de no haber irrumpido en 2019 Dalilah Muha­mmad, neoyorquina de 30, que también le arrebató el oro mundial en Doha con nuevo tope (52.16).

Chris Coleman

La bala de Atlanta no asistió a tres test antidopaje en 2019. Fue absuelto y, a sus 23 años, debe limpiar su imagen y dar continuidad a esa explosiva salida que le otorgó la plusmarca de 60 (6.34). En la final de 100 de Doha venció con 9.76 y se convirtió en el sexto más rápido tras Gatlin, Powell, Gay, Blake y Bolt.