WWE

Drew McIntyre y Charlotte Flair mandan en Royal Rumble y ponen rumbo a WrestleMania 36

Drew McIntyre y Charlotte Flair ganaron las batallas reales de Royal Rumble 2020 y se aseguran una oportunidad titular en WrestleMania. Fue noche de campeones.

Crónica del WWE Royal Rumble 2020.

Drew McIntyre provocó el cambio de ánimo en los 42.715 aficionados que llenaron el Minute Maid Park de Houston (Texas, Estados Unidos) y presenciaban la batalla real masculina del Royal Rumble. Salió el puesto 16 y con la ayuda de Ricochet, que había entrado justo antes, eliminó a Brock Lesnar. Fue el momento en el que acabó con el tedio. La ‘Bestia’ fue el primero y había eliminado a 13 rivales de manera consecutiva. Hacía falta un héroe y él cumplió. Después fue McIntyre quien puso el rodillo… pero ya no había tiempo para el runrún. El show estaba lanzado y la gran sorpresa de la noche estaba en el puesto 21. ¡Edge estaba de vuelta! Los rumores eran ciertos y el canadiense, de 46 años, regresó a la acción tras nueve años retirado.Fue uno de los grandes atractivos de la noche y fue el penúltimo en ser eliminado. Antes también había regresado MVP, pero fue con más pena que gloria, ya que le duró a Lesnar unos segundos. Edge cumplió, lo hizo bien y deja buenas impresiones para una continuidad.

Además de esos nombres, la batalla real tuvo otros. Rollins apareció con AOP (Akam y Rezar) y Buddy Murphy para causar el caos. Lo logró, pero cuando se quedó solo fue apabullado. El nuevo Seth calculó mal. El otro nombre propio fue el de Roman Reings. Abrió el Main Event, para cerrar cuentas pendientes, en un duelo muy duro ante King Corbin, al que ganó al hacer una lanza sobre el banquillo de los Astros (equipo que juega de local en el estadio del show). Después aguantó hasta el final, eliminó a Edge… pero cuando le tocó el mano a mano con McIntyre acusó el cansancio. El escocés llevaba tiempo reclamando una gran oportunidad y aquí la tiene. Mostró firmeza cuando tuvo que hacerlo, supo sufrir y para rematar eliminó a Lesnar, campeón de la WWE, quizá su elección en WreslteMania 36 (5 de abril) ya esté elegida. Habrá que esperar, de momento, Drew ya tiene su billete para Tampa.

El mismo, pero en la batalla real femenina, lo obtuvo Charlotte Flair. La ‘Reina’ era la gran favorita para la victoria final, y cumplió con su papel, aunque no fue la única que brilló. De hecho, su triunfo se cimentó en tener fortuna y pericia a la hora de jugar con la eliminación. Más de media docena de veces Flair se salvó in extremis de ser eliminada, la más destacada cuando cayó del ring saliendo entre la segunda y tercera cuerda. No quedó fuera y tuvo unos minutos para recuperar. Salió en la posición 17, un buen número que amortizó. Supo ser lista y se quitó de en medio a dos de las luchadoras más destacadas Beth Phoenix, quien mostró un gran nivel, y Shayna Baszler, que eliminó a siete rivales seguidas con su salida. Sin duda fue una reafirmación de su poderío, ya que también fue la encargada de eliminar a la wreslter que marcó el ritmo de inicio: Bianca Belair. Estuvo 33 minutos y 21 segundos en liza, y la única que logró eliminarla fue Charlotte. Suerte, inteligencia y calidad, esas fueron las cualidades que dieron a Flair el billete a Tampa.

Becky Lynch derrotó a Asuka en su defensa más difícil

Becky Lynch envía a Asuka contra la lona en su combate en Royal Rumble 2020.

En la disputa de los cinturones de la noche hubo gran emoción. La mejor lucha fue la que enfrentó a Becky Lynch y Asuka por el Campeonato de Raw. La irlandesa tuvo la defensa más difícil en casi un año de reinado. Asuka había sido la bestia negra de Becky y casi sigue en ese papel. La aspirante logró llevar a la campeona al límite. Hubo varias ocasiones que estuvo muy cerca de perder, de hecho, el árbitro casi para el combate tras una tremenda patada en la cabeza, pero Lynch suplicó que no lo hiciese y eso cambió todo. Ahí sacó fuerzas de flaqueza y con ambas en el alambre sobresalió la raza de campeona. Becky aplicó una patada a Asuka justo cuando la japonesa la iba a rociar con el líquido verde que lleva semanas siendo la clave. Todo le cayó encima y Lynch la finalizó con una desarmadora. Lo celebró la irlandesa casi sin fuerza, normal tras el despliegue que mostró. Es una gran campeona y volvió a demostrarlo. No hay bestia negra que pueda con ella.

También parece indestructible Bray ‘The Fiend’ Wyatt, quien ha encontrado su talón de Aquiles en Daniel Bryan, pero de momento el aspirante no se puede considerar kryptonita. Bryan sufrió un gran castigo con la correa que estipulaba su combate. Demostró que quiere volver a ser campeón a toda costa y resistió. Cuando peor parecía que estaba reaccionó, metió en serios problemas a Wyatt y le castigó de todos los modos posibles. En varias ocasiones la cuenta se quedó muy cerca de llegar al final… pero nunca llegó. Hubo un momento en el que Bryan sacó todo su arsenal, era su momento y The Fiend le sorprendió levantándose con gran facilidad y finalizando todo con una ‘Garra Mandibular’. Incontestable. Fue una noche de campeones, ya que Bayley mostró sus mejores virtudes para retener el cinturón de SmackDown ante Lacey Evans. Candados, ritmo lento y una victoria que la reafirma. También sigue subiendo Andrade, que derrotó a Humberto Carrillo en un duelo que enganchó al público en el kickoff. Los dos sacaron lo mejor de su repertorio y en esta ocasión, Andrade no necesitó de la ayuda de Zelina Vega para seguir siendo campeón de los Estados Unidos. Esta vez su velocidad e inteligencia le valió para con un paquetito lograr el triunfo. Además, Sheamus regresó a la acción tras su lesión con un buen triunfo frente a Shorty G.

Bray 'The Fiend' Wyatt golpea con una correa a Daniel Bryan durante su combate en WWE Royal Rumble 2020.

Así vivimos en AS el WWE Royal Rumble 2020