Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Monbus Obradoiro OBR

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Valencia Basket VAL

-

Movistar Estudiantes EST

-

Premier League
Liga Holandesa
Feyenoord Feyenoord FEY

-

PSV PSV PSV

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ajax Ajax AA

-

Heracles Heracles HCL

-

Utrecht Utrecht UTR

-

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

UFC

Hardy, ante la lupa de la UFC

Greg Hardy pelea este sábado en Moscú contra Aleksander Volkov. El exjugador de la NFL ha sido criticado por varios luchadores del peso pesado.

Previa del Alexander Volkov vs Greg Hardy: UFC Moscú.
Getty Images

Greg Hardy siempre es examinado. El estadounidense, de 31 años, jugó en la NFL (Carolina Panthers y Dallas Cowboys), pero en 2016, tras quedarse sin equipo, decidió su paso al MMA. Primero inició una carrera amateur para adaptarse al deporte. Obviamente es mediático, y la UFC no dejó pasar la oportunidad, por ello le ofreció debutar como profesional en el Contender Series. Poco a poco ha ido creciendo, pero el ser un exNFL hace que siempre se le mire con lupa. En la empresa están contentos con él y el 18 de octubre le pusieron su primer gran rival. A ese pleito se presentó con un récord de 5-1. Todas sus victorias habían llegado por KO en el primer asalto, pero Ben Sosoli le frenó.

Pese a ello, logró la victoria. La polémica llegó después, cuando Hardy utilizó un inhalador (algo prohibido) en el descanso antes del último asalto. El pleito quedó anulado y pasó a ser 'No Contest'. Sus haters pidieron sanción y él se defendió. "Estaba en el octágono, mi entrenador y yo preguntamos a la Comisión si podría usar mi inhalador. Dijeron que sí, entonces lo tomé. Todavía soy un chico nuevo en este deporte e hice lo que hago en cada situación: pedí permiso", se excusó. La UFC aceptó la explicación y fuera de quitarle esa victoria no le castigó más.

En mitad de la polémica, que siguió durante semanas, la UFC se quedó sin Junior Dos Santos, quien por una infección no podría pelear este sábado en el UFC Moscú. Alexander Volkov se quedaba sin rival y el combate estelar también se ponía en interrogantes. En ese momento, Hardy recogió el guante. "La UFC siempre me ha apoyado. Ellos han apostado por mí, me dejaron entrar a su casa. Ahora necesitan un reemplazo. Estoy seguro que voy a noquear a ese tipo", apuntó el estadounidense, quien no dudó en viajar a Rusia a pelear contra un ruso. Será su pelea más complicada.

"Quiero que Greg Hardy saque su trasero de la UFC. Han puesto sus ojos sobre él, así que no creo que pueda traer otra vez un inhalador para ayudarlo", apuntó en la previa Derrick Lewis. También se ha quejado Francis Ngannou, y es que si antes tenía focos ahora tiene una gran lupa sobre su cabeza. Nadie se perderá detalle en su gran examen. Por si fuese poca la indignación con él, al aceptar la pelea con poco tiempo, la UFC le permitió que el pleito fuese a tres asaltos y no a cinco, llegando incluso a dejarlo de coestelar (el nuevo estelar es el Zabit Magomedsharipov vs Calvin Kattar). Más madera para los críticos. Fuera de todo eso, nunca se ha enfrentado aun peleador tan completo como Volkov, que llega como gran favorito. El ex de la NFL está ante el momento perfecto para que muestre lo que tiene. El ruso viene ser noqueado por Lewis, pero antes tenía una racha de seis triunfos. Dos pegadores con una única necesidad: ganar.