UFC

Whittaker 'reinicia' la historia

Robert Whittaker se enfrenta este sábado al campeón interino del peso medio, Israel Adesanya. Dos veces se le ha caído una defensa en Australia.

Así llega Robert Whittaker al UFC 243.
UFC

La mala suerte se ha cebado con Robert Whittaker. El neozelandés es la gran referencia de las MMA en Oceanía, y dentro de ese continente, Australia es un país que interesa mucho a la UFC. Por ello, el objetivo de ambos durante los últimos años ha sido que Whittaker tuviese una defensa, con baño de masas, en un gran PPV. Lo han programado tres veces. La primera fue baja por una varicela y la segunda acabó siendo operado de urgencia por una obstrucción intestinal a la misma hora que tenía que estar peleando. Este sábado han situado la tercera. Será en el Marvel Stadium de Melbourne y le espera quizá el choque más atractivo de los tres previsto. The Reaper, campeón del peso medio, se enfrentará al campeón interino, Israel Adesanya. 

La última vez que Whittaker se metió en el octágono fue en el UFC 225 (junio de 2018). Ha pasado mucho tiempo, pero es que en febrero tuvo un grave contratiempo. Si hubiese resistido el dolor y hubiese peleado el desenlace habría sido fatal. Hay muchas ganas de ver en acción al neozelandés, y es que el peleador de Auckland es el más completo de la actualidad, pero debe ratificarlo ante el luchador más en forma. Y es que Adesanya tomó el testigo de Whittaker en Melbourne en febrero y aplastó a Anderson Silva. Lo mismo hizo dos meses más tarde con Gastelum (rival inicial del campeón). Las apuestas están igualadas, y no es para menos. Se trata de uno de los mejores duelos que se pueden ver en la actualidad.

Las dudas sobre Whittaker están en su desempeño. ¿Notará la inactividad? Y sobre todo, sufrió una operación grave, ¿le pasará factura? La preparación ha sido diferente y su entrenador de jiu jitsu, Alex Prates, ha avisado y ha tirado por su pupilo. Podremos ver una nueva versión por el estilo de Adesanya. "Quizá se vea a Robert usar un estilo que le convenga más, pero en realidad nunca necesitó el jiu jitsu, siempre ha estado cómodo. Con Yoel Romero, por ejemplo, hubiese sido estúpido tratar de derribarlo. Pero Robert tiene una gran lucha y un gran momento. Sinceramente, creo que Robert es mejor que George St-Pierre. Y quizá lo veamos en esta pelea", avisó su entrenador. Whittaker 'reinicia' su sueño. Australia y un gran PPV le esperan por tercera vez.