BOXEO

Davis, la "gallina de los huevos de oro" vuelve a Baltimore

Gervonta Davis defiende este sábado el WBA del superpluma ante Ricardo Nuñez. El estadouidense no pelea en su ciudad natal desde hace 6 años.

Previa del Gervonta Davis vs Ricardo Núñez: WBA del peso superpluma.
Mayweather Promotions

Gervonta Davis (21-0, 20 KO) es un boxeador extraordinario. Su juventud (24 años) y talento hacen que sea un boxeador para tener en cuenta en los próximos años. El púgil de Baltimore está bajo el paraguas de Floyd Mayweather, algo muy importante para crecer. Tenía todo en su mano, pero varios problemas extradeportivos frenaron su progresión. Perdió el IBF del superpluma en la báscula, entre otros, pero eso es agua pasada. Regresó en febrero con la intención de pasar de página en su carrera. Noqueó a Hugo Ruiz en el primer asalto y después pidió un gran combate. No llegó, pero no quiere perder comba y este sábado volverá a la tarima.

El fin de semana elegido le ha eclipsado un poco. El UFC 240 y la unificación entre Ramírez y Hooker le ha quitado un poco de foco, además, se enfrenta a Ricardo Núñez (21-2, 19 KO), otro pegador, pero que no parece que pueda ponerle en aprietos. Pese a ello, Davis vende muy bien sus pleitos y como buen aprendiz de Mayweather sabe dejar frases para la posteridad. Antes del pleito lo ha vuelto a demostrar. "Me gusta ser la gallina de los huevos de oro del superpluma. Creo que es un gran riesgo para mis rivales, pero es un gran día de dinero cuando peleas conmigo. Por eso me llaman. Es mucho riesgo pelear conmigo, pero es una gran recompensa", apuntó.

Eso puede pensar Ricardo Núñez, quien, eso sí, llega confiado. "No le tengo miedo. Lo respeto, pero he hecho la mejor preparación de su carrera, es en su ciudad natal y no quiero que los jueces trabajen", reveló en diversos medios panameños. Hace bien en tener esa actitud, pero lo que parece, a menos que logre sorprender, es que es el invitado en la fiesta de Davis. 'Tank', como es apodado, boxea por segunda vez en su carrera en Baltimore. La primera vez fue hace más de seis años. Desde entonces su fama ha crecido mucho y los suyos quieren disfrutar con su boxeo exquisito. Es un personaje de la ciudad, tanto que en la previa recibió la llave de la ciudad (en la fotografía). Sobre el ring, se mueve bien, es rápido y pega con gran contundencia. Tiene todo para maravillar y eso quiere hacer. Sus paisanos le esperan, en juego está "ser la gallina de los huevos de oro", también en grandes carteles.