Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa

MONTAÑISMO

Los hermanos Pou participan en el rescate de dos montañeros fallecidos en Perú

Los montañistas vitorianos participan en las labores de rescate de dos montañeros argentinos que fallecieron mientras realizaban la ascensión al nevado Caraz.

Los hermanos Pou, en una imagen de archivo.

Los hermanos Pou participaron en el rescate de dos montañeros argentinos que fallecieron cuando escalaban el nevado Caraz (6.025 metros) en Perú, en la cordillera de Los Andes.

Los vitorianos informaron a través de las redes sociales que tras culminar una pared virgen de 700 metros junto al murciano Manu Ponce en el Cerro Tornillo, conocieron la fatal noticia de la desaparición de Ian Schwer, de 30 años, y Juampi Cano, de 23, dos alpinistas con los que habían compartido techo los días previos.

"Hemos compartido casa, charla, cervezas, estiramientos, flexiones...todos estos días...parece mentira tener que recibir estas noticias. DEP", señalaron los hermanos a través de su cuenta oficial de Twitter.

Eneko e Iker Pou acompañaron al dispositivo de rescate voluntario que partió desde Huaraz (Perú) con la intención de recuperar los cuerpos.

Finalmente, con la ayuda de 40 personas de diferentes países entre las que se encontraban seis profesionales de la Policía, según los montañeros vascos, consiguieron encontrar a los dos fallecidos para "acercarlos a sus seres queridos".

"Nos dejamos la piel durante un montón de horas para sacar los cuerpos de Ian y Juampi. Eran unos chicos increíbles y no tenemos ninguna duda de que ellos habrían hecho lo mismo por nosotros", explicaron.

Tras esta fatal interrupción en su nueva aventura, los hermanos Pou continúan con éxito su objetivo de abrir nuevas vías como la que lograron días antes en la cara norte del Cerro Tornillo, una montaña de 4.900 metros de altura, enclavada en la cara sureste de la Cordillera Blanca.

Después de la aproximación al pie de la pared, decidieron acometer la escalada en estilo alpino y con el material justo para intentar hacer la apertura de la vía en una sola jornada, un reto que lograron tras seis horas de subida ininterrumpida.