MUAY THAI

Carlos Coello cumple su sueño: peleará en el Ramón de Carranza

El gaditano, triple campeón mundial de muay thai, disputará el Mundial WBC del peso pluma en el estadio del Cádiz. Será el 1 de agosto ante el francés Daren Rolland.

Carlos Coello buscará el Mundial WBC en el Ramón de Carranza.

Carlos Coello cumplirá su sueño. El gaditano, de 29 años y triple campeón mundial de muay thai, es una celebridad en su tierra y desde hacía varios meses venía manifestando mayor deseo: poder disputar un combate en el Ramón de Carranza. Su buena sintonía con el Cádiz C.F., que le invitó en varias ocasiones ha realizar el saque de honor, y su cada vez mayor importancia entre los cadistas le han permitido que ese sueño sea una realidad el 1 de agosto.

Tras ganar por KO hace dos semanas en Tailandia, donde reside, al local Kompayak Sor Anuchá, Coello ya se dispone a preparar esa fecha. No defenderá ninguno de los tres títulos que posee (WKN, ISKA y WMF), irá por un cuarto. Será uno de los más prestigiosos, el regulado por el Consejo Mundial de Boxeo (en su versión de muay thai). El gaditano se enfrentará al prometedor francés Daren Rolland, campeón Internacional del organismo (sólo ha perdido cinco veces como profesional) y al que le llega la oportunidad tras la renuncia del campeón, Petchdam Kaiyanghadao. Al español, por su parte, la llamada por este título le ha tardado más en llegar. En 2016 logró el mismo cinturón que ahora posee su rival, pero al perder en su primera defensa en Japón, cayó del TOP10.

Ahora, tras ser monarca por otras organizaciones ha regresado a esos puestos de honor (requisito necesario para disputar ese título). Con la disputa de este campeonato se hará historia, ya que nunca antes un título mundial WBC de muay thai se había disputado en España. La velada en el Carranza, organizada por Cádiz Fight Night y llamada "CFN 2: el templo cadista", contará también con un importante título intermedio WBC (Internacional). La española Desiree Rovira, residente en Tailandia, se enfrentará a la italiana Beatrice Marcialis.