Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Twente Twente TWE

-

Heracles Heracles HCL

-

PATINAJE ARTÍSTICO

Javi Fernández: “Ayudaré para que otros no tengan que irse fuera de España”

El patinador visitó As tras decir adiós con un séptimo oro europeo. Le gustaría tener "escuela" en el equipo español y quiere llevar su show a Japón "con un toque de flamenco".

Una ovación al entrar y muchas fotos... Javi Fernández llegó a la redacción de As para decir “hasta luego”. Deja el patinaje de competición a los 27 años y lo hace en la cima, con el flamante oro europeo del sábado en Minsk, el séptimo de su vida. Lo ganó con apenas 20 días de entrenamiento específico. “La gente me decía si estaba seguro y yo confiaba. Las sesiones iban bien, me salían los saltos, es como si tiras 20 faltas por la escuadra, el día del partido posiblemente también entre... Y entró”, explica Superjavi, el deportista que hizo parecer sencillo lo imposible.

Javi explica con la misma naturalidad su arma secreta antes de la competición, en ese momento en el que los patinadores se desmoronan entre nervios, el de Cuatro Vientos se transforma en Superjavi: “Me latía fuerte el corazón, pero cuando sonaba la música me olvidaba de todo. Sólo me centraba en patinar”. Una especie de satori que destrozó al ruso Kolyada en Minsk.

"La gente me decía si estaba seguro de ir al Europeo y yo confiaba"

Ademas de a las siete coronas continentales, ese estado casi místico, traducido en facilidad técnica sobre el hielo de superdotado, le ha llevado a un bronce olímpico y dos oros mundiales (2015 y 2016), en los que batió doblemente al japonés Yuzuru Hanyu, su compañero de entrenamientos y campeón olímpico en 2014 y 2018, que ha protagonizado duelos épicos con el madrileño. “En mis batallas con Yuzu ha habido una evolución del patinaje y ha sido gracias a esa lucha, porque el resto tampoco quería desengancharse de ese nivel”, explica Fernández, que compartió tensas sesiones de entrenamiento con el japonés en el grupo de Brian Orser en Canadá.

Canadá

El de Cuatro Vientos cuenta su carrera como si fuera fácil. “Si me tenía que comer una pizza, una hamburguesa o un helado, nunca me lo he quitado”, relata este chaval, que con 17 años hizo las maletas sin saber inglés rumbo a Estados Unidos para entrenar con el ruso Morozov. “Un tiempo duro, pero aprendí”, dice Javi, que vagó por edificios soviéticos en Rusia o Ucrania. Después fue a Canadá en 2011, con Orser. “Allí me recibieron genial en el Cricket Club. Pusieron una bandera de España junto a la de Estados Unidos, Japón y Canadá... Brian Orser y Tracy Wilson se han portado de maravilla”. A As también vino su madre Enriqueta, que ha sufrido tener a su hijo en la distancia: “Hemos pasado lo nuestro, pero me lo guardo para mí. Eso sí, mi hijo habría sido bueno en cualquier cosa. Estoy segura”.

Y efectivamente, ahora tras su “hasta luego”, tiene nuevos proyectos que ya brillan. “No volveré a competir, pero sí que seguiré patinando. Quiero continuar con los campus por toda España y con mi espectáculo”. Se refiere a Revolution on Ice, el show de hielo creado bajo su firma, que ha supuesto un revulsivo en España con 60.000 personas en seis actuaciones. “Es impresionante el calor que sientes de la gente y es otra manera de promoción del deporte”.

"Mis batallas con Hanyu han avanzado el patinaje"

Ahora quiere llevar su creación también fuera: “La idea es montarlo en Japón, con una mezcla de gastronomía y espectáculo flamenco, con cantaores, bailaoras...”. Contará con Antonio Najarro, mucho tiempo director del Ballet Nacional, “muy influyente” en el país nipón, donde Superjavi es un ídolo al que admiran cuando pasea por allí. Pronto irá, porque le llueven ofertas para actuar en espectáculos japoneses. Para las exhibiciones no hay edad: “Hay patinadores que se retiran y siguen durante 20 años en shows. Es como un Circo del Sol, algo de luces, nuevas técnicas, sentimiento...”.

También tiene planeado “en un futuro” ser entrenador. “Espero ayudar para que otros patinadores no tengan que irse fuera de España como tuve que hacer yo. Me gustaría tener mi escuela, que fuera parte del equipo español, y que haya una pista en la que pueda enseñar cada día”. Hace análisis de situación. “En España ahora van a más las dos parejas de danza (Sara Hurtado-Kirill Khalyavin y Adriá Díaz-Olivia Smart) y la pareja de libre (Laura Barquero-Aritz Maestu). Hay niños y niñas con talento, pero van a necesitar más ayudas”

Futuro

La Federación tiene previsto un CAR de hielo, pero está proyectado en Esplugas (Barcelona) y Javier, tras haber vivido más de diez años fuera de casa, no tiene planes de trasladarse fuera de Madrid, de momento. Al prodigio le toca mirar hacia adelante: “Antes me centraba en entrenar, competir... ahora es el momento de reuniones, proyectos, ideas...”. Un genio que, con su personalidad, hizo lo imposible: colocarse en lo más alto del patinaje mundial y ser... Superjavi.

Muy amigo de Carolina

“Lydia Valentín, Sandra Sánchez, Carolina Marín, yo... Dimos un subidón y creamos un momento muy bonito para el deporte español”, cuenta Javi, que fue compañero de Carolina Marín en la Residencia Blume. “Le he mandado un mensaje, seguro que se recuperará”, relata Fernández.