Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

UFC

McGregor y Khabib, sancionados por los incidentes del UFC 229

El ruso se llevó el castigo mayor: medio millón de dólares y nueve meses de inhabilitación. Por su parte, McGregor, recibió 50.000 dólares y seis meses sin competir.

Han tenido que pasar casi cuatro meses para que la UFC haya podido cerrar uno de los capítulos más bochornosos de su historia. Tras el UFC 229 (6 de octubre de 2019) Khabib Nurmagomedov saltó la jaula y fue a atacar a la esquina de Conor McGregor, que acababa de perder por sumisión. Además, parte del equipo del ruso se introdujo en el octágono para agredir al irlandés, que estaba en el suelo recuperando el aliento. Los hechos alcanzaron fama mundial y avergonzaron a la compañía, pero Dana White aseguró que no sancionaría a ninguno. Dejaba todo en manos de la Comisión Atlética de Nevada, quien tras dos retrasos este martes ha dictado sentencia.

Khabib y McGregor evitaron ir a declarar, como estaba previsto, tras un pacto a última hora. Fueron cinco personas las que analizando las acciones tomaron una decisión. El ruso fue castigado con medio millón de dólares y nueve meses de inhabilitación, un tiempo que se reducirá, a seis meses, si realiza una campaña anti-bullying. En cualquiera de los dos casos, la suspensión se realiza con carácter retroactivo desde la fecha del UFC 229. En cuanto a la multa económica, Khabib no tendrá que pagarla, ya que la Comisión tenía retenido un millón de dólares de su bolsa (cobró dos), por lo sólo le entregaría el otro medio millón.

Por su parte, los dos miembros de su equipo que saltaron la jaula para agredir a McGregor (Abubakar Nurmagomedov y Zubaira Thukhugov) fueron castigados con un año de suspensión y 25.000 dólares (cantidad que pagará Khabib, según confirmó el periodista de ESPN Ariel Helwani). Mientras, la Comisión fue más benévola con Conor McGregor, quien recibió de 50.000 dólares de multa y seis meses de inhabiltación (también con carácter retroactivo). Es decir, el irlandés podría volver a pelear a partir del mes de abril. La misma fecha que Khabib si decide hacer la campañana anti bullying requerida, aunque diferentes fuentes desde Estados Unidos apuntan a que el ruso no volvería a la acción hasta que finalice el castigo a sus dos compañeros, es decir, en octubre de 2019. Además de castigar, la Comisión quiso avisar a los luchadores: sancionará (económicamente y con tiempo sin competir) conductas y palabras inapropiadas en las conferencias de prensa.

Nevada concede a Jon Jones la licencia para una pelea

Anthony Marnell, presidente de la Comisión de Nevada, y Jon Jones antes de la comisión.

Tras las sanciones a Khabib y McGregor, que fueron de rápida decisión, la Comisión Atlética de Nevada recibió a Jon Jones, quien estaba allí en busca de la licencia que le permitiese pelear en ese estado. Para ello, el campeón del semipesado, llevó como testigos a Daniel Eichner, director del laboratorio de de la AMA en Salt Lake City y Matt Fedrouk, director de ciencia de la USADA. Ambos mantuvieron la inocencia del luchador (que volvió a dar positivo el día antes de pelear, pero no ha sido sancionado ni lo será) tras dar positivo en un control realizado en su campo de entrenamiento y que obligó a cambiar el evento a California.

Tras una larga comisión, superó las tres horas y tuvo varios recesos breves, la Comisión de Nevada concedió la licencia a Jon Jones para que pelee en su Estado, aunque de manera provisional. Jones tendrá el permiso para disputar su combate en el UFC 235 (2 de marzo) ante Anthony Smith. Nevada cree que los restos de turinabol que todavía se han encontrado en el organismo del luchador pueden deberse a restos de su positivo anterior (UFC 214).

Por ello, le da la cautelar, pero Jones se compromete a pasar dos controles mensuales (realizados por la USADA, que informará de inmediato del resultado y tendrá que pagar él) para mantener un control sobre cómo evoluciona la sustancia en su organismo. Ese seguimiento se extenderá durante un año. "Necesitamos ese tiempo para seguir la evolución", aseguró Anthony Marnell, presidente de la Comisión. Si en algún momento el campeón se niega a realizar esos test nunca podrá volver a pelear en Nevada.