Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

BALONMANO

Victoria cómoda para España y 200 partidos de Viran Morros

Viran Morros

El pivote barcelonés, desde este año en el PSG, fue homenajeado en Palencia, donde los Hispanos tumbaron a Arabia en el primer partido del triangular de preparación para el Mundial.

Viran Morros fue el protagonista de un España-Arabia sin historia: el disputado este jueves en Palencia con victoria para los Hispanos por 42-25. Porque el pivote barcelonés, que para esta temporada ha cambiado el Barça por el PSG tras siete en el equipo catalán, cumplía 200 partidos con la Selección. 

Una extensa trayectoria, a sus 32 años, en la que se ha hecho con un oro en los Juegos Mediterráneos (2005), un bronce (2011) y un oro (2013) mundiales, y otro bronce (2014) y una plata (2016) europeas antes del primer oro continental de los Hispanos, conquistado el pasado enero en Croacia. En esos éxitos Morros, que debutó en 2003 en un amistosos ante el combinado nacional júnior, ha contribuido con 161 goles, pero sobre todo ha sido clave como pareja de Gedeón Guardiola en el centro del engranaje defensivo español. 

Arabia le duró a España unos veinte minutos, los que tardó en demarrar con un parcial de 16-9, apoyada en los tantos de Ferran Solé (cinco en la primera parte) y Ángel Fernández (cuatro), en la inteligencia de Entrerríos y en las paradas de Corrales. Los saudíes dejaron destellos individuales dentro de su estilo, algo anárquico, en el que intenta poner orden el esloveno Boris Denic, que como seleccionador condujo a su país a su mejor clasificación histórica en un Mundial, cuartos en el de 2013, y en éste tiene la tarea de llevar a los "Hijos del Desierto" lo más lejos posible en el complicado Grupo C. El resultado final, 42-25, tras una segunda parte en la que Arabia no desconectó del partido pero aún así se alejó aún más en el marcador, refleja la abismal distancia que separa a las dos selecciones. 

España juega hoy (20:00) el segundo partido del triangular de preparación para el Mundial ante Polonia, un equipo de más entidad (llegó a ser plata mundial en 2013), que sin embargo no se ha clasificado para la cita que organizan conjuntamente Alemania y Dinamarca. El domingo, a la misma hora, el cierre ante Bielorrusia. Y, desde el día 11, la hora de la verdad. 

Ribera: "No hay equipo A y B"

El seleccionador español masculino absoluto de balonmano, Jordi Ribera, se mostró "satisfecho" tras el partido frente a Arabia Saudí por la "colaboración e implicación de todos los jugadores" en el mismo: "Es esencial que todos los jugadoras puedan participar del juego y aportar. No hay un equipo A y un equipo B; aquí todo el mundo sabe cuál es su papel", declaró Ribera. El seleccionador también destacó el "buen nivel de ataque" que tuvo el equipo, "especialmente en la primera parte". En defensa, la 5:1 "obligaba a una mayor movilidad", mientras que la 6:0 permitió "robar muchos más balones". En cualquier caso, reconoció que en la última fase del partido, el combinado nacional "se ha relajado un poco, sobre todo en el trabajo defensivo".