RYDER CUP

Sergio y Cabrera igualan con Spieth y Reed; Europa recorta

La pareja española remontó cuatro golpes a la dupla americana para acabar en empate el foursome. Europa ganó dos partidos. El marcador está 6,5-5,5
0

Sergio y Cabrera igualan con Spieth y Reed; Europa recorta
Andrew Redington AFP

La segunda tanda de foursomes de esta Ryder de Hazeltine (Chaska, Minnesota) tuvo un rendimiento muy productivo para Europa (dos victorias y un empate), que está a sólo un punto de Estados Unidos. El marcador: 6,5-5,5. Esas 0,5 décimas de cada equipo son las que se repartieron la pareja española Sergio García-Cabrera Bello y la dupla galáctica americana formada por Jordan Spieth y Patrick Reed. Fue un partidazo.

Las dos estrellas del PGA Tour salieron ‘on fire’ con tres birdies seguidos, liderados por el juego corto de Spieth, posiblemente el mejor putt del mundo cuando está fino. Llegaron cuatro arriba al hoyo 11 y parecía que el partido se había convertido en un trámite para los de EE UU. Pero en el 13 salió la magia Ryder de Sergio y el talento match-play de Cabrera Bello, el novato que se porta como si jugara esta competición cada semana. Y se pusieron a remontar, intimidando a dos animales de competición como Reed y Spieth y al público americano. Grancanario y castellonense dieron una lección de tee a green, con el putt… hasta el punto de ganar cuatro hoyos de cinco. En el 18, americanos y españoles llegaban en igualdad de condiciones. Le tocó sufrir a Reed, que salvó el tipo en el green y arañó el medio punto. "Vimos una ventana pequeñísima y entramos", resumía Sergio. 

La pareja española ha sumado 1,5 puntos en la Ryder (ganaron el fourball a Holmes-Moore), aunque, sin embargo, no volverá a verse. Darren Clarke, de manera discutible, decidió no alinear a Rafa en los fourballs finales y puso a Sergio junto a Martin Kaymer. García tiene ya 22 puntos en sus ocho Ryders disputadas. Está a sólo 0,5 puntos de Seve Ballesteros para ser el mejor español de la historia de esta competición.  

McIlroy-Pieters, una gran pareja.

Uno de los inventos que han funcionado a Darren Clarke es el dúo que forman Rory McIlroy y Thomas Pieters. Norirlandés y belga son veinteañeros, pegadores sólidos y en estado de gracia en los últimos tiempos. Con esa fórmula ganaron su fourball y demostraron que también funcionan en foursome con la apabullante victoria que impusieron a Fowler y Mickelson: 4 y 2. Había sido el primer punto de la mañana para Europa. Un triunfo contundente. Estos sí repetirán en fourball.

El segundo tanto de Europa fue peleado y muy valioso para Europa. Lo consiguieron Justin Rose y Chris Wood, dos gentleman ingleses, que aguantaron los envites de los correosos Jimmy Walker y Zach Johnson hasta que en el hoyo 18 terminaron con el suplicio. Ganaron uno arriba.

La honra de Estados Unidos la volvieron a salvar Brooks Koepka y Brandt Snedeker, una pareja de perfil bajo, pero que lleva dos victorias de dos. Con 3 y 2 tumbaron a Stenson y Fitzpatrick. La base es el juego sólido de Koepka y el putt finísimo de Snedeker. Con 6,5-5,5. Llega la tarde fourballs en la que Davis Love III pondrá a jugar por cuarta vez a la pareja Spieth-Reed (se miden por tercera vez con Stenson-Rose). Sin embargo, no estarán Sergio García y Cabrera Bello